Uisang(义湘)

Uisang

Palabra clave

의상 ( 义湘 , Uisang )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Jeonseol

Autor OhDaehyuk(吳大赫)

La leyenda “Uisang” narra la historia de Uisang, un renombrado nomje de Silla. Entre las narrativas acerca de Uisang, la más conocida es la versión incluida en la Memorabilia de los Tres Reinos, 《Samgungnyusa》.

Uisang ingresó al sacerdocio budista en el templo de Hwangboksa a los veintinueve años de edad. Uisang se dirigió a China para seguir estudiando, acompañado de su amigo, monje Wonhyo, pero fue acusado de espionaje y encarcelado en Liaodong por diez días, después de lo cual tuvo que regresar a Silla. El cuarto año del reinado de la Reina Jindeok, Uisang subió a bordo de un barco con destino a la dinastía Tang. Al llegar a Yangzhou, Uisang fue invitado por el magistrado, Liu Zhiren para quedarse en la oficina gubernamental, y él pudo finalmente visitar al renombrado monje Zhiyan en el templo de Zhixiang que se encontraba en el monte de Zhongnan. Zhiyan dijo que él estaba saludando a Uisang tras haber visto en su sueño una joya que satisfacía los deseos, ésta se llamaba cintamani, y Uisang logró una comprensión profunda de la filosofía de hwaeom. En el momento en que los hombres de Silla fueron capturados como rehenes en Tang incluyendo Kim Heum-sun (o Kim In-mun) y Yang Do, ellos pidieron a Uisang informar al palacio real al regresar a Silla que el Emperador Gao Zong de Tang tenía un plan de lanzar un ataque masivo contra Silla. Tras recibir una advertencia de parte de Uisang, el palacio de Silla solicitó la ayuda del monje divino Myeongnang que protegía al reino reconstruyendo el altar y destruyendo las tropas atacantes con sus podres místicos. En 676, Uisang fundó el templo de Buseoksa, donde él ofrecía sermones del budismo mahayana y alcanzaba muchos logros divinos. Uisang creó un total de diez templos para propagar las disciplinas del Avatamsaka y educó a sus diez discípulos que se consideraban sabios, incluyendo Ojin, Jitong y Pyohun. El cuento presentado arriba es un resumen de la sección titulada “Propagación de Uisang” de la Memorabilia de los Tres Reinos, 《Samgungnyusa》 en la que también se incluye la leyenda de la fundación del templo de Buseoksa. Esta narrativa es la más antigua entre las existentes en relación con Uisang. Al dirigirse a Tang, Uisang y Wonhyo pasaron una noche en el interior de una barrera donde Wonhyo tuvo una experiencia de encuentro impactante con un fantasma, la cual le condujo a darse cuenta de que ilsim (el mismo corazón) es la única verdad y regresó a Silla. Solo, Uisang llegó a la orilla de Dengzhou, donde él se alojó en la casa de un creyente. La bella hija del creyente, Seonmo se enamoró de Uisang, pero él quedó sin aceptar el amor de ella, mientras ella decidió dedicar su vida a servir a Uisang.

Cuando llegó el momento de su despedida, Uisang fue a la casa del creyente para decirle adiós y subió a bordo el barco que zarparía hacia Silla. Mientras tanto, Seonmyo se apresuró a ir al embarcadero llevando las túnicas y otros regalos que ella había preparado para él, pero el barco ya se había ido. Entonces, ella lanzó la caja de regalos al mar y rezó para que ella pudiera transformarse en un dragón con el fin de proteger al barco de Uisang y ayudarle a propagar el budismo. Tras su oración, ella se convirtió en un dragón y ayudó a Uisang a llegar a Silla sano y salvo. Al volver a Silla, Uisang empezó a viajar por todo el país para la difusión de la doctrina de Avatamsaka, durante lo cual él fundó un templo que cumpliría sus deseos, pero el templo fue ocupado por cientos de creyentes que pertenecían a diferentes escuelas de disciplinas. Entonces, el dragón Seonmyo se transformó en una gran roca y aterrizó en el techo del templo, lo que ahuyentó a los monjes del templo.

