Origen De Jijang(地藏本解)

Origen De Jijang

Palabra clave

지장본풀이 ( 地藏本解 , Jijangbonpuri )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Sinhwa

Autor LeeSooja(李秀子)

El mito chamánico “Jijangbonpuri” narra el origen de la diosa que posee el poder de la maldición para matar a los humanos llamado sal y también tiene la capacidad de salvar a los espíritus de los que murieron de manera trágica acompañándoles en su viaje al inframundo.

El esposo Namsan y la esposa Yeosan poseían una riqueza inmensa, pero no pudieron tener niños hasta las etapas avanzadas de la vida. Cuando ellos hicieron una enorme donación al templo y elevaron sus plegarias a Buda con la comida sacrificial a fin de apaciguar a los espíritus de todas las criaturas en la tierra y en el mar, y al final ellos lograron tener una niña hermosa, a la que llamaron Jijang. Cuando Jijang cumplió los cuatro años de edad, su abuelo, abuela, padre y madre, cada uno murió con un intervalo de un año, por lo que ella terminó siendo una huérfana bajo el cuidado del hermano de su madre, sufriendo todo tipo de malos tratos y vagando por la aldea para mendigar con un bon para que los perros comieran. Sin embargo, había señales de la gracia celestial como un búho vino y la cubrió con sus alas, lo que la ayudó a sobrellevar las adversidades. Pesa al abuso y la pobreza, se esparció la historia de la niña de la bondad y hermosura y ella se casó a los quince años de edad. Poco después, ella dio a luz a un hijo varón y heredó todos los bienes de su suegro. Sin embargo, a partir del siguiente año, su suegro, suegra, abuelo y abuela de su marido fallecieron con intervalo de un año, después de lo cual su esposo e hijo murieron. Quedándose completamente sola, Jijang fue a la casa de su cuñada para vivir con ella, pero debido al abuso y malos tratos, ella se puso en marcha sola. En el camino, ella se encontró a un monje budista y le pidió leer su fortuna. El monje le dijo que el primer y último trimestre eran auspiciosos, y que ella debería llevar a cabo un ritual llamado saenamgut para apaciguar a sus familiares muertos con un gran rencor.

Entonces Jijang cortó árboles para construir una casa y reunió semillas de morera y huevos de gusanos de seda para producir seda, con lo cual ella construyó un puente para atender a las deidades chamánicas, cintas para instrumentos chamánicos y un saco para recolectar arroz como donación. Después de haberse afeitado la cabeza y vestido de túnica de monje budista, ella iba por todos los lados pidiendo donaciones de arroz llevando un gong de manera y saco. Ella batió el arroz recogido en un mortero y lo cocinó en una olla vaporera de barro, y ella estaba finalmente lista para realizar un ritual saemangut para los espíritus de sus miembros familiares que habían fallecido trágicamente. Tras el ritual, ella se enteró de que sus familiares muertos renacieron como aves. La trama del Canto de Jijang se conecta estrechamente con la muerte incluyendo los intentos de ahuyentar el destino mortal y el mito a veces se interpreta como una narrativa del origen del diablo que está encargado de enfermedades y otras calamidades llamado Sa. No obstante, si bien Jijang posee el poder de brindar la muerte, ella puede devolver a la vida otra vez en última instancia, lo que le hace ser una deidad encargada de salvar a los espíritus y guiarlos al inframundo. Este cuento también ofrece pistas para entender el origen y el motivo del ritual saenamgut que se efectúa en todas las partes del país, y también del bodhisattva Bodhisattva Jijang Bosal que se venera en los templos budistas. En el marco de la literatura popular coreana, la narrativa es uno de los cuentos más conocidos respecto a los sufrimientos de las mujeres, por lo que se supone que este relato servía como la base de los cantos populares como “Sijipsarinorae” por sus similitudes en estructura y trama.

Origen De Jijang

Origen De Jijang
Palabra clave

지장본풀이 ( 地藏本解 , Jijangbonpuri )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Sinhwa

Autor LeeSooja(李秀子)

El mito chamánico “Jijangbonpuri” narra el origen de la diosa que posee el poder de la maldición para matar a los humanos llamado sal y también tiene la capacidad de salvar a los espíritus de los que murieron de manera trágica acompañándoles en su viaje al inframundo.

El esposo Namsan y la esposa Yeosan poseían una riqueza inmensa, pero no pudieron tener niños hasta las etapas avanzadas de la vida. Cuando ellos hicieron una enorme donación al templo y elevaron sus plegarias a Buda con la comida sacrificial a fin de apaciguar a los espíritus de todas las criaturas en la tierra y en el mar, y al final ellos lograron tener una niña hermosa, a la que llamaron Jijang. Cuando Jijang cumplió los cuatro años de edad, su abuelo, abuela, padre y madre, cada uno murió con un intervalo de un año, por lo que ella terminó siendo una huérfana bajo el cuidado del hermano de su madre, sufriendo todo tipo de malos tratos y vagando por la aldea para mendigar con un bon para que los perros comieran. Sin embargo, había señales de la gracia celestial como un búho vino y la cubrió con sus alas, lo que la ayudó a sobrellevar las adversidades. Pesa al abuso y la pobreza, se esparció la historia de la niña de la bondad y hermosura y ella se casó a los quince años de edad. Poco después, ella dio a luz a un hijo varón y heredó todos los bienes de su suegro. Sin embargo, a partir del siguiente año, su suegro, suegra, abuelo y abuela de su marido fallecieron con intervalo de un año, después de lo cual su esposo e hijo murieron. Quedándose completamente sola, Jijang fue a la casa de su cuñada para vivir con ella, pero debido al abuso y malos tratos, ella se puso en marcha sola. En el camino, ella se encontró a un monje budista y le pidió leer su fortuna. El monje le dijo que el primer y último trimestre eran auspiciosos, y que ella debería llevar a cabo un ritual llamado saenamgut para apaciguar a sus familiares muertos con un gran rencor.

Entonces Jijang cortó árboles para construir una casa y reunió semillas de morera y huevos de gusanos de seda para producir seda, con lo cual ella construyó un puente para atender a las deidades chamánicas, cintas para instrumentos chamánicos y un saco para recolectar arroz como donación. Después de haberse afeitado la cabeza y vestido de túnica de monje budista, ella iba por todos los lados pidiendo donaciones de arroz llevando un gong de manera y saco. Ella batió el arroz recogido en un mortero y lo cocinó en una olla vaporera de barro, y ella estaba finalmente lista para realizar un ritual saemangut para los espíritus de sus miembros familiares que habían fallecido trágicamente. Tras el ritual, ella se enteró de que sus familiares muertos renacieron como aves. La trama del Canto de Jijang se conecta estrechamente con la muerte incluyendo los intentos de ahuyentar el destino mortal y el mito a veces se interpreta como una narrativa del origen del diablo que está encargado de enfermedades y otras calamidades llamado Sa. No obstante, si bien Jijang posee el poder de brindar la muerte, ella puede devolver a la vida otra vez en última instancia, lo que le hace ser una deidad encargada de salvar a los espíritus y guiarlos al inframundo. Este cuento también ofrece pistas para entender el origen y el motivo del ritual saenamgut que se efectúa en todas las partes del país, y también del bodhisattva Bodhisattva Jijang Bosal que se venera en los templos budistas. En el marco de la literatura popular coreana, la narrativa es uno de los cuentos más conocidos respecto a los sufrimientos de las mujeres, por lo que se supone que este relato servía como la base de los cantos populares como “Sijipsarinorae” por sus similitudes en estructura y trama.