Flor Roja por Cien Días(百日红)

Flor Roja por Cien Días

Palabra clave

백일홍 ( 百日红 , baegilhong )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Jeonseol

Autor OhSejung(吳世晶)

La leyenda “Baegilhong” narra la historia del origen del árbol de Júpiter llamado baegilhong en coreano, que significa “rojo por cien días”, es la encarnación del espíritu de una doncella que murió esperando a un hombre que fue a matar al monstruo en forma de serpiente, Imugi. La narrativa comprende los motivos de sacrificar a los humanos, derrotar al monstruo y rescatar a una mujer por un héroe, los que también apareen en el cuento de Geotaji, incluido en la Memorabilia de los Tres Reinos 《Samgungnyusa》.

Hace mucho tiempo, en una aldea costera, había una costumbre de ofrecer una mujer como sacrificio al monstruo en forma de serpiente, Imugi que vivía en el mar. Un día, un héroe apareció y dijo que él tomaría el lugar de la mujer que estaba a punto de ser enviada al mar como sacrificio con el fin de enfrentar directamente al monstruo y lo mató. Al salir al mar, el héroe dijo a la mujer que si él tenía éxito en mataría al monstruo, él regresaría con una bandera blanca, y con una bandera roja, si él fracasaba. Cien días después, el barco del héroe regresó con una bandera roja, y pensando que él había muerto, la mujer se suicidó a puñaladas. Pero, de hecho, la bandera era blanca, pero se veía roja, teñida con la sangre del monstruo. En la tumba de la doncella, brotaban las flores rojas tan hermosas como resultado de las plegarias elevadas por ella durante cien días para pedir al cielo por el regreso del héroe. Las flores permanecieron abiertas por cien días, por tanto llegaron a llamarse baegihong. La trama de la narrativa combina varios motivos de cuentos populares, incluyendo el sacrificio de humanos, héroe que mata al monstruo, colores equivocados y transformación en flores. No hay casos en la literatura popular coreana en que muere la mujer ofrecida como sacrificio, pero esta leyenda enfatiza el amor y la devoción de la heroína, representada por las flores del árbol de Júpiter, que permanecen lozanas por mucho tiempo durante el verano, a diferencia de otras flores.

Flor Roja por Cien Días

Flor Roja por Cien Días
Palabra clave

백일홍 ( 百日红 , baegilhong )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Jeonseol

Autor OhSejung(吳世晶)

La leyenda “Baegilhong” narra la historia del origen del árbol de Júpiter llamado baegilhong en coreano, que significa “rojo por cien días”, es la encarnación del espíritu de una doncella que murió esperando a un hombre que fue a matar al monstruo en forma de serpiente, Imugi. La narrativa comprende los motivos de sacrificar a los humanos, derrotar al monstruo y rescatar a una mujer por un héroe, los que también apareen en el cuento de Geotaji, incluido en la Memorabilia de los Tres Reinos 《Samgungnyusa》.

Hace mucho tiempo, en una aldea costera, había una costumbre de ofrecer una mujer como sacrificio al monstruo en forma de serpiente, Imugi que vivía en el mar. Un día, un héroe apareció y dijo que él tomaría el lugar de la mujer que estaba a punto de ser enviada al mar como sacrificio con el fin de enfrentar directamente al monstruo y lo mató. Al salir al mar, el héroe dijo a la mujer que si él tenía éxito en mataría al monstruo, él regresaría con una bandera blanca, y con una bandera roja, si él fracasaba. Cien días después, el barco del héroe regresó con una bandera roja, y pensando que él había muerto, la mujer se suicidó a puñaladas. Pero, de hecho, la bandera era blanca, pero se veía roja, teñida con la sangre del monstruo. En la tumba de la doncella, brotaban las flores rojas tan hermosas como resultado de las plegarias elevadas por ella durante cien días para pedir al cielo por el regreso del héroe. Las flores permanecieron abiertas por cien días, por tanto llegaron a llamarse baegihong. La trama de la narrativa combina varios motivos de cuentos populares, incluyendo el sacrificio de humanos, héroe que mata al monstruo, colores equivocados y transformación en flores. No hay casos en la literatura popular coreana en que muere la mujer ofrecida como sacrificio, pero esta leyenda enfatiza el amor y la devoción de la heroína, representada por las flores del árbol de Júpiter, que permanecen lozanas por mucho tiempo durante el verano, a diferencia de otras flores.