Hacha De Oro, Hacha De Plata(金斧头银斧头)

Hacha De Oro, Hacha De Plata

Palabra clave

금도끼은도끼 ( 金斧头银斧头 )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Mindam

Autor KangEunhae(姜恩海)

El cuento de “Geumdokkieundokki” proclama la lección de que aquellos que son honestos y no codician los bienes ajenos tendrán su recompensa al final. La narrativa originada en la antigua Grecia se difundió como parte de las fábulas de Esopo. El relato fue introducido en Corea por primera vez cuando el cuento fue incluido en el libro 《Sinjeongsimsangsohak》, publicado en 1896. El cuento empezó a considerarse como un cuento popular coreano tras haber incluirse en los libros de texto escolares a principios de la era moderna coreana.

A un leñador se le cayó su hacha en el estanque mientras estaba cortando madera en la montaña. Él echó a llorar junto al estanque. En ese momento, el dios de la montaña llamado Sansin apareció y le preguntó qué le había pasado. Tras escuchar lo que había ocurrido, Sansin trajo un hacha de oro y un hacha de plata; y le preguntó cuál era suya. El leñador le respondió sinceramente diciendo que ninguna de las dos era suya, y su hacha era de acero. El dios de la montaña quedó impresionado con su honestidad, por tanto le dio ambas hachas.

Un hombre codicioso, quien oyó esta historia, fue al estanque y tiró su hacha al agua, lo cual le hizo experimentar solamente problemas. La fábula respecto al hombre honesto que se recompensa y otro codicioso que se castiga es un cuento aleccionador contra la avaricia humana que no conoce límites.

Hacha De Oro, Hacha De Plata

Hacha De Oro, Hacha De Plata
Palabra clave

금도끼은도끼 ( 金斧头银斧头 )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Mindam

Autor KangEunhae(姜恩海)

El cuento de “Geumdokkieundokki” proclama la lección de que aquellos que son honestos y no codician los bienes ajenos tendrán su recompensa al final. La narrativa originada en la antigua Grecia se difundió como parte de las fábulas de Esopo. El relato fue introducido en Corea por primera vez cuando el cuento fue incluido en el libro 《Sinjeongsimsangsohak》, publicado en 1896. El cuento empezó a considerarse como un cuento popular coreano tras haber incluirse en los libros de texto escolares a principios de la era moderna coreana.

A un leñador se le cayó su hacha en el estanque mientras estaba cortando madera en la montaña. Él echó a llorar junto al estanque. En ese momento, el dios de la montaña llamado Sansin apareció y le preguntó qué le había pasado. Tras escuchar lo que había ocurrido, Sansin trajo un hacha de oro y un hacha de plata; y le preguntó cuál era suya. El leñador le respondió sinceramente diciendo que ninguna de las dos era suya, y su hacha era de acero. El dios de la montaña quedó impresionado con su honestidad, por tanto le dio ambas hachas.

Un hombre codicioso, quien oyó esta historia, fue al estanque y tiró su hacha al agua, lo cual le hizo experimentar solamente problemas. La fábula respecto al hombre honesto que se recompensa y otro codicioso que se castiga es un cuento aleccionador contra la avaricia humana que no conoce límites.