Carro De La Osa Mayor(北斗七星)

Carro De La Osa Mayor

Palabra clave

북두칠성 ( 北斗七星 , Bukduchilseong )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Jeonseol

Autor ParkJongsung(朴鍾聲)

La leyenda “Bukduchilseong” cuenta la historia del origen de las siete estrellas de la constelación de la Osa Mayor.

Una viuda que llevaba una vida difícil criando a sus siete hijos solía regresar a casa en las primeras horas de la mañana. Sus siete hijos se enteraron de que su madre volvía a casa cada mañana tras haber visitado a un viudo y decidieron que ellos se harían un puente poniéndose el uno sobre el otro sobre el arroyo para que su madre cruzara cada mañana para regresar a casa. Cada vez que la viuda cruzaba el arroyo, ella rezaba que la persona responsable de la construcción de ese puente pudiera ser la deidad de las siete estrellas llamada Chilseong. La madre y el viudo empezaron a vivir juntos, y en un intento de matar a los siete hijos de la viuda, el viudo fingió estar enfermo. Un adivino dijo que él podría curarse solamente por comer los hígados de los siete hijos de la viuda, entonces los siete hermanos decidieron sacrificarse y fueron a la montaña. Pero, en la montaña, una bestia les dio los siete hígados, los que salvaron a las vidas de los hermanos, y más tarde, se convirtieron en las siete estrellas. La primera mitad de esta leyenda fue copiada de la narrativa Puente de Piedad/Impiedad Filial, y la segunda mitad de la historia es igual a una versión del mito chamánico, Chilseongpuri cuyo personaje de la segunda esposa mala se reemplaza por el personaje de padrastro. La narrativa dramatiza al proceso de los que proporcionan ayuda a los humanos necesitados se transforman en una constelación, que mantienen las virtudes que han tenido en sus vidas humanas, por tanto se confirman como una constelación que se necesita en el mundo humano. También se puede interpretar que esa tradición fue creada por las narrativas en forma oral sobre la Vía Láctea y la constelación de la Osa Mayor, fusionadas con la historia sobre los siete puentes en el arroyo; o que los rituales de petición de lluvias asociados con el culto a Chilseong se han transmitido como ritos budistas, Chilseok o ceremonias populares de invocación de la lluvia con unos rastros que han quedado en la tradición chamánica y oral. El hecho de que sin mencionar el paradero del padrastro, la narrativa subraya la transformación de los siete hijos en las siete estrellas, Chilseong, lo que conduce a la interpretación que la construcción de un puente para la madre viuda es un acto de piedad filial, mientras el mismo acto puede ser impío para su padre biológico, por lo tanto le dan al puente el nombre de Puente de Piedad/ Impiedad Filial. En el ámbito folclórico, Chilseong sirve todavía como el objeto de adoración en los rituales de petición de lluvias en el feriado budista, Chilseok, lo cual se relaciona menos con la leyenda, pero más con sus constelaciones adyacentes: en el cielo estival, las estrellas Gyeonuseong y Jiknyeoseong están diagonalmente opuestas con la Vía Láctea entre ellas, en el centro y también entre ellas, se halla situada la constelación de Sagitario; y la constelación de la Osa Mayor. En el otro lado de la Vía Láctea, se encuentran frente la constelación de la Osa Mayor, las estrellas que forman los cuernos de la constelación del Tauro. Las leyendas coreanas cuentan que la constelación de Sagitario y la constelación de la Osa Mayor se utilizaban por Gyeonu y niños para recoger el agua de la Vía Láctea, lo que se asocia con los ritos para la lluvia. Es posible especular que las narrativas de Chilseong, desarrolladas por separado se combinaron con la leyenda de Gyeonu y Juknyeo, lo que se tradujo en la formación del concepto de ritos para convocar la lluvia, y más tarde, se desarrolló con la extensión de los rituales llevados a cabo en Chilseok.

