Armonía Marital Como Lo Predijo Por Un Adivino(宮合)

Armonía Marital Como Lo Predijo Por Un Adivino

Palabra clave

궁합 ( 宮合 )

Ubicación de la enciclopedia

Ritos de Paso de Corea > Ritos de Paso de Corea > Hollye

Autor KimMantae(金萬泰)

Compatibilidad matrimonial basada en los doce signos animales del zodiaco o en los Cuatro Pilares del Destino conocidos como saju.

El término “gunghap” se traduce literalmente como “armonía entre dos familias”, ya que el carácter chino gung (宮) está integrado por los componentes “宀” (casa o techo) y “呂” (habitación) y el carácter hap (合) que significa “armonía”. Entonces, el gunghap significa “armonía (合) entre dos bocas (口) bajo un techo (宀)”. Este término se refiere no solo a la “unión social entre dos familias diferentes”, sino también la “unión sexual ente dos individuos”. Entonces, la unión social entre dos familias a través del matrimonio se llama geotgunghap; y la unión sexual entre dos individuos, sokgunghap.

Hay un relato en cuanto al gunghap que se ha transmitido de generación en generación e como lo siguiente.

Érase una vez, un vendedor ambulante vivía una vida pobre sin hijos. Desesperado, él fue a un pozo para quitarse la vida. Al llegar al pozo, el espíritu del dios de la montaña, Sansillyeong apareció y le dio un par de lentes mágicos. Él vendedor volvió a su casa y se puso los lentes. A través de estos lentes maravillosos, él se vio a sí mismo como un gallo; y a su esposa, como una perra. Entonces, el hombre se dio cuenta de que eso era la razón de la pobreza y la infertilidad. Ese mismo día por la noche, otro vendedor ambulante y su esposa visitaron la casa del hombre. Cuando él miró a esa pareja mediante los lentes mágicos, lo que vio era un perro y una gallina. El hombre contó a la pareja visitante lo que le había pasado. Desde entonces, ellos intercambiaron parejas, y todos vivieron felices con muchos bienes e hijos.

En Corea, se cree que los Cuatro Pilares del Destino llamado saju determinan el destino de una persona, lo que dio origen a la formación de la costumbre de intercambiar los saju del novio y la novia, antes de la boda. El matrimonio de un hombre y una mujer se puede empezar, solamente cuando el gunghap de ello resulta positivo. Después del compromiso matrimonial, la familia del novio envía una sajudanja a la familia de la novia. Hay una creencia que la pareja no puede reunirse tras la muerte sin la sajudanja, por lo que la mujer debe guardarla en un armario hasta la muerte y llevarla en el suelo, cuando ella muere y se entierra.

A diferencia de otros tipos del gunghap que abordan solamente los signos animales del zodiaco, el gunghap que se lee por los saju, tiene en cuenta varios factores de la pareja, incluyendo la fecha y hora de nacimiento, los principios cosmológicos –el Yin, el Yang y los Cinco Elementos- y las relaciones familiares. Hasta la fecha, los coreanos practican la costumbre de enviar el sajudanja antes de la boda. En el pasado, las parejas podían cancelar su compromiso matrimonial, dependiendo del resultado del gunghap, porque toda la gente creía el gunghap con total certeza. Hoy en día, los coreanos siguen practicando el gunghap, a pesar de lo cual el resultado del gunghap no afecta a la relación de pareja, como lo era antes.

Armonía Marital Como Lo Predijo Por Un Adivino

Armonía Marital Como Lo Predijo Por Un Adivino
Palabra clave

궁합 ( 宮合 )

Ubicación de la enciclopedia

Ritos de Paso de Corea > Ritos de Paso de Corea > Hollye

Autor KimMantae(金萬泰)

Compatibilidad matrimonial basada en los doce signos animales del zodiaco o en los Cuatro Pilares del Destino conocidos como saju.

El término “gunghap” se traduce literalmente como “armonía entre dos familias”, ya que el carácter chino gung (宮) está integrado por los componentes “宀” (casa o techo) y “呂” (habitación) y el carácter hap (合) que significa “armonía”. Entonces, el gunghap significa “armonía (合) entre dos bocas (口) bajo un techo (宀)”. Este término se refiere no solo a la “unión social entre dos familias diferentes”, sino también la “unión sexual ente dos individuos”. Entonces, la unión social entre dos familias a través del matrimonio se llama geotgunghap; y la unión sexual entre dos individuos, sokgunghap.

Hay un relato en cuanto al gunghap que se ha transmitido de generación en generación e como lo siguiente.

Érase una vez, un vendedor ambulante vivía una vida pobre sin hijos. Desesperado, él fue a un pozo para quitarse la vida. Al llegar al pozo, el espíritu del dios de la montaña, Sansillyeong apareció y le dio un par de lentes mágicos. Él vendedor volvió a su casa y se puso los lentes. A través de estos lentes maravillosos, él se vio a sí mismo como un gallo; y a su esposa, como una perra. Entonces, el hombre se dio cuenta de que eso era la razón de la pobreza y la infertilidad. Ese mismo día por la noche, otro vendedor ambulante y su esposa visitaron la casa del hombre. Cuando él miró a esa pareja mediante los lentes mágicos, lo que vio era un perro y una gallina. El hombre contó a la pareja visitante lo que le había pasado. Desde entonces, ellos intercambiaron parejas, y todos vivieron felices con muchos bienes e hijos.

En Corea, se cree que los Cuatro Pilares del Destino llamado saju determinan el destino de una persona, lo que dio origen a la formación de la costumbre de intercambiar los saju del novio y la novia, antes de la boda. El matrimonio de un hombre y una mujer se puede empezar, solamente cuando el gunghap de ello resulta positivo. Después del compromiso matrimonial, la familia del novio envía una sajudanja a la familia de la novia. Hay una creencia que la pareja no puede reunirse tras la muerte sin la sajudanja, por lo que la mujer debe guardarla en un armario hasta la muerte y llevarla en el suelo, cuando ella muere y se entierra.

A diferencia de otros tipos del gunghap que abordan solamente los signos animales del zodiaco, el gunghap que se lee por los saju, tiene en cuenta varios factores de la pareja, incluyendo la fecha y hora de nacimiento, los principios cosmológicos –el Yin, el Yang y los Cinco Elementos- y las relaciones familiares. Hasta la fecha, los coreanos practican la costumbre de enviar el sajudanja antes de la boda. En el pasado, las parejas podían cancelar su compromiso matrimonial, dependiendo del resultado del gunghap, porque toda la gente creía el gunghap con total certeza. Hoy en día, los coreanos siguen practicando el gunghap, a pesar de lo cual el resultado del gunghap no afecta a la relación de pareja, como lo era antes.