Uisang puso los pies en el templo, donde él ofrecía sermones sobre el Sutra Avatamsaka (Sutra del Ornamento de Flores, Hwaeomgyeong) día y noche a lo largo del año, y muy pronto, el templo se llenó de creyentes. Otra leyenda relacionada con Uisang, respecto a su fe religiosa en el templo de Naksansa para ver a Bodhisattva Avalokitesvara se encuentra registrada en el capítulo titulado “Dos Santos de Naksan; Avalokitesvara; Ananyagamin; y Josin ” de la Memorabilia de los Tres Reinos 《Samgungnyusa》.

A su llegada de Tang, Uisang realiza la ablución por siete días para ver a Bodhisattva Avalokitesvara con sus propios ojos, y los siervos de Yongcheonpalbu lo guían a una cueva. Uisang eleva sus plegarias y penitencia y recibe un rosario budista de cristal, después de lo cual él realiza la ablución por otros siete días y al final, se encuentra con Avalokitesvara. Según las instrucciones dadas por Bodhisattva, Uisang construye un templo en el sitio donde se encuentra la cima de la montaña, donde hay dos árboles de bambú. Los cuentos populares de Uisang muestran el proceso en que la doctrina de Hwaeom se va relacionando con la fe de Avalokitesvara, las dos narrativas que se mezclan en la leyenda del templo de Naksansa. El desarrollo de la fe de Avalokitesvara aparece estrechamente conectado con la leyenda de Seonmyo y la fundación del templo de Buseoksa. En otras palabras, el significado del relato reside en la dramatización de la filosofía budista de Uisang utilizando las estructuras narrativas de leyendas populares, biografías de monjes y cuentos de los orígenes de los templos.

Uisang

Uisang
Palabra clave

의상 ( 义湘 , Uisang )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Jeonseol

Autor OhDaehyuk(吳大赫)

La leyenda “Uisang” narra la historia de Uisang, un renombrado nomje de Silla. Entre las narrativas acerca de Uisang, la más conocida es la versión incluida en la Memorabilia de los Tres Reinos, 《Samgungnyusa》.

Uisang ingresó al sacerdocio budista en el templo de Hwangboksa a los veintinueve años de edad. Uisang se dirigió a China para seguir estudiando, acompañado de su amigo, monje Wonhyo, pero fue acusado de espionaje y encarcelado en Liaodong por diez días, después de lo cual tuvo que regresar a Silla. El cuarto año del reinado de la Reina Jindeok, Uisang subió a bordo de un barco con destino a la dinastía Tang. Al llegar a Yangzhou, Uisang fue invitado por el magistrado, Liu Zhiren para quedarse en la oficina gubernamental, y él pudo finalmente visitar al renombrado monje Zhiyan en el templo de Zhixiang que se encontraba en el monte de Zhongnan. Zhiyan dijo que él estaba saludando a Uisang tras haber visto en su sueño una joya que satisfacía los deseos, ésta se llamaba cintamani, y Uisang logró una comprensión profunda de la filosofía de hwaeom. En el momento en que los hombres de Silla fueron capturados como rehenes en Tang incluyendo Kim Heum-sun (o Kim In-mun) y Yang Do, ellos pidieron a Uisang informar al palacio real al regresar a Silla que el Emperador Gao Zong de Tang tenía un plan de lanzar un ataque masivo contra Silla. Tras recibir una advertencia de parte de Uisang, el palacio de Silla solicitó la ayuda del monje divino Myeongnang que protegía al reino reconstruyendo el altar y destruyendo las tropas atacantes con sus podres místicos. En 676, Uisang fundó el templo de Buseoksa, donde él ofrecía sermones del budismo mahayana y alcanzaba muchos logros divinos. Uisang creó un total de diez templos para propagar las disciplinas del Avatamsaka y educó a sus diez discípulos que se consideraban sabios, incluyendo Ojin, Jitong y Pyohun. El cuento presentado arriba es un resumen de la sección titulada “Propagación de Uisang” de la Memorabilia de los Tres Reinos, 《Samgungnyusa》 en la que también se incluye la leyenda de la fundación del templo de Buseoksa. Esta narrativa es la más antigua entre las existentes en relación con Uisang. Al dirigirse a Tang, Uisang y Wonhyo pasaron una noche en el interior de una barrera donde Wonhyo tuvo una experiencia de encuentro impactante con un fantasma, la cual le condujo a darse cuenta de que ilsim (el mismo corazón) es la única verdad y regresó a Silla. Solo, Uisang llegó a la orilla de Dengzhou, donde él se alojó en la casa de un creyente. La bella hija del creyente, Seonmo se enamoró de Uisang, pero él quedó sin aceptar el amor de ella, mientras ella decidió dedicar su vida a servir a Uisang.

