Origen De La Diosa Chamánica Ancestral, Chogong(初公本解)

Origen De La Diosa Chamánica Ancestral, Chogong

Palabra clave

초공본풀이 ( 初公本解 , Chogongbonpuri )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Sinhwa

Autor LeeSooja(李秀子)

“Chosongbonpuri” es el mito que narra el origen de la diosa chamánica ancestral, Chogong, y se recita como parte del ritual en gran escala que tiene lugar en la isla de Jeju-do.

El siguiente resumen de la narrativa comprende la primera sección que se refiere a la versión recitada por el chamán, An Sa-in y la segunda sección sobre la diosa Yujeongseungttanimagi que es de la versión de Yi Jung-chun.

Un funcionario estatal, Daegam del reino Imjeongguk bajo el cielo y la Señora, Buin del reino subterráneo Gimjinguk eran una pareja rica y envejecida, pero no tenían ningún hijo. Al escuchar al gran monje Juja de Dodan del monte Hwanggeumsan, ellos ofrecieron una gran donación al templo budista y lograron tener una hija, a la que llamaron Nogadanpungjajimengwangagissi, que significaba “hija esperada por tanto tiempo de arce otoñal”. Cuando la niña cumplió los quince años de edad, sus padres fueron llamados por el Emperador de Jade del reino celestial y ellos se marcharon allí para asumir un puesto dejando a su hija en una jaula y ordenando a una criada cuidarla bien a cambio de su documento sobre la esclavitud. La noticia de la belleza de la hija se extendió ampliamente, que los tres mil aristócratas anunciaron que ellos ofrecerían una recompensa de tres mil monedas a alguien que pudiera recibir una donación de ella. El gran monje, Juja que fue voluntario la engaño para que abriera la puerta de la jaula y recibió la donación de arroz, momento en el cual él frotó la cabeza de la hija tres veces. Cuando los padres de la niña volvieron, ellos se dieron cuenta de que su hija estaba embarazada de los tres hijos del monje e intentaron matarla, pero ellos no pudieron matar a las cinco vidas, así que ellos la expulsaron con la criada junto con una vaca negra, cargada de equipajes. La hija y su criada viajaron por numerosas montañas altas, puentes y aguas, al final ellas llegaron a la tierra de Dodan que se situaba en el monte de Hwanggeumsan donde ellas se encontraron con Juja. Tras pasar una prueba de aventar los granos de arroz, la hija dio a luz a los trillizos en la tierra de Buldo. Los tres hermanos crecieron en un entorno difícil y tomaron el examen para la selección del personal de funcionario estatal en el que ellos obtuvieron el mejor puntaje, pero fueron rechazados por ser hijos de un monje después de lo cual ellos cambiaron el resultado del examen en la prueba del tiro con arco cuyas flechas cayeron en la puerta palaciega Yeonchumun. Por otro lado, los tres mil aristócratas que habían fracasado en el examen estatal ofrecieron a la criada que si ella podía mantener fracasados en el examen a los trillizos, ella podría recibir su documento sobre la esclavitud, y ellos ataron una bolsa de dinero al cuello de Nogadanpungjajimengwangagissi y la encerraron en el Palacio de los Tres Mil Emperadores Celestiales llamado Samcheoncheonjeseokgung que se ubicaba en el submundo. La criada les dijo a los tres hermanos que su madre ya había fallecido, por lo que ellos lloraron y dijeron que la aprobación del examen ya no tenía ningún sentido para ellos, pero poco después, ellos se enteraron de que la tumba de su madre estaba vacía y se dirigieron a su padre para salvarla. Juja les contó que ellos deberían anular el destino asignado a ellos en su vida anterior con el fin de salvar a su madre e hizo un instrumento chamánico que estaba grabado con los caracteres chinos “天地門”, que significaba “puerta del cielo y la tierra” y llevó a cabo los segmentos rituales como chogamje, chosinmaji y siwangmajije tras los cuales él les dio instrucciones a fin de salvar a su madre. Los tres hermanos se encontraron con Neodoryeong, hijo de Neosame y ellos hicieron tambores y gongs juntos para llevarlos a Samcheoncheonjeseokgung y los tocaron durante catorce días, al fin su madre fue liberada del palacio del submundo. Los hermanos construyeron un templo de oro para su madre, en cuyo interior ellos almacenaron todos sus accesorios y recipientes chamánicos que se utilizaban en rituales pidiendo a su madre vigilarlos. Luego, ellos elaboraron una serie de accesorios que comprendía dagas, bolas adivinadoras, sonajeros llamada sammengdu, la que los trillizos dejaron en la sala del templo. Después, ellos pusieron en marcha para vengarse con una espada divina hecha por ellos con el nombre de siwangdaebanji. Al entrar en el palacio subterráneo, ellos se encontraron con la diosa Yujeongseungttanimagi. A ella se le otorgó el medio adivinador, yukganjebi a los siete años de edad, y desde entonces padeció ceguera temporal cada una década hasta que tenía sesenta y siete años de edad, cuando ella recuperó su vista completamente junto con la visión divina. Ella ayudó a devolver a la niña que había vivido en la aldea vecina, Jabokjangja diciendo que si ella sobrevivía, la familia debería efectuar un ritual chamánico diez años después. El año que Yujeongseungttanimagi cumplió los setenta y siete años de edad, Jabokjagja le pidió oficiar un ritual pero ella no sabía cómo hacer. Ella se desmayó, y en el estado inconsciente, ella llegó al santuario ubicado en la tierra de Seogangbepo. En el palacio del inframundo, Samsiwang, los trillizos oyeron la llegada de Yujeongseungttanimagi y tiraron la bolsa de seda que contenía dinero arriba y la alimentaron con la comida medicinal y bebida, después de lo cual ellos le pusieron un sello real llamado eointain, dándole instrucciones con los tres mil libros chamánicos. Yujeongseungttanimagi volvió al santuario donde ella leyó todos los libros chamánicos y luego obtuvo las tres mil banderas, diez mil recipientes rituales e instrumentos musicales y metálicos, ofrecidos por Nogadanpungjajimengwangagissi.

