Erudito Divino En Forma De Serpiente(蟒蛇通通新书生)

Erudito Divino En Forma De Serpiente

Palabra clave

구렁덩덩신선비 ( 蟒蛇通通新书生 , Gureongdeongdeongsinseonbi )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Mindam

Autor SeoDaeseok(徐大錫)

El cuento “Gureongdeongdeongsinseonbi” es una narrativa popular extendida ampliamente de un erudito divino que tenía la apariencia de una serpiente, y su separación y reencuentro con su esposa.

Hace mucho tiempo, vivía un anciano y su esposa anciana que se quedó embarazada y dio a luz a una serpiente masculina. La esposa llevó a la serpiente al patio y la guardó junto a la chimenea debajo de un sobrero cónico de bambú. La pareja tenía un vecino rico que tenía tres hijas, que oyó la noticia de la serpiente y visitó a la pareja para verla y le dijo que era muy desagradable. Sin embargo, la tercera hija del vecino dijo que la esposa vieja había dio a luz a “gureongdeongdeongsinseonbi”, que significaba “erudito divino de serpiente”. Cuando la serpiente lo oyó, él dijo a su madre que le propondría matrimonio a las hijas del vecino rico. Su madre lo dudó, pero la serpiente la amenazó diciendo que si ella no le proponía matrimonio a las hijas del vecino, él volvería al interior de su útero llevando el fuego en una mano y una espada en la otra. Entonces la madre no tuvo otra opción más que proponer matrimonio para su hijo a las hijas del vecino, y las primeras dos hijas se lo negaron, pero la tercera hija contestó que ella haría lo que sus padres le dijeran, y la boda fue determinada. Tras la ceremonia de su boda, en la noche de bodas, la serpiente le pidió a su esposa que preparara una jarra de salsa de soja (o aceite), una jarra de harina y una jarra de agua. La serpiente entró primero en la jarra de salsa de soja, y se arrastró hacia la jarra de harina, después de lo cual él se lavó su cuerpo en la jara de agua. Y después de desprenderse la piel, él se transformó en un hombre lindo cuyo cuerpo era hermoso llevando el aura de un ermitaño taoísta.

Las otras dos hermanas vinieron y vieron que su hermana vivía con un erudito apuesto, lo cual las puso celosas. Un día, el erudito divino, Sinseonbi pidió a su esposa cuidar bien su piel y fue a Seúl para hacer un examen estatal. Pero las dos hermanas de la esposa lo visitaron, y mientras la esposa estaba durmiendo, sacaron la piel de Sinseonbi y la quemaron en un brasero. A pesar de que Sinseonbi estaba en Seúl, él se dio cuenta de que su piel había sido quemada y desapareció. La esposa fue a buscar a su marido que había regresado a casa. En el camino, ella se encontró con un cuervo, un jabalí, una mujer que lavaba la ropa y un agricultor que araba el campo haciendo todo lo que ellos querían que ella hiciera para saber el paradero de su marido. Al final ella supo dónde estaba Sinseonbi. Al llegar a la casa de él, la esposa decidió pasar la noche debajo de la terraza de madera de la casa. Esa noche, los rayos de la luna brillaron sobre el cuerpo de la esposa, y Sinseonbi vio la luna desde el ático donde él estaba leyendo y cantando acerca de lo mucho que extrañaba a su esposa. La esposa escuchó la canción y le contestó, y ellos se reunieron, pero Sinseonbi le dijo a ella que él tenía una nueva esposa, y como un erudito no podía vivir con dos mujeres, él propuso una competencia entre las dos esposas suyas con el fin de determinar quién era más competente para desempeñar la correspondiente labor, la que incluía cortar madera, recoger agua y quitar pestañas de un tigre. Su primera esposa llevó a cabo todas las tareas, pero su nueva esposa no las pudo cumplir, y Sinseonbi abandonó a su nueva esposa y se reunió con su primera esposa y vivía feliz con ella.

La narrativa comprende muchos elementos fantásticos que parecen irrealistas e irracionales, los que pueden entenderse cuando la serpiente se ve como una deidad en un mito, en cuyo caso de dar a luz a una serpiente significa la deificación de la serpiente; el matrimonio entre la serpiente y la hija del vecino rico se considera el encuentro entre una deidad y un sacerdote; la quema de la piel implica la denegación del dios serpiente; y la desaparición de Sinseonbi y el viaje de su esposa para buscarlo pueden interpretarse como una representación lingüística del ritual llamado sinmajigut, en que un dios desaparecido es bien recibido en enclaustrarse otra vez. Basada en esta interpretación, la amenaza de la serpiente a su madre puede leerse como una amenaza con transformar la tierra en infértil, si el dios serpiente no recibe el culto de adoración, y el consentimiento del vecino rico antes de casar a su hija con la serpiente se interpreta como una decisión inevitable para mantener la productividad de su tierra con la ayuda de la deidad serpiente. Y la metamorfosis de la serpiente a un erudito divino en la noche de su boda puede considerarse como el paso del culto a un dios animal al culto a los dioses personificados tras la introducción de la agricultura.

Al mismo tiempo, el cuento ofrece una dramatización fascinante del amor de una pareja nupcial puesto a prueba y cómo ellos superan y se reúnen, haciendo hincapié en la importancia de la paciencia y sabiduría de la mujer para mantener la unidad familiar y la comunidad.

