Mito De Siete Estrellas(七星解)

Mito De Siete Estrellas

Palabra clave

칠성풀이 ( 七星解 , Chilseongpuri )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Sinhwa

Autor ParkKyungsin(朴敬伸)

“Chilseongpuri” es un mito chamánico que se ha transmitido en la provincia de Jeolla-do y la de Chungcheong-do, y narra el origen de la deidad de las siete estrellas, Chilseong, una deidad popular que se encarga de la vida y seguridad de los humanos.

En los rituales chamánicos, el mito se recita como un medio para rezar por la salud y longevidad de los niños, así como por la paz y prosperidad en la familia.

La siguiente historia es un resumen de la trama basada en una versión de la provincia de Jeollanam-do donde el mito se ha transmitido extendidamente: el Señor Chilseong del Palacio Bajo el Cielo, Cheonhagung y la Señora Maehwa del Palacio Subterráneo, Jihagung contraen matrimonio, pero viven sin niños por mucho tiempo. Ellos se deciden a rezar por un hijo y como resultado, la Señora Maehwa da a luz a siete niños varones. El Señor Chilseong se alegra mucho del parto de su esposa, que se apresura donde estáella, pero al enterarse de que los siete niños nacen a la vez, él siente disgusto y tiene miedo, por lo que él asciende al Cheonhagung. En el reino celestial, el Señor Chilseong se casa con la Señora Oknyeo estableciéndose allí. La Señora Maehwa se da cuenta de que ella ha sido abandonada de repente e intenta abandonar a sus hijos flotándolos a la deriva en el agua, pero un monje inteligente le aparece y aconseja que crie a los niños bien, ya que su existencia ha sido reconocida por el cielo. Los niños crecen sanos y empiezan a asistir al colegio del pueblo donde ellos destacan en sus estudios, pero otros niños tienen envidia del talento de los siete hermanos y les molestan por ser huérfanos de padre. Los hermanos vuelven a casa y preguntan a su madre dónde está su padre. Cuando ella les cuenta que su padre es el Señor Chilseong del Palacio Bajo el cielo, los hermanos ascienden al palacio en busca de él. Tras pasar una serie de pruebas, el Señor Chilseong acepta a los siete niños como sus hijos. El Señor Chilseong está distraído por el reencuentro con sus hijos, por lo tanto, él descuida los asuntos familiares, así que la Señora Oknyeo hace un truco para matar a los siete niños. Ella finge una enfermedad grave y le pide a Chilseong buscar a un adivino a fin de averiguar una manera de curar su enfermedad, y se disfraza a sí misma como una adivina y dice al Señor Chilseong que la enfermedad de su esposa se curaría solamente por alimentarla de los hígados de sus siete hijos. El Señor Chilseong regresa a casa y explica a sus hijos la situación llorando en desesperación. Al escuchar a su padre, los siete hijos convencieron a su padre para matarlos y llevar sus hígados para salvar a su madrastra diciendo que él y ella podrán tener otros hijos. El Señor Chilseong lleva a sus hijos a la montaña con una espada para matarlos. En este momento, una cierva aparece y le cuenta que todo esto es el engaño de la Señora de Oknyeo y sabrá lo que realmente pasa si él lleva los hígados de los siete cervatillos. La Señora Oknyeo finge comerlos y los oculta en un lugar. Al darse cuenta de todo, el Señor Chilseong y sus siete hijos matan a la Señora Oknyeo y descienden al mundo de los humanos, sin embargo, la Señora Maehwa ya se ha suicidado arrojándose al pozo por la desesperación después de haber perdido su esposo e hijos. Los siete hermanos adquieren una flor de resurrección y salvan a su madre para que ella se reunifique con su padre, tras lo cual ellos mismos se convierten en la deidad de las siete estrellas, Chilseong.

En la historia literaria de narrativas de Corea, este mito es un relato típico que se relaciona con la madrastra. Entre los cuentos asociados con la madrastra, hay dos que son más conocidos como Kongjwi Patjwi o Janghwa Hongryeon, pero el más antiguo es Munjeonbonpuri. La venganza a la Señora mala Oknyeo y la resurrección de la Señora buena Maehwa representan el tema de “castigar a los malos y recompensar a los virtuosos” que se encuentran comúnmente en la tradición de las narrativas populares en Corea.