Tras todo esto, ella fue a la casa de Jabokjangja junto con Neodoryeong y los tres hermanos y realizó un ritual chamánico. Ella preparó una mesa ritual tan elaborada como la de un festín de bienvenida para funcionarios estatales y atendió a todos los dioses tal y como lo describió en sus libros. Los procedimientos del ritual establecidos por ella se han conservado hasta hoy en día. Chogongbonpuri narra el origen de las prácticas chamánicas de Corea incluyendo el primer chamán; rituales de formas diversas; orígenes de accesorios chamánicos; orígenes del santuario donde se guardan los accesorios, instrumentos y recipientes chamánicos; la identidad del primer chamán poseído en Corea. En el ámbito de la literatura popular, este mito chamánico se considera como un cuento sobre una heroína o un relato sobre los sufrimientos de las mujeres. Esta narrativa también puede ser categorizada como una de las historias populares en que un hijo nace en ausencia de su padre y viaja como un adulto en busca de él.

Origen De La Diosa Chamánica Ancestral, Chogong

Origen De La Diosa Chamánica Ancestral, Chogong
Palabra clave

초공본풀이 ( 初公本解 , Chogongbonpuri )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Sinhwa

Autor LeeSooja(李秀子)

“Chosongbonpuri” es el mito que narra el origen de la diosa chamánica ancestral, Chogong, y se recita como parte del ritual en gran escala que tiene lugar en la isla de Jeju-do.

El siguiente resumen de la narrativa comprende la primera sección que se refiere a la versión recitada por el chamán, An Sa-in y la segunda sección sobre la diosa Yujeongseungttanimagi que es de la versión de Yi Jung-chun.