Erudito Divino En Forma De Serpiente

Erudito Divino En Forma De Serpiente
Palabra clave

구렁덩덩신선비 ( 蟒蛇通通新书生 , Gureongdeongdeongsinseonbi )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Mindam

Autor SeoDaeseok(徐大錫)

El cuento “Gureongdeongdeongsinseonbi” es una narrativa popular extendida ampliamente de un erudito divino que tenía la apariencia de una serpiente, y su separación y reencuentro con su esposa.

Hace mucho tiempo, vivía un anciano y su esposa anciana que se quedó embarazada y dio a luz a una serpiente masculina. La esposa llevó a la serpiente al patio y la guardó junto a la chimenea debajo de un sobrero cónico de bambú. La pareja tenía un vecino rico que tenía tres hijas, que oyó la noticia de la serpiente y visitó a la pareja para verla y le dijo que era muy desagradable. Sin embargo, la tercera hija del vecino dijo que la esposa vieja había dio a luz a “gureongdeongdeongsinseonbi”, que significaba “erudito divino de serpiente”. Cuando la serpiente lo oyó, él dijo a su madre que le propondría matrimonio a las hijas del vecino rico. Su madre lo dudó, pero la serpiente la amenazó diciendo que si ella no le proponía matrimonio a las hijas del vecino, él volvería al interior de su útero llevando el fuego en una mano y una espada en la otra. Entonces la madre no tuvo otra opción más que proponer matrimonio para su hijo a las hijas del vecino, y las primeras dos hijas se lo negaron, pero la tercera hija contestó que ella haría lo que sus padres le dijeran, y la boda fue determinada. Tras la ceremonia de su boda, en la noche de bodas, la serpiente le pidió a su esposa que preparara una jarra de salsa de soja (o aceite), una jarra de harina y una jarra de agua. La serpiente entró primero en la jarra de salsa de soja, y se arrastró hacia la jarra de harina, después de lo cual él se lavó su cuerpo en la jara de agua. Y después de desprenderse la piel, él se transformó en un hombre lindo cuyo cuerpo era hermoso llevando el aura de un ermitaño taoísta.

Las otras dos hermanas vinieron y vieron que su hermana vivía con un erudito apuesto, lo cual las puso celosas. Un día, el erudito divino, Sinseonbi pidió a su esposa cuidar bien su piel y fue a Seúl para hacer un examen estatal. Pero las dos hermanas de la esposa lo visitaron, y mientras la esposa estaba durmiendo, sacaron la piel de Sinseonbi y la quemaron en un brasero. A pesar de que Sinseonbi estaba en Seúl, él se dio cuenta de que su piel había sido quemada y desapareció. La esposa fue a buscar a su marido que había regresado a casa. En el camino, ella se encontró con un cuervo, un jabalí, una mujer que lavaba la ropa y un agricultor que araba el campo haciendo todo lo que ellos querían que ella hiciera para saber el paradero de su marido. Al final ella supo dónde estaba Sinseonbi. Al llegar a la casa de él, la esposa decidió pasar la noche debajo de la terraza de madera de la casa. Esa noche, los rayos de la luna brillaron sobre el cuerpo de la esposa, y Sinseonbi vio la luna desde el ático donde él estaba leyendo y cantando acerca de lo mucho que extrañaba a su esposa. La esposa escuchó la canción y le contestó, y ellos se reunieron, pero Sinseonbi le dijo a ella que él tenía una nueva esposa, y como un erudito no podía vivir con dos mujeres, él propuso una competencia entre las dos esposas suyas con el fin de determinar quién era más competente para desempeñar la correspondiente labor, la que incluía cortar madera, recoger agua y quitar pestañas de un tigre. Su primera esposa llevó a cabo todas las tareas, pero su nueva esposa no las pudo cumplir, y Sinseonbi abandonó a su nueva esposa y se reunió con su primera esposa y vivía feliz con ella.

La narrativa comprende muchos elementos fantásticos que parecen irrealistas e irracionales, los que pueden entenderse cuando la serpiente se ve como una deidad en un mito, en cuyo caso de dar a luz a una serpiente significa la deificación de la serpiente; el matrimonio entre la serpiente y la hija del vecino rico se considera el encuentro entre una deidad y un sacerdote; la quema de la piel implica la denegación del dios serpiente; y la desaparición de Sinseonbi y el viaje de su esposa para buscarlo pueden interpretarse como una representación lingüística del ritual llamado sinmajigut, en que un dios desaparecido es bien recibido en enclaustrarse otra vez. Basada en esta interpretación, la amenaza de la serpiente a su madre puede leerse como una amenaza con transformar la tierra en infértil, si el dios serpiente no recibe el culto de adoración, y el consentimiento del vecino rico antes de casar a su hija con la serpiente se interpreta como una decisión inevitable para mantener la productividad de su tierra con la ayuda de la deidad serpiente. Y la metamorfosis de la serpiente a un erudito divino en la noche de su boda puede considerarse como el paso del culto a un dios animal al culto a los dioses personificados tras la introducción de la agricultura.

Al mismo tiempo, el cuento ofrece una dramatización fascinante del amor de una pareja nupcial puesto a prueba y cómo ellos superan y se reúnen, haciendo hincapié en la importancia de la paciencia y sabiduría de la mujer para mantener la unidad familiar y la comunidad.