Canto De Sol Y Luna(日月戏巫歌)

Canto De Sol Y Luna

Palabra clave

일월노리푸념 ( 日月戏巫歌 , Irwolnoripunyeom )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Sinhwa

Autor SeoDaeseok(徐大錫)

El mito chamánico “Irwolnoripunyeom” se recita como parte del ritual del sol y la luna llamado ilwolsinje en la región Gwanbuk de la provincia de Hamgyeongbuk-do contando el origen del dios del sol y la diosa de la luna.

La doncella Myeongwol y el estudioso Gungsan celebraron una humilde boda tres años después de su primer intercambio de palabras. Gungsan estaba cautivado por la espectacular belleza de Myeongwol, él no podía alejarse de ella ni un momento, por lo que no trabajaba hasta que estaban hambrientos. Myeongwol dibujó un retrato de sí misma para Gungsan para que llevara la pintura consigo al bosque a fin de cortar leña. Gungsan cortó árboles viendo el retrato de ella colgado en un árbol, cuando una fuerte ráfaga de viento se abatió y se llevó consigo el retrato al lugar donde estaba la casa del estudioso Bae. Bae vio el retrato y apreció la belleza de Myeongwol, por lo tanto fue a Gungsan en un barco lleno de pepitas de oro y le propuso jugar el juego de mesa llamado janggi. Los dos hombres jugaron el janggi, Gungsan apostó su esposa y Bae apostó su barco lleno de pepitas de oro. Al finalizar el juego, Gungsan perdió tres juegos sucesivos. Enfrentado a perder a su esposa, Gungsan no podía comer ni beber, y Myeongwol disfrazó a una criada como ella, mientras ella misma se disfrazó de criada con una falda desgarrada e intentó recoger el agua mostrando una cojera. Sin embargo, Bae se dio cuenta de que la criada era Myeongwol y decidió llevarla. Como Bae ya estaba preparado para llevarla lejos, ella le pidió esperar cinco días, durante los cuales sacrificó una vaca para hacer rodajas de carne seca y las puso en los pantalones y chaqueta de Gungsan junto con un paquete de agujas y una madeja de hilo de seda. Luego, ella pidió a Bae llevar a Gungsan con ellos y dejarlo en una isla en el camino. En la isla, Gungsan se alimentaba de cecina de res que su esposa había colocado en el interior de su ropa, y pescaba con las agujas e hilo. Gungsan también le daba los peces capturados a un bebé grulla dejado en la isla por su madre grulla que ascendió al cielo. Cuando la madre grulla volvió y vio que Gungsan mantenía vivo a su bebé, ella llevó a Gungsan al continente. Mientras tanto, Myeongwol vivía con el estudioso Bae sin sonrisas ni palabras. Bae preguntó a ella cuál era su deseo, entonces ella contestó que ella quería celebrar una fiesta para los mendigos por tres días. Gungsan asistió a la fiesta pero estaba sentado en una mesa equivocada, que no podía comer nada por tres días. Cuando Myeongwol se encontró con él que lamentaba, preparó una mesa separada para él y le mostró un vestido con abalorios explicando que si él podía recoger el vestido por el cuello y ponérselo, demostraría que era su marido. Gungsan pudo ponerse el vestido así como ascender y descender del cielo mientras Bae también pudo vestirse y ascender al cielo, pero no sabía cómo bajar del cielo, por tanto se convirtió en un milano negro. Gungsan y Myeongwol se reunieron pasando el resto de su vida juntos, después de lo cual ellos fueron deificados como el dios del sol y la diosa de la luna respectivamente.

El Canto del Sol y la Luna es el mito de un hombre y su esposa del mundo terrestre que se convierten en el dios del sol y la diosa de la luna, y se supone que la asociación entre el sol y la luna del mundo celestial tiene una relación con un hombre y una mujer del mundo de los humanos, o con el fuego y el agua del mundo terrestre, lo que es una idea originada del pensamiento del yin y el yang. Este mitema ha sido transmitido ampliamente en la mitología coreana, desde el mito de Jumong y la leyenda del Marido Yeono y la Mujer Seo de Silla hasta el cuento popular, Hermano del sol y Hermana de la luna.

El Canto del Sol y la Luna se puede ver como un mito doméstico, ya que su estructura narrativa empieza con el nacimiento de una familia, seguido por las pruebas que la familia debe superar, y termina con la reunificación familiar mientras este mito también se puede categorizar como un mito chamánico, recitado como parte de un segmento ritual para entretener a la audiencia. El protagonista masculino se hace ridículo y aparece incompetente mientras su pareja femenina es sabia y competente: la trama sugiere que la familia se enfrenta a las dificultades como resultado de la estupidez y la avaricia de Gungsan, pero estas pruebas se superan por la castidad y sabiduría de Myeongwol. Esta característica mitológica basada en la superioridad de las mujeres parece reflejar la perspectiva de las mujeres en la comunidad chamánica. De hecho, la mayoría de los mitos chamánicos coreanos describen su protagonista femenino como un personaje que resuelve crisis en la comunidad, de la familia, del Estado, lo que revela el punto de vista matriarcal como la unión de un hombre y una mujer, en lugar del punto de vista patriarcal que se concentra en la relación padre-hijo.

