Canto Del Magistrado Del Condado, Yang I(梁伊牧使本解)

Canto Del Magistrado Del Condado, Yang I

Palabra clave

양이목사본풀이 ( 梁伊牧使本解 , Yangimoksabonpuri )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Sinhwa

Autor JungJinhee(鄭眞熙)

El mito chamánico “Yangimoksabonpuri” narra el origen del magistrado del candado, Yang I que es adorado como un ancestro chamánico de la rama Myeongwol del clan Tamna Yang de la isla de Jeju-do.

Hace mucho tiempo en la isla de Jeju-do, un centenar de caballos blancos fueron enviados al palacio real cada año como ofrendas. El nuevo magistrado del condado que fue recién nombrado, Yang I quería poseer dichos caballos y propuso que él los llevara a la capital, Hanyang en nombre de los jinetes. Al llegar a Hanyang, él vendió todos los caballos y adquirió una gran riqueza. El palacio real, después de haberse enterado por qué las ofrendas de caballos no habían llegado de la isla de Jeju-do, envió a un funcionario del Tribunal Estatal, Geumbudosa a la isla para que decapitara al magistrado. El magistrado Yang se dio cuenta de eso y huyó en el barco más rápido en la isla de Jeju-do que pertenecía al anciano, Go Dongji, pero el barco encontró al barco del funcionario del Tribunal Estatal en el estrecho Uldolmok. Cuando el funcionario le preguntó al anciano a dónde se dirigía el barco, Go Dongji contestó: “El barco ha tomado por el magistrado del condado Yang I para realizar una excursión”. Ante la crisis, el magistrado Yang saltó a la cubierta de la embarcación y se reveló al funcionario del Tribunal Estatal y cortó la garganta del asesino deteniendo al funcionario. El magistrado Yang le dijo al funcionario que al principio él había tenido la intención de robar a los caballos, pero escuchando a su corazón, había ayudado a los habitantes de la isla de Jeju-do que sufrían de excesivas donaciones al palacio de modo obligatorio. Pero mientras el magistrado estaba explicando, el funcionario dio un golpe a atrás y logró atar el pelo del magistrado al mástil. El funcionario le ordenó a Go Dongji jalar la cuerda, lo que podría colgar al magistrado por su cabello colocado en el mástil, y el magistrado Yang se atrevió a decirle que lo decapitara. Cuando el funcionario cortó la garganta del magistrado, su cuerpo cayó al mar al mismo tiempo que este cuerpo se convirtió en el dragón azul, el dragón amarillo y el dragón blanco, los que entraron en el reino del Rey Dragón denominado Yongwangguk. La cabeza del magistrado que estaba dejada en la cubierta delantera del buque le dejó a Go Dongji su último deseo pidiendo al anciano que volviera a su pueblo natal y dijera al propietario de tierras, Tojigwan de apellido Yang de Tamna, entre las familias de apellidos Go, Yang y Bu transmitiera su historia personal de generación en generación, entonces él prometería la prosperidad para los descendientes de Yang. Al ser informado lo que había pasado, el palacio real decidió el exento sobre las ofrendas obligatorias de un centenar de caballos blancos cada año al palacio real por parte de los isleños.

El “Canto del Magistrado del Condado, Yang I” es un mito transmitido exclusivamente dentro de ciertas familias, pero el personaje del magistrado Yang también exhibe rasgos claros como los de héroes populares que luchan contra las fuerzas antagónicas de autoridad estatal, como se representan por el rey, palacio real y funcionario del Tribunal del Estado. En otras palabras, el personaje de magistrado del condado Yang es un símbolo de la resistencia de los habitantes de la isla de Jeju-do que estaban sufriendo de una explotación excesiva, contra los poderes del gobernó central. Yang es una figura subversiva que perturba el orden hecho por el gobernante desviando el ofrecimiento al rey que utiliza la riqueza robada para ayudar a los isleños de Jeju-do. Mientras Yang tiene fracasado el derrocamiento del sistema dominante, no le queda otra opción que exponer el problema de ofrecimiento excesivo de manera obligatoria a través del auto-sacrificio.