Un funcionario estatal, Daegam del reino Imjeongguk bajo el cielo y la Señora, Buin del reino subterráneo Gimjinguk eran una pareja rica y envejecida, pero no tenían ningún hijo. Al escuchar al gran monje Juja de Dodan del monte Hwanggeumsan, ellos ofrecieron una gran donación al templo budista y lograron tener una hija, a la que llamaron Nogadanpungjajimengwangagissi, que significaba “hija esperada por tanto tiempo de arce otoñal”. Cuando la niña cumplió los quince años de edad, sus padres fueron llamados por el Emperador de Jade del reino celestial y ellos se marcharon allí para asumir un puesto dejando a su hija en una jaula y ordenando a una criada cuidarla bien a cambio de su documento sobre la esclavitud. La noticia de la belleza de la hija se extendió ampliamente, que los tres mil aristócratas anunciaron que ellos ofrecerían una recompensa de tres mil monedas a alguien que pudiera recibir una donación de ella. El gran monje, Juja que fue voluntario la engaño para que abriera la puerta de la jaula y recibió la donación de arroz, momento en el cual él frotó la cabeza de la hija tres veces. Cuando los padres de la niña volvieron, ellos se dieron cuenta de que su hija estaba embarazada de los tres hijos del monje e intentaron matarla, pero ellos no pudieron matar a las cinco vidas, así que ellos la expulsaron con la criada junto con una vaca negra, cargada de equipajes. La hija y su criada viajaron por numerosas montañas altas, puentes y aguas, al final ellas llegaron a la tierra de Dodan que se situaba en el monte de Hwanggeumsan donde ellas se encontraron con Juja. Tras pasar una prueba de aventar los granos de arroz, la hija dio a luz a los trillizos en la tierra de Buldo. Los tres hermanos crecieron en un entorno difícil y tomaron el examen para la selección del personal de funcionario estatal en el que ellos obtuvieron el mejor puntaje, pero fueron rechazados por ser hijos de un monje después de lo cual ellos cambiaron el resultado del examen en la prueba del tiro con arco cuyas flechas cayeron en la puerta palaciega Yeonchumun. Por otro lado, los tres mil aristócratas que habían fracasado en el examen estatal ofrecieron a la criada que si ella podía mantener fracasados en el examen a los trillizos, ella podría recibir su documento sobre la esclavitud, y ellos ataron una bolsa de dinero al cuello de Nogadanpungjajimengwangagissi y la encerraron en el Palacio de los Tres Mil Emperadores Celestiales llamado Samcheoncheonjeseokgung que se ubicaba en el submundo. La criada les dijo a los tres hermanos que su madre ya había fallecido, por lo que ellos lloraron y dijeron que la aprobación del examen ya no tenía ningún sentido para ellos, pero poco después, ellos se enteraron de que la tumba de su madre estaba vacía y se dirigieron a su padre para salvarla. Juja les contó que ellos deberían anular el destino asignado a ellos en su vida anterior con el fin de salvar a su madre e hizo un instrumento chamánico que estaba grabado con los caracteres chinos “天地門”, que significaba “puerta del cielo y la tierra” y llevó a cabo los segmentos rituales como chogamje, chosinmaji y siwangmajije tras los cuales él les dio instrucciones a fin de salvar a su madre. Los tres hermanos se encontraron con Neodoryeong, hijo de Neosame y ellos hicieron tambores y gongs juntos para llevarlos a Samcheoncheonjeseokgung y los tocaron durante catorce días, al fin su madre fue liberada del palacio del submundo. Los hermanos construyeron un templo de oro para su madre, en cuyo interior ellos almacenaron todos sus accesorios y recipientes chamánicos que se utilizaban en rituales pidiendo a su madre vigilarlos. Luego, ellos elaboraron una serie de accesorios que comprendía dagas, bolas adivinadoras, sonajeros llamada sammengdu, la que los trillizos dejaron en la sala del templo. Después, ellos pusieron en marcha para vengarse con una espada divina hecha por ellos con el nombre de siwangdaebanji. Al entrar en el palacio subterráneo, ellos se encontraron con la diosa Yujeongseungttanimagi. A ella se le otorgó el medio adivinador, yukganjebi a los siete años de edad, y desde entonces padeció ceguera temporal cada una década hasta que tenía sesenta y siete años de edad, cuando ella recuperó su vista completamente junto con la visión divina. Ella ayudó a devolver a la niña que había vivido en la aldea vecina, Jabokjangja diciendo que si ella sobrevivía, la familia debería efectuar un ritual chamánico diez años después. El año que Yujeongseungttanimagi cumplió los setenta y siete años de edad, Jabokjagja le pidió oficiar un ritual pero ella no sabía cómo hacer. Ella se desmayó, y en el estado inconsciente, ella llegó al santuario ubicado en la tierra de Seogangbepo. En el palacio del inframundo, Samsiwang, los trillizos oyeron la llegada de Yujeongseungttanimagi y tiraron la bolsa de seda que contenía dinero arriba y la alimentaron con la comida medicinal y bebida, después de lo cual ellos le pusieron un sello real llamado eointain, dándole instrucciones con los tres mil libros chamánicos. Yujeongseungttanimagi volvió al santuario donde ella leyó todos los libros chamánicos y luego obtuvo las tres mil banderas, diez mil recipientes rituales e instrumentos musicales y metálicos, ofrecidos por Nogadanpungjajimengwangagissi.

Tras todo esto, ella fue a la casa de Jabokjangja junto con Neodoryeong y los tres hermanos y realizó un ritual chamánico. Ella preparó una mesa ritual tan elaborada como la de un festín de bienvenida para funcionarios estatales y atendió a todos los dioses tal y como lo describió en sus libros. Los procedimientos del ritual establecidos por ella se han conservado hasta hoy en día. Chogongbonpuri narra el origen de las prácticas chamánicas de Corea incluyendo el primer chamán; rituales de formas diversas; orígenes de accesorios chamánicos; orígenes del santuario donde se guardan los accesorios, instrumentos y recipientes chamánicos; la identidad del primer chamán poseído en Corea. En el ámbito de la literatura popular, este mito chamánico se considera como un cuento sobre una heroína o un relato sobre los sufrimientos de las mujeres. Esta narrativa también puede ser categorizada como una de las historias populares en que un hijo nace en ausencia de su padre y viaja como un adulto en busca de él.