Canto De Sol Y Luna

Canto De Sol Y Luna
Palabra clave

일월노리푸념 ( 日月戏巫歌 , Irwolnoripunyeom )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Sinhwa

Autor SeoDaeseok(徐大錫)

El mito chamánico “Irwolnoripunyeom” se recita como parte del ritual del sol y la luna llamado ilwolsinje en la región Gwanbuk de la provincia de Hamgyeongbuk-do contando el origen del dios del sol y la diosa de la luna.

La doncella Myeongwol y el estudioso Gungsan celebraron una humilde boda tres años después de su primer intercambio de palabras. Gungsan estaba cautivado por la espectacular belleza de Myeongwol, él no podía alejarse de ella ni un momento, por lo que no trabajaba hasta que estaban hambrientos. Myeongwol dibujó un retrato de sí misma para Gungsan para que llevara la pintura consigo al bosque a fin de cortar leña. Gungsan cortó árboles viendo el retrato de ella colgado en un árbol, cuando una fuerte ráfaga de viento se abatió y se llevó consigo el retrato al lugar donde estaba la casa del estudioso Bae. Bae vio el retrato y apreció la belleza de Myeongwol, por lo tanto fue a Gungsan en un barco lleno de pepitas de oro y le propuso jugar el juego de mesa llamado janggi. Los dos hombres jugaron el janggi, Gungsan apostó su esposa y Bae apostó su barco lleno de pepitas de oro. Al finalizar el juego, Gungsan perdió tres juegos sucesivos. Enfrentado a perder a su esposa, Gungsan no podía comer ni beber, y Myeongwol disfrazó a una criada como ella, mientras ella misma se disfrazó de criada con una falda desgarrada e intentó recoger el agua mostrando una cojera. Sin embargo, Bae se dio cuenta de que la criada era Myeongwol y decidió llevarla. Como Bae ya estaba preparado para llevarla lejos, ella le pidió esperar cinco días, durante los cuales sacrificó una vaca para hacer rodajas de carne seca y las puso en los pantalones y chaqueta de Gungsan junto con un paquete de agujas y una madeja de hilo de seda. Luego, ella pidió a Bae llevar a Gungsan con ellos y dejarlo en una isla en el camino. En la isla, Gungsan se alimentaba de cecina de res que su esposa había colocado en el interior de su ropa, y pescaba con las agujas e hilo. Gungsan también le daba los peces capturados a un bebé grulla dejado en la isla por su madre grulla que ascendió al cielo. Cuando la madre grulla volvió y vio que Gungsan mantenía vivo a su bebé, ella llevó a Gungsan al continente. Mientras tanto, Myeongwol vivía con el estudioso Bae sin sonrisas ni palabras. Bae preguntó a ella cuál era su deseo, entonces ella contestó que ella quería celebrar una fiesta para los mendigos por tres días. Gungsan asistió a la fiesta pero estaba sentado en una mesa equivocada, que no podía comer nada por tres días. Cuando Myeongwol se encontró con él que lamentaba, preparó una mesa separada para él y le mostró un vestido con abalorios explicando que si él podía recoger el vestido por el cuello y ponérselo, demostraría que era su marido. Gungsan pudo ponerse el vestido así como ascender y descender del cielo mientras Bae también pudo vestirse y ascender al cielo, pero no sabía cómo bajar del cielo, por tanto se convirtió en un milano negro. Gungsan y Myeongwol se reunieron pasando el resto de su vida juntos, después de lo cual ellos fueron deificados como el dios del sol y la diosa de la luna respectivamente.

El Canto del Sol y la Luna es el mito de un hombre y su esposa del mundo terrestre que se convierten en el dios del sol y la diosa de la luna, y se supone que la asociación entre el sol y la luna del mundo celestial tiene una relación con un hombre y una mujer del mundo de los humanos, o con el fuego y el agua del mundo terrestre, lo que es una idea originada del pensamiento del yin y el yang. Este mitema ha sido transmitido ampliamente en la mitología coreana, desde el mito de Jumong y la leyenda del Marido Yeono y la Mujer Seo de Silla hasta el cuento popular, Hermano del sol y Hermana de la luna.

El Canto del Sol y la Luna se puede ver como un mito doméstico, ya que su estructura narrativa empieza con el nacimiento de una familia, seguido por las pruebas que la familia debe superar, y termina con la reunificación familiar mientras este mito también se puede categorizar como un mito chamánico, recitado como parte de un segmento ritual para entretener a la audiencia. El protagonista masculino se hace ridículo y aparece incompetente mientras su pareja femenina es sabia y competente: la trama sugiere que la familia se enfrenta a las dificultades como resultado de la estupidez y la avaricia de Gungsan, pero estas pruebas se superan por la castidad y sabiduría de Myeongwol. Esta característica mitológica basada en la superioridad de las mujeres parece reflejar la perspectiva de las mujeres en la comunidad chamánica. De hecho, la mayoría de los mitos chamánicos coreanos describen su protagonista femenino como un personaje que resuelve crisis en la comunidad, de la familia, del Estado, lo que revela el punto de vista matriarcal como la unión de un hombre y una mujer, en lugar del punto de vista patriarcal que se concentra en la relación padre-hijo.