Esposo Convierte A Esposa En Nuera Complaciente

Esposo Convierte A Esposa En Nuera Complaciente

Palabra clave

불효부를 효부로 만든 남편 ( Husband Turns Wife Into Dutiful Daughter-in-Law )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Mindam

Autor KimDaesook(金大琡)

Esta narrativa cuenta la historia de un hombre que utiliza su ingenio para transformar a su esposa que es irrespetuosa con sus suegros en una nuera piadosa.

Esta narrativa puede categorizarse en dos tipos: el primer tipo puede resumirse como “engordar al suegro para venderlo”. Había un esposo y una esposa que vivían con el padre viudo del esposo. El esposo se dio cuenta de que su esposa trataba mal a su padre, y el padre se quejaba contra su nuera, así que su relación iba empeorándose día a día, y toda la familia estaba en declive. Un día, el esposo dijo a su esposa: “He visto a un hombre en el mercado hoy, quien quería vender a su padre después de haberlo engordado a un buen precio”, añadiendo “Vamos a cebar a mi padre y venderlo”. Su esposa se sintió tentada de la idea y estuvo de acuerdo con su esposo. Desde entonces, ella empezó a cuidar bien a su suegro, sirviéndole castañas, batatas, carne y gachas de frijoles en cada comida y mantenía su ropa en perfecto estado. Como la nuera comenzó a tratar a su suegro de una manera diferente, el humor del suegro también cambió, y él barría el patio y cuidaba a sus nietos voluntariamente mientras su nuera estaba trabajando en el campo, además de eso, él se levantaba antes que nadie para limpiar el fogón de la cocina. Pasó un año, en la fecha prevista, la víspera del Año Nuevo Lunar, el esposo empezó a hablar de vender a su padre. Pero la esposa se lo negó diciendo que su vida era mucho más fácil teniéndolo a su alrededor y sería muy difícil manejar todos los quehaceres domésticos sin contar con su suegro. El segundo tipo presenta a una nuera que trataba mal a su suegra. Su esposo que se dio cuenta de eso y le mintió a ella diciéndole que los mayores podrían morir en un mes si ellos comían castañas, gachas de frijoles y vino de arroz cada día. Sintiendo la tentación de la sugerencia del esposo, la esposa servía a su suegra la buena comida cada día, lo que hizo a su suegra sana y contenta. La suegra alabó la labor de su nuera a todos los aldeanos, estableciendo la reputación de ella como una nuera bondadosa y piadosa, lo que cambió la actitud de la nuera fundamentalmente. Esta narrativa ofrece una dramatización total de la dinámica familiar centrándose en el cuidado de padres envejecidos desde los puntos de vista de todas las partes involucradas. Desde la antigüedad, el trabajo más difícil y penoso para una nuera ha sido cuidar a su suegro viudo, lo que se refleja en las expresiones idiomáticas: “¿Preferirías cuidar a tu suegro viudo o arrastrarte sobre la pared?”, “¿Preferirías cuidar a tu suegro viudo o enhebrar cuentas de tras mal (1mal = 18 litros) de abalorios?”. Las circunstancias descritas en el relato muestran que mientras la piedad filial es un deber del hijo en relación con su padre, la persona responsable de practicar tal virtud es la nuera, destacando la importancia de determinar los roles apropiados de cada miembro de la familia.

Esposo Convierte A Esposa En Nuera Complaciente

Esposo Convierte A Esposa En Nuera Complaciente
Palabra clave

불효부를 효부로 만든 남편 ( Husband Turns Wife Into Dutiful Daughter-in-Law )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Mindam

Autor KimDaesook(金大琡)

Esta narrativa cuenta la historia de un hombre que utiliza su ingenio para transformar a su esposa que es irrespetuosa con sus suegros en una nuera piadosa.

Esta narrativa puede categorizarse en dos tipos: el primer tipo puede resumirse como “engordar al suegro para venderlo”. Había un esposo y una esposa que vivían con el padre viudo del esposo. El esposo se dio cuenta de que su esposa trataba mal a su padre, y el padre se quejaba contra su nuera, así que su relación iba empeorándose día a día, y toda la familia estaba en declive. Un día, el esposo dijo a su esposa: “He visto a un hombre en el mercado hoy, quien quería vender a su padre después de haberlo engordado a un buen precio”, añadiendo “Vamos a cebar a mi padre y venderlo”. Su esposa se sintió tentada de la idea y estuvo de acuerdo con su esposo. Desde entonces, ella empezó a cuidar bien a su suegro, sirviéndole castañas, batatas, carne y gachas de frijoles en cada comida y mantenía su ropa en perfecto estado. Como la nuera comenzó a tratar a su suegro de una manera diferente, el humor del suegro también cambió, y él barría el patio y cuidaba a sus nietos voluntariamente mientras su nuera estaba trabajando en el campo, además de eso, él se levantaba antes que nadie para limpiar el fogón de la cocina. Pasó un año, en la fecha prevista, la víspera del Año Nuevo Lunar, el esposo empezó a hablar de vender a su padre. Pero la esposa se lo negó diciendo que su vida era mucho más fácil teniéndolo a su alrededor y sería muy difícil manejar todos los quehaceres domésticos sin contar con su suegro. El segundo tipo presenta a una nuera que trataba mal a su suegra. Su esposo que se dio cuenta de eso y le mintió a ella diciéndole que los mayores podrían morir en un mes si ellos comían castañas, gachas de frijoles y vino de arroz cada día. Sintiendo la tentación de la sugerencia del esposo, la esposa servía a su suegra la buena comida cada día, lo que hizo a su suegra sana y contenta. La suegra alabó la labor de su nuera a todos los aldeanos, estableciendo la reputación de ella como una nuera bondadosa y piadosa, lo que cambió la actitud de la nuera fundamentalmente. Esta narrativa ofrece una dramatización total de la dinámica familiar centrándose en el cuidado de padres envejecidos desde los puntos de vista de todas las partes involucradas. Desde la antigüedad, el trabajo más difícil y penoso para una nuera ha sido cuidar a su suegro viudo, lo que se refleja en las expresiones idiomáticas: “¿Preferirías cuidar a tu suegro viudo o arrastrarte sobre la pared?”, “¿Preferirías cuidar a tu suegro viudo o enhebrar cuentas de tras mal (1mal = 18 litros) de abalorios?”. Las circunstancias descritas en el relato muestran que mientras la piedad filial es un deber del hijo en relación con su padre, la persona responsable de practicar tal virtud es la nuera, destacando la importancia de determinar los roles apropiados de cada miembro de la familia.