Interpretación De Sueño De Bagre

Interpretación De Sueño De Bagre

Palabra clave

메기 꿈의 해몽 ( Interpreting the Catfish’s Dream )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Mindam

Autor ChoSunyoung(曺善映)

Este cuento narra el origen de la apariencia del bagre y el hipogloso, como resultado de una pelea entre estos dos peces sobre el sueño del bagre.

El bagre que tenía noventa y nueve años tuvo un sueño muy raro en el que “él fue elevado al cien como si él hubiera tenido el oro y plata en su boca; como si hubiera caminado equilibrándose sobre una cuerda, y luego, él vagó por aquí y por allá, perdido como si hubiera llevado un sombrero del rey en la cabeza; como si hubiera sido atacado por la espada de relámpago; y como si hubiera subido al trono y entrado a la Puerta de Namdaemun; y como si se hubiera escapado a través de una esclusa”. El bagre no pudo entender el significado del sueño, así que fue a ver al hipogloso. Al escucharlo, el hipogloso dijo al bagre que el sueño significaba que el bagre ascendería al cielo como un dragón, lo que le dejó muy satisfecho, por tanto el bagre celebró un festín invitando a todos los peces. El camarón, que era uno de los invitados dijo que el sueño predijo que un anzuelo se clavaría en la boquita del bagre, y él sería consumido por los humanos.

Eso lo puso enojado, tanto que fue directamente al hipogloso y lo golpeó mucho, por lo cual el hipogloso tuvo sus ojos y boca pegados en un lado de la cara. El hipogloso respondió aplastando la boca del bagre con su cuerpo, por lo que se formaron los rasgos del rostro del bagre que tiene hoy en día. El camarón dio un paso atrás y observó toda la escena, pero él se rió tan fuerte, que se rompió la espalda. En algunas variaciones de este relato, el pez que tuvo el sueño es una anchoa de tres mil años de edad que vivía en el mar este. La anchoa también puso se enojó con otros invitados, uno de los cuales era platija, que fue golpeada en los ojos, así que sus ojos se salieron a la derecha, y otro era palometa cuya boquita se trasformó en corta y embotada. El calamar, mirando todo esto con sus propios ojos, escondió sus ojos entre sus tentáculos con miedo, por tanto el calamar terminó teniendo la apariencia actual. El pez gobio quedó horrorizado por lo que vio, que el corazón de él todavía late tan rápido. El sable que solía entrometerse en los asuntos ajenos llegó al lugar muy tarde, y tras haber sido empujado por otros peces, tuvo su cuerpo fue transformado en plano y largo. El bagre (o anchoa) que tuvo un sueño de ascender al cielo como un dragón puede ser un sueño imposible, además, si uno no se da cuenta de que tal sueño es imposible y excesivo, eso podrá provocar una gran infelicidad. Este cuento destaca que aquellos que alimenten los sueños sin posibilidad de realizarlos deberán ser cautelosos, y que ellos deberán ser tolerados ni alentados. La transformación fea del hipogloso es una forma de castigo, y los otros invitados que pasaron por transformaciones similares significan que ellos son responsables de tolerar el halago del hipogloso hacia el bagre.

Interpretación De Sueño De Bagre

Interpretación De Sueño De Bagre
Palabra clave

메기 꿈의 해몽 ( Interpreting the Catfish’s Dream )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Mindam

Autor ChoSunyoung(曺善映)

Este cuento narra el origen de la apariencia del bagre y el hipogloso, como resultado de una pelea entre estos dos peces sobre el sueño del bagre.

El bagre que tenía noventa y nueve años tuvo un sueño muy raro en el que “él fue elevado al cien como si él hubiera tenido el oro y plata en su boca; como si hubiera caminado equilibrándose sobre una cuerda, y luego, él vagó por aquí y por allá, perdido como si hubiera llevado un sombrero del rey en la cabeza; como si hubiera sido atacado por la espada de relámpago; y como si hubiera subido al trono y entrado a la Puerta de Namdaemun; y como si se hubiera escapado a través de una esclusa”. El bagre no pudo entender el significado del sueño, así que fue a ver al hipogloso. Al escucharlo, el hipogloso dijo al bagre que el sueño significaba que el bagre ascendería al cielo como un dragón, lo que le dejó muy satisfecho, por tanto el bagre celebró un festín invitando a todos los peces. El camarón, que era uno de los invitados dijo que el sueño predijo que un anzuelo se clavaría en la boquita del bagre, y él sería consumido por los humanos.

Eso lo puso enojado, tanto que fue directamente al hipogloso y lo golpeó mucho, por lo cual el hipogloso tuvo sus ojos y boca pegados en un lado de la cara. El hipogloso respondió aplastando la boca del bagre con su cuerpo, por lo que se formaron los rasgos del rostro del bagre que tiene hoy en día. El camarón dio un paso atrás y observó toda la escena, pero él se rió tan fuerte, que se rompió la espalda. En algunas variaciones de este relato, el pez que tuvo el sueño es una anchoa de tres mil años de edad que vivía en el mar este. La anchoa también puso se enojó con otros invitados, uno de los cuales era platija, que fue golpeada en los ojos, así que sus ojos se salieron a la derecha, y otro era palometa cuya boquita se trasformó en corta y embotada. El calamar, mirando todo esto con sus propios ojos, escondió sus ojos entre sus tentáculos con miedo, por tanto el calamar terminó teniendo la apariencia actual. El pez gobio quedó horrorizado por lo que vio, que el corazón de él todavía late tan rápido. El sable que solía entrometerse en los asuntos ajenos llegó al lugar muy tarde, y tras haber sido empujado por otros peces, tuvo su cuerpo fue transformado en plano y largo. El bagre (o anchoa) que tuvo un sueño de ascender al cielo como un dragón puede ser un sueño imposible, además, si uno no se da cuenta de que tal sueño es imposible y excesivo, eso podrá provocar una gran infelicidad. Este cuento destaca que aquellos que alimenten los sueños sin posibilidad de realizarlos deberán ser cautelosos, y que ellos deberán ser tolerados ni alentados. La transformación fea del hipogloso es una forma de castigo, y los otros invitados que pasaron por transformaciones similares significan que ellos son responsables de tolerar el halago del hipogloso hacia el bagre.