Cuentos De Fortunas(幸运故事)

Cuentos De Fortunas

Palabra clave

행운담 ( 幸运故事 , Haengundam )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Mindam

Autor KimDaesook(金大琡)

“Haengundam” se refiere a los cuentos que narran historias de personajes desafortunados que, por casualidad, adquieren buena fortuna. Los cuentos de la fortuna tienen una larga tradición tanto oral como escrita, y algunos ejemplos incluyen los cuentos de “pila de piedras, pila de arroz”, “regla dorada”, “tres piezas de cuerda de paja”, “hombre que se convierte en pariente de Bak Mun-su”, “pestañas de tigre” y “sello real recuperado”. Los protagonistas son los hombres jóvenes, pobres y/o desfavorecidos, pero no desean o plantean ningún plan para cambiar su propio destino, mientras siempre están rodeados por personajes antagónicos, incluyendo un amigo rico, profesor, noble o personaje folclórico, Bak Mun-su.

Los cuentos de la fortuna, pueden resumirse como narrativas de un protagonista desafortunado, pero que un día visitado por buena fortuna mediante una oportunidad proporcionada, a menudo, por un transeúnte o un amigo. Por ejemplo, había una vez un estudiante que siempre iba a la escuela local con el estómago vacío, así que su amigo de una familia rica escondió un objeto de valor que pertenecía a su familia e hizo que su amigo pobre lo encontrara con el fin de ayudarlo a comprar algo que comer. El cuento de “tres piezas de cuerda de paja” es la historia de un hombre perezoso una familia humilde, y su padre lo echó de la casa por su pereza. Su madre no tenía nada que dar a su hijo que debería marcharse y encontró tres piezas de una cuerda en el patio y se las dio a su hijo. Como en este relato, la fortuna siempre se encuentra fuera del hogar, lo que hace el viaje sea un motivo importante en los cuentos de la fortuna. El hecho de conocer nueva gente, en nuevos lugares, es lo que trae nuevas oportunidades en la vida. En el cuento de “pestañas de tigre”, un hombre decidió quitarse la propia vida bajo circunstancias difíciles, pero el método que eligió para suicidarse es “ser comido por un tigre”, lo que podría interpretarse como un intento de buscar algún tipo de soluciones o esperanzas. El tigre, un animal divino, quedó impresionado por el hecho de que el hombre se había acercado a él por su propia voluntad, mientras otros humanos solían huir al verlo, por tanto le dio sus pestañas mágicas.

En el cuento de “pila de piedras, pila de arroz”, el hombre pobre se dio cuenta de la avaricia de su vecino, y puso las cucharas de plata y pepitas de oro encima de la pila de piedras que se encontraba en su casa. Y cuando él visitó el gran reino, él planeó un plan con su amigo de Joseon para prender fuego en su casa en una fecha determinada. En otras palabras, la primera oportunidad dada al protagonista de un cuento de la fortuna se prolonga y se amplia, empujando al protagonista a tener mejores oportunidades y mejores mundos de la aldea a la oficina del magistrado, del campo a la ciudad, de Joseon a Gran Reino. Estas oportunidades se le presentan también con grandes obstáculos, los que el protagonista supera a través de la suerte y oportunidades, pero también mediante la ayuda de un patrón o su propia sabiduría, ingenio o esfuerzo, creando una estructura narrativa que comprende una cadena repetida “privación-resolución”. Estas resoluciones se logran por medio de diversos motivos, incluyendo el hecho de encontrar objetos perdidos, curar enfermedades, erigir estatuas, adquirir riquezas y matrimonio, como se observa en la adquisición de pila de arroz por parte del protagonista pobre; el carnicero de clase social baja que actúa como si fuera un pariente del renombrado funcionario, Bak Mun-su; el peón que llega a ser el yerno del rey; y un hombre ordinario que adquiere poderes divinos de ver la vida anterior de la gente a través de las pestañas del tigre. Los cuentos universales como el “oro de la princesa” se encuentran en todas las partes del mundo y reflejan la creencia común de que volverse rico es lo que todos los humanos desean al buscar la felicidad, y que la fortuna y felicidad se les dan por casualidad. Los cuentos de la fortuna, se basan básicamente en el humor en relación con personajes o métodos para resolver problemas, y llevan las características más exageradas y burlescas en comparación con las leyendas.