Mito De Siete Estrellas

Mito De Siete Estrellas
Palabra clave

칠성풀이 ( 七星解 , Chilseongpuri )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Sinhwa

Autor ParkKyungsin(朴敬伸)

“Chilseongpuri” es un mito chamánico que se ha transmitido en la provincia de Jeolla-do y la de Chungcheong-do, y narra el origen de la deidad de las siete estrellas, Chilseong, una deidad popular que se encarga de la vida y seguridad de los humanos.

En los rituales chamánicos, el mito se recita como un medio para rezar por la salud y longevidad de los niños, así como por la paz y prosperidad en la familia.

La siguiente historia es un resumen de la trama basada en una versión de la provincia de Jeollanam-do donde el mito se ha transmitido extendidamente: el Señor Chilseong del Palacio Bajo el Cielo, Cheonhagung y la Señora Maehwa del Palacio Subterráneo, Jihagung contraen matrimonio, pero viven sin niños por mucho tiempo. Ellos se deciden a rezar por un hijo y como resultado, la Señora Maehwa da a luz a siete niños varones. El Señor Chilseong se alegra mucho del parto de su esposa, que se apresura donde estáella, pero al enterarse de que los siete niños nacen a la vez, él siente disgusto y tiene miedo, por lo que él asciende al Cheonhagung. En el reino celestial, el Señor Chilseong se casa con la Señora Oknyeo estableciéndose allí. La Señora Maehwa se da cuenta de que ella ha sido abandonada de repente e intenta abandonar a sus hijos flotándolos a la deriva en el agua, pero un monje inteligente le aparece y aconseja que crie a los niños bien, ya que su existencia ha sido reconocida por el cielo. Los niños crecen sanos y empiezan a asistir al colegio del pueblo donde ellos destacan en sus estudios, pero otros niños tienen envidia del talento de los siete hermanos y les molestan por ser huérfanos de padre. Los hermanos vuelven a casa y preguntan a su madre dónde está su padre. Cuando ella les cuenta que su padre es el Señor Chilseong del Palacio Bajo el cielo, los hermanos ascienden al palacio en busca de él. Tras pasar una serie de pruebas, el Señor Chilseong acepta a los siete niños como sus hijos. El Señor Chilseong está distraído por el reencuentro con sus hijos, por lo tanto, él descuida los asuntos familiares, así que la Señora Oknyeo hace un truco para matar a los siete niños. Ella finge una enfermedad grave y le pide a Chilseong buscar a un adivino a fin de averiguar una manera de curar su enfermedad, y se disfraza a sí misma como una adivina y dice al Señor Chilseong que la enfermedad de su esposa se curaría solamente por alimentarla de los hígados de sus siete hijos. El Señor Chilseong regresa a casa y explica a sus hijos la situación llorando en desesperación. Al escuchar a su padre, los siete hijos convencieron a su padre para matarlos y llevar sus hígados para salvar a su madrastra diciendo que él y ella podrán tener otros hijos. El Señor Chilseong lleva a sus hijos a la montaña con una espada para matarlos. En este momento, una cierva aparece y le cuenta que todo esto es el engaño de la Señora de Oknyeo y sabrá lo que realmente pasa si él lleva los hígados de los siete cervatillos. La Señora Oknyeo finge comerlos y los oculta en un lugar. Al darse cuenta de todo, el Señor Chilseong y sus siete hijos matan a la Señora Oknyeo y descienden al mundo de los humanos, sin embargo, la Señora Maehwa ya se ha suicidado arrojándose al pozo por la desesperación después de haber perdido su esposo e hijos. Los siete hermanos adquieren una flor de resurrección y salvan a su madre para que ella se reunifique con su padre, tras lo cual ellos mismos se convierten en la deidad de las siete estrellas, Chilseong.

En la historia literaria de narrativas de Corea, este mito es un relato típico que se relaciona con la madrastra. Entre los cuentos asociados con la madrastra, hay dos que son más conocidos como Kongjwi Patjwi o Janghwa Hongryeon, pero el más antiguo es Munjeonbonpuri. La venganza a la Señora mala Oknyeo y la resurrección de la Señora buena Maehwa representan el tema de “castigar a los malos y recompensar a los virtuosos” que se encuentran comúnmente en la tradición de las narrativas populares en Corea.