Heo Jun(许浚)

Heo Jun

Palabra clave

허준 ( 许浚 , Heo Jun )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Jeonseol

Autor OhSegil(吳世吉)

La leyenda “Heo Jun” cuenta la historia de un renombrado médico, Heo Jun, incluyendo sus entrenamientos y habilidades extraordinarias en el campo de la medicina.

Heo Jun vivía una vida difícil tras haber perdido a sus padres poco después de que él contrajo matrimonio. Un día, su esposa sugirió que él debería montar un negocio en el mercado, dándole dinero que ella había ganado como costurera. En el tercer día en el mercado, Heo se encontró con un anciano de pelo blanco, y le pidió que lo aceptara como su discípulo. El anciano acordó enseñarle medicina a condición de que Heo prometiera seguir estudiando por diez años. Durante su octavo año, mientras el maestro estaba lejos, Heo salvó la vida de un niño en estado crítico. A su llegada, el maestro reprendió a él por haber salvado la vida del niño que había sido destinado a morir, y le ordenó marcharse. Heo Jun no tenía otra opción más que volver a su pueblo natal, donde él empezó a proveer tratamiento médico a las personas y gradualmente fue ganándose el reconocimiento como un médico sobresaliente. Un día, recibió una invitación emitida por el emperador de China, y durante su viaje hacia China, encontró a un tigre que tenía colocada una gancha para cabello en su garganta. Heo, retiró el gancho de la garganta del tigre, y a cambio de eso, recibió agujas de acupuntura, una piedra afiladora y un traje mágico que podía resucitar a los muertos. En China, cuando él quedó agobiado por sus intentos fracasados en tratar de curar a la princesa cuyo cuerpo interior se convirtió en el cuerpo de una serpiente, su antiguo maestro apareció en su sueño, y después de regañar a él por no haber cumplido una década de estudios, le dio instrucciones para curar a la princesa. El tratamiento de Heo tuvo éxito, y recibió el título de “Gun” de la corte imperial de China. A diferencia de otras leyendas acerca de hombres famosos de la medicina, incluyendo las narrativas de Yu Uitae, los cuentos de Heo Jun se centran en su viaje a China. Durante su viaje a fin de curar la enfermedad de la princesa, Heo adquirió extraños y nuevos instrumentos médicos. En algunas variaciones, Heo pierde estos instrumentos a un medico chino, a cambio de un libro con el cual él estudió para completar su monumental libro 《Donguibogam》.

Tales descripciones reflejan el entendimiento público de la práctica y filosofía médica de Heo: la noción de que Heo estableció otros criterios en la medicina coreana a través del estudio de la medicina china se dramatiza en la forma de su viaje hacia China. Las leyendas de Heo Jun comprenden dos hilos narrativos. El primero, se enfoca en sus estudios bajo la guía de su maestro cuya identidad varía desde un dios de la montaña y un ascético taoísta hasta el renombrado médico, Yu Ui-tae. Todas estas versiones comparten la misma trama, en ella, Heo deja de estudiar la medicina antes de su terminación. Sus estudios incompletos parecen relacionados con los trágicos últimos años de su vida, durante los cuales fue despedido de la oficina gubernamental y enviado al exilio, con lo que se cree que el pueblo intentaba justificar su falta de estudios. El segundo hilo narrativo destaca los logros médicos de Heo, que en este cuento, fueron los mismos fueron conseguidos no solo por sí mismo sino también por la ayuda de un patrón. Esto también se conecta con los estudios incompletos de Heo, y refleja la noción del pueblo de aquel entonces acerca de las limitaciones de la medicina.

Heo Jun

Heo Jun
Palabra clave

허준 ( 许浚 , Heo Jun )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Jeonseol

Autor OhSegil(吳世吉)

La leyenda “Heo Jun” cuenta la historia de un renombrado médico, Heo Jun, incluyendo sus entrenamientos y habilidades extraordinarias en el campo de la medicina.

Heo Jun vivía una vida difícil tras haber perdido a sus padres poco después de que él contrajo matrimonio. Un día, su esposa sugirió que él debería montar un negocio en el mercado, dándole dinero que ella había ganado como costurera. En el tercer día en el mercado, Heo se encontró con un anciano de pelo blanco, y le pidió que lo aceptara como su discípulo. El anciano acordó enseñarle medicina a condición de que Heo prometiera seguir estudiando por diez años. Durante su octavo año, mientras el maestro estaba lejos, Heo salvó la vida de un niño en estado crítico. A su llegada, el maestro reprendió a él por haber salvado la vida del niño que había sido destinado a morir, y le ordenó marcharse. Heo Jun no tenía otra opción más que volver a su pueblo natal, donde él empezó a proveer tratamiento médico a las personas y gradualmente fue ganándose el reconocimiento como un médico sobresaliente. Un día, recibió una invitación emitida por el emperador de China, y durante su viaje hacia China, encontró a un tigre que tenía colocada una gancha para cabello en su garganta. Heo, retiró el gancho de la garganta del tigre, y a cambio de eso, recibió agujas de acupuntura, una piedra afiladora y un traje mágico que podía resucitar a los muertos. En China, cuando él quedó agobiado por sus intentos fracasados en tratar de curar a la princesa cuyo cuerpo interior se convirtió en el cuerpo de una serpiente, su antiguo maestro apareció en su sueño, y después de regañar a él por no haber cumplido una década de estudios, le dio instrucciones para curar a la princesa. El tratamiento de Heo tuvo éxito, y recibió el título de “Gun” de la corte imperial de China. A diferencia de otras leyendas acerca de hombres famosos de la medicina, incluyendo las narrativas de Yu Uitae, los cuentos de Heo Jun se centran en su viaje a China. Durante su viaje a fin de curar la enfermedad de la princesa, Heo adquirió extraños y nuevos instrumentos médicos. En algunas variaciones, Heo pierde estos instrumentos a un medico chino, a cambio de un libro con el cual él estudió para completar su monumental libro 《Donguibogam》.

Tales descripciones reflejan el entendimiento público de la práctica y filosofía médica de Heo: la noción de que Heo estableció otros criterios en la medicina coreana a través del estudio de la medicina china se dramatiza en la forma de su viaje hacia China. Las leyendas de Heo Jun comprenden dos hilos narrativos. El primero, se enfoca en sus estudios bajo la guía de su maestro cuya identidad varía desde un dios de la montaña y un ascético taoísta hasta el renombrado médico, Yu Ui-tae. Todas estas versiones comparten la misma trama, en ella, Heo deja de estudiar la medicina antes de su terminación. Sus estudios incompletos parecen relacionados con los trágicos últimos años de su vida, durante los cuales fue despedido de la oficina gubernamental y enviado al exilio, con lo que se cree que el pueblo intentaba justificar su falta de estudios. El segundo hilo narrativo destaca los logros médicos de Heo, que en este cuento, fueron los mismos fueron conseguidos no solo por sí mismo sino también por la ayuda de un patrón. Esto también se conecta con los estudios incompletos de Heo, y refleja la noción del pueblo de aquel entonces acerca de las limitaciones de la medicina.