Cuentos De Fortunas

Cuentos De Fortunas
Palabra clave

행운담 ( 幸运故事 , Haengundam )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Mindam

Autor KimDaesook(金大琡)

“Haengundam” se refiere a los cuentos que narran historias de personajes desafortunados que, por casualidad, adquieren buena fortuna. Los cuentos de la fortuna tienen una larga tradición tanto oral como escrita, y algunos ejemplos incluyen los cuentos de “pila de piedras, pila de arroz”, “regla dorada”, “tres piezas de cuerda de paja”, “hombre que se convierte en pariente de Bak Mun-su”, “pestañas de tigre” y “sello real recuperado”. Los protagonistas son los hombres jóvenes, pobres y/o desfavorecidos, pero no desean o plantean ningún plan para cambiar su propio destino, mientras siempre están rodeados por personajes antagónicos, incluyendo un amigo rico, profesor, noble o personaje folclórico, Bak Mun-su.

Los cuentos de la fortuna, pueden resumirse como narrativas de un protagonista desafortunado, pero que un día visitado por buena fortuna mediante una oportunidad proporcionada, a menudo, por un transeúnte o un amigo. Por ejemplo, había una vez un estudiante que siempre iba a la escuela local con el estómago vacío, así que su amigo de una familia rica escondió un objeto de valor que pertenecía a su familia e hizo que su amigo pobre lo encontrara con el fin de ayudarlo a comprar algo que comer. El cuento de “tres piezas de cuerda de paja” es la historia de un hombre perezoso una familia humilde, y su padre lo echó de la casa por su pereza. Su madre no tenía nada que dar a su hijo que debería marcharse y encontró tres piezas de una cuerda en el patio y se las dio a su hijo. Como en este relato, la fortuna siempre se encuentra fuera del hogar, lo que hace el viaje sea un motivo importante en los cuentos de la fortuna. El hecho de conocer nueva gente, en nuevos lugares, es lo que trae nuevas oportunidades en la vida. En el cuento de “pestañas de tigre”, un hombre decidió quitarse la propia vida bajo circunstancias difíciles, pero el método que eligió para suicidarse es “ser comido por un tigre”, lo que podría interpretarse como un intento de buscar algún tipo de soluciones o esperanzas. El tigre, un animal divino, quedó impresionado por el hecho de que el hombre se había acercado a él por su propia voluntad, mientras otros humanos solían huir al verlo, por tanto le dio sus pestañas mágicas.

En el cuento de “pila de piedras, pila de arroz”, el hombre pobre se dio cuenta de la avaricia de su vecino, y puso las cucharas de plata y pepitas de oro encima de la pila de piedras que se encontraba en su casa. Y cuando él visitó el gran reino, él planeó un plan con su amigo de Joseon para prender fuego en su casa en una fecha determinada. En otras palabras, la primera oportunidad dada al protagonista de un cuento de la fortuna se prolonga y se amplia, empujando al protagonista a tener mejores oportunidades y mejores mundos de la aldea a la oficina del magistrado, del campo a la ciudad, de Joseon a Gran Reino. Estas oportunidades se le presentan también con grandes obstáculos, los que el protagonista supera a través de la suerte y oportunidades, pero también mediante la ayuda de un patrón o su propia sabiduría, ingenio o esfuerzo, creando una estructura narrativa que comprende una cadena repetida “privación-resolución”. Estas resoluciones se logran por medio de diversos motivos, incluyendo el hecho de encontrar objetos perdidos, curar enfermedades, erigir estatuas, adquirir riquezas y matrimonio, como se observa en la adquisición de pila de arroz por parte del protagonista pobre; el carnicero de clase social baja que actúa como si fuera un pariente del renombrado funcionario, Bak Mun-su; el peón que llega a ser el yerno del rey; y un hombre ordinario que adquiere poderes divinos de ver la vida anterior de la gente a través de las pestañas del tigre. Los cuentos universales como el “oro de la princesa” se encuentran en todas las partes del mundo y reflejan la creencia común de que volverse rico es lo que todos los humanos desean al buscar la felicidad, y que la fortuna y felicidad se les dan por casualidad. Los cuentos de la fortuna, se basan básicamente en el humor en relación con personajes o métodos para resolver problemas, y llevan las características más exageradas y burlescas en comparación con las leyendas.