Boyang(宝壤)

Boyang

Palabra clave

보양 ( 宝壤 , Boyang )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Jeonseol

Autor ParkSungji(朴聖智)

La leyenda “Boyang” narra la historia de un monje del templo de Unmunseonsa a finales de Silla y a inicios de Goryeo, que ordenó al monstruo en forma de serpiente, Imugi traer la lluvia y proteger al dragón de la furia del emperador celestial, Cheonje.

Cuando el monje Boyang volvió de Chin, el Rey Dragón del Mar Oeste, Seohaeyongwang le otorgó una túnica de seda dorada y ordenó a su hijo Imok (Imugi) acompañar a Boyang. A la llegada, Boyang, en función del orden del Rey Dragón, construyó un templo llamado Jakgapsa en donde las urracas estaban picoteándolo. Al caer la noche, Boyang ordenó a Imok traer la lluvia, pero el emperador celestial intentó matar a Imok diciendo que Imok había hecho lo que estaba fuera de los límites. Boyang lo escondió debajo de la mesa, y cuando el mensajero celestial buscó a Imok, Boyang señaló con el dedo a un peral, que en caracteres chinos, es el homónimo de Imok. El mensajero celestial golpeó el peral con relámpagos antes de ascender al cielo, e Imok acarició el peral para devolverlo a la vida. Las versiones de la leyenda sobre Boyang e Imok se han transmitido en forma oral en las áreas de Miryang y los templos de Umunsa y Daebisa de Cheongdo de la provincia de Gyeongsang-do. Las varias versiones incluyen a veces otros motivos, pero la mayoría de ellas giran alrededor de un tema de “la serpiente Imugi que fracasa en convertirse en un dragón”. La versión más conocida es la de Cheongdo, sobre la serpiente, Imugi que se cree que vive en el pozo de Sirae Hobakso. Un monje se sintió sospechoso al ver a un monje superior que desaparecía cada noche, así que lo siguió al embalse Daebiji donde él se sacudió y se transformó en un dragón. Ese monstruo en forma de serpiente subió al cielo al revelarse su verdadera apariencia y golpeó la roca Eoksan, ubicada en el sur del templo, con su cola, porque la roca tenía una punta aguda. En el pozo donde el monstruo en forma de serpiente, Imugi se cree que vivía se llama Hobakso, que significa “pozo de mortero”. Según la Investigación Detallada de la Geografía del Reino Oriental 《Donggukyeojiseungnam》, poner la cabeza de un tigre en el pozo trae la lluvia, lo que significa que el pozo servía como el lugar donde los ritos de petición de lluvia tenían lugar. La versión de la leyenda, transmitida hoy en día también cuenta que la serpiente ha vivido en Hobakso, incluso después de que se reveló su verdadera identidad. Sin embargo, las leyendas relacionadas con esta narrativa se han hecho cada vez más distantes de la influencia del budismo, lo que ha cambiado al personaje de la serpiente como una criatura que no puede llegar a ser un dragón, pese a su habilidad de traer la lluvia.

Boyang

Boyang
Palabra clave

보양 ( 宝壤 , Boyang )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Jeonseol

Autor ParkSungji(朴聖智)

La leyenda “Boyang” narra la historia de un monje del templo de Unmunseonsa a finales de Silla y a inicios de Goryeo, que ordenó al monstruo en forma de serpiente, Imugi traer la lluvia y proteger al dragón de la furia del emperador celestial, Cheonje.

Cuando el monje Boyang volvió de Chin, el Rey Dragón del Mar Oeste, Seohaeyongwang le otorgó una túnica de seda dorada y ordenó a su hijo Imok (Imugi) acompañar a Boyang. A la llegada, Boyang, en función del orden del Rey Dragón, construyó un templo llamado Jakgapsa en donde las urracas estaban picoteándolo. Al caer la noche, Boyang ordenó a Imok traer la lluvia, pero el emperador celestial intentó matar a Imok diciendo que Imok había hecho lo que estaba fuera de los límites. Boyang lo escondió debajo de la mesa, y cuando el mensajero celestial buscó a Imok, Boyang señaló con el dedo a un peral, que en caracteres chinos, es el homónimo de Imok. El mensajero celestial golpeó el peral con relámpagos antes de ascender al cielo, e Imok acarició el peral para devolverlo a la vida. Las versiones de la leyenda sobre Boyang e Imok se han transmitido en forma oral en las áreas de Miryang y los templos de Umunsa y Daebisa de Cheongdo de la provincia de Gyeongsang-do. Las varias versiones incluyen a veces otros motivos, pero la mayoría de ellas giran alrededor de un tema de “la serpiente Imugi que fracasa en convertirse en un dragón”. La versión más conocida es la de Cheongdo, sobre la serpiente, Imugi que se cree que vive en el pozo de Sirae Hobakso. Un monje se sintió sospechoso al ver a un monje superior que desaparecía cada noche, así que lo siguió al embalse Daebiji donde él se sacudió y se transformó en un dragón. Ese monstruo en forma de serpiente subió al cielo al revelarse su verdadera apariencia y golpeó la roca Eoksan, ubicada en el sur del templo, con su cola, porque la roca tenía una punta aguda. En el pozo donde el monstruo en forma de serpiente, Imugi se cree que vivía se llama Hobakso, que significa “pozo de mortero”. Según la Investigación Detallada de la Geografía del Reino Oriental 《Donggukyeojiseungnam》, poner la cabeza de un tigre en el pozo trae la lluvia, lo que significa que el pozo servía como el lugar donde los ritos de petición de lluvia tenían lugar. La versión de la leyenda, transmitida hoy en día también cuenta que la serpiente ha vivido en Hobakso, incluso después de que se reveló su verdadera identidad. Sin embargo, las leyendas relacionadas con esta narrativa se han hecho cada vez más distantes de la influencia del budismo, lo que ha cambiado al personaje de la serpiente como una criatura que no puede llegar a ser un dragón, pese a su habilidad de traer la lluvia.