Cuando llegó el momento de su despedida, Uisang fue a la casa del creyente para decirle adiós y subió a bordo el barco que zarparía hacia Silla. Mientras tanto, Seonmyo se apresuró a ir al embarcadero llevando las túnicas y otros regalos que ella había preparado para él, pero el barco ya se había ido. Entonces, ella lanzó la caja de regalos al mar y rezó para que ella pudiera transformarse en un dragón con el fin de proteger al barco de Uisang y ayudarle a propagar el budismo. Tras su oración, ella se convirtió en un dragón y ayudó a Uisang a llegar a Silla sano y salvo. Al volver a Silla, Uisang empezó a viajar por todo el país para la difusión de la doctrina de Avatamsaka, durante lo cual él fundó un templo que cumpliría sus deseos, pero el templo fue ocupado por cientos de creyentes que pertenecían a diferentes escuelas de disciplinas. Entonces, el dragón Seonmyo se transformó en una gran roca y aterrizó en el techo del templo, lo que ahuyentó a los monjes del templo.

Uisang puso los pies en el templo, donde él ofrecía sermones sobre el Sutra Avatamsaka (Sutra del Ornamento de Flores, Hwaeomgyeong) día y noche a lo largo del año, y muy pronto, el templo se llenó de creyentes. Otra leyenda relacionada con Uisang, respecto a su fe religiosa en el templo de Naksansa para ver a Bodhisattva Avalokitesvara se encuentra registrada en el capítulo titulado “Dos Santos de Naksan; Avalokitesvara; Ananyagamin; y Josin ” de la Memorabilia de los Tres Reinos 《Samgungnyusa》.

A su llegada de Tang, Uisang realiza la ablución por siete días para ver a Bodhisattva Avalokitesvara con sus propios ojos, y los siervos de Yongcheonpalbu lo guían a una cueva. Uisang eleva sus plegarias y penitencia y recibe un rosario budista de cristal, después de lo cual él realiza la ablución por otros siete días y al final, se encuentra con Avalokitesvara. Según las instrucciones dadas por Bodhisattva, Uisang construye un templo en el sitio donde se encuentra la cima de la montaña, donde hay dos árboles de bambú. Los cuentos populares de Uisang muestran el proceso en que la doctrina de Hwaeom se va relacionando con la fe de Avalokitesvara, las dos narrativas que se mezclan en la leyenda del templo de Naksansa. El desarrollo de la fe de Avalokitesvara aparece estrechamente conectado con la leyenda de Seonmyo y la fundación del templo de Buseoksa. En otras palabras, el significado del relato reside en la dramatización de la filosofía budista de Uisang utilizando las estructuras narrativas de leyendas populares, biografías de monjes y cuentos de los orígenes de los templos.