Carro De La Osa Mayor

Carro De La Osa Mayor
Palabra clave

북두칠성 ( 北斗七星 , Bukduchilseong )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Jeonseol

Autor ParkJongsung(朴鍾聲)

La leyenda “Bukduchilseong” cuenta la historia del origen de las siete estrellas de la constelación de la Osa Mayor.

Una viuda que llevaba una vida difícil criando a sus siete hijos solía regresar a casa en las primeras horas de la mañana. Sus siete hijos se enteraron de que su madre volvía a casa cada mañana tras haber visitado a un viudo y decidieron que ellos se harían un puente poniéndose el uno sobre el otro sobre el arroyo para que su madre cruzara cada mañana para regresar a casa. Cada vez que la viuda cruzaba el arroyo, ella rezaba que la persona responsable de la construcción de ese puente pudiera ser la deidad de las siete estrellas llamada Chilseong. La madre y el viudo empezaron a vivir juntos, y en un intento de matar a los siete hijos de la viuda, el viudo fingió estar enfermo. Un adivino dijo que él podría curarse solamente por comer los hígados de los siete hijos de la viuda, entonces los siete hermanos decidieron sacrificarse y fueron a la montaña. Pero, en la montaña, una bestia les dio los siete hígados, los que salvaron a las vidas de los hermanos, y más tarde, se convirtieron en las siete estrellas. La primera mitad de esta leyenda fue copiada de la narrativa Puente de Piedad/Impiedad Filial, y la segunda mitad de la historia es igual a una versión del mito chamánico, Chilseongpuri cuyo personaje de la segunda esposa mala se reemplaza por el personaje de padrastro. La narrativa dramatiza al proceso de los que proporcionan ayuda a los humanos necesitados se transforman en una constelación, que mantienen las virtudes que han tenido en sus vidas humanas, por tanto se confirman como una constelación que se necesita en el mundo humano. También se puede interpretar que esa tradición fue creada por las narrativas en forma oral sobre la Vía Láctea y la constelación de la Osa Mayor, fusionadas con la historia sobre los siete puentes en el arroyo; o que los rituales de petición de lluvias asociados con el culto a Chilseong se han transmitido como ritos budistas, Chilseok o ceremonias populares de invocación de la lluvia con unos rastros que han quedado en la tradición chamánica y oral. El hecho de que sin mencionar el paradero del padrastro, la narrativa subraya la transformación de los siete hijos en las siete estrellas, Chilseong, lo que conduce a la interpretación que la construcción de un puente para la madre viuda es un acto de piedad filial, mientras el mismo acto puede ser impío para su padre biológico, por lo tanto le dan al puente el nombre de Puente de Piedad/ Impiedad Filial. En el ámbito folclórico, Chilseong sirve todavía como el objeto de adoración en los rituales de petición de lluvias en el feriado budista, Chilseok, lo cual se relaciona menos con la leyenda, pero más con sus constelaciones adyacentes: en el cielo estival, las estrellas Gyeonuseong y Jiknyeoseong están diagonalmente opuestas con la Vía Láctea entre ellas, en el centro y también entre ellas, se halla situada la constelación de Sagitario; y la constelación de la Osa Mayor. En el otro lado de la Vía Láctea, se encuentran frente la constelación de la Osa Mayor, las estrellas que forman los cuernos de la constelación del Tauro. Las leyendas coreanas cuentan que la constelación de Sagitario y la constelación de la Osa Mayor se utilizaban por Gyeonu y niños para recoger el agua de la Vía Láctea, lo que se asocia con los ritos para la lluvia. Es posible especular que las narrativas de Chilseong, desarrolladas por separado se combinaron con la leyenda de Gyeonu y Juknyeo, lo que se tradujo en la formación del concepto de ritos para convocar la lluvia, y más tarde, se desarrolló con la extensión de los rituales llevados a cabo en Chilseok.