El cuento está en la categoría de la mitología heroica, pero el magistrado Yang se distingue de otros héroes mitológicos, ya que él no nace del origen extraordinario, pero se convierte en un héroe mediante un cambio. Algunos interpretan el “Canto del Magistrado del Condado, Yang I” como una forma alterada del canto épico heroico que refleja el sentido colectivo de derrota política de la habitantes de Jejudo, pero también se puede entender una narrativa mitológica que plantea problemas de la vida real y busca soluciones en vez de que la gente se enfrente al cambio del régimen político. Su importancia en la historia de la mitología coreana también radica en el hecho de que esto revela el cambio de características de la mitología de clan en el proceso de la marginación política.

Canto Del Magistrado Del Condado, Yang I

Canto Del Magistrado Del Condado, Yang I
Palabra clave

양이목사본풀이 ( 梁伊牧使本解 , Yangimoksabonpuri )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Sinhwa

Autor JungJinhee(鄭眞熙)

El mito chamánico “Yangimoksabonpuri” narra el origen del magistrado del candado, Yang I que es adorado como un ancestro chamánico de la rama Myeongwol del clan Tamna Yang de la isla de Jeju-do.

Hace mucho tiempo en la isla de Jeju-do, un centenar de caballos blancos fueron enviados al palacio real cada año como ofrendas. El nuevo magistrado del condado que fue recién nombrado, Yang I quería poseer dichos caballos y propuso que él los llevara a la capital, Hanyang en nombre de los jinetes. Al llegar a Hanyang, él vendió todos los caballos y adquirió una gran riqueza. El palacio real, después de haberse enterado por qué las ofrendas de caballos no habían llegado de la isla de Jeju-do, envió a un funcionario del Tribunal Estatal, Geumbudosa a la isla para que decapitara al magistrado. El magistrado Yang se dio cuenta de eso y huyó en el barco más rápido en la isla de Jeju-do que pertenecía al anciano, Go Dongji, pero el barco encontró al barco del funcionario del Tribunal Estatal en el estrecho Uldolmok. Cuando el funcionario le preguntó al anciano a dónde se dirigía el barco, Go Dongji contestó: “El barco ha tomado por el magistrado del condado Yang I para realizar una excursión”. Ante la crisis, el magistrado Yang saltó a la cubierta de la embarcación y se reveló al funcionario del Tribunal Estatal y cortó la garganta del asesino deteniendo al funcionario. El magistrado Yang le dijo al funcionario que al principio él había tenido la intención de robar a los caballos, pero escuchando a su corazón, había ayudado a los habitantes de la isla de Jeju-do que sufrían de excesivas donaciones al palacio de modo obligatorio. Pero mientras el magistrado estaba explicando, el funcionario dio un golpe a atrás y logró atar el pelo del magistrado al mástil. El funcionario le ordenó a Go Dongji jalar la cuerda, lo que podría colgar al magistrado por su cabello colocado en el mástil, y el magistrado Yang se atrevió a decirle que lo decapitara. Cuando el funcionario cortó la garganta del magistrado, su cuerpo cayó al mar al mismo tiempo que este cuerpo se convirtió en el dragón azul, el dragón amarillo y el dragón blanco, los que entraron en el reino del Rey Dragón denominado Yongwangguk. La cabeza del magistrado que estaba dejada en la cubierta delantera del buque le dejó a Go Dongji su último deseo pidiendo al anciano que volviera a su pueblo natal y dijera al propietario de tierras, Tojigwan de apellido Yang de Tamna, entre las familias de apellidos Go, Yang y Bu transmitiera su historia personal de generación en generación, entonces él prometería la prosperidad para los descendientes de Yang. Al ser informado lo que había pasado, el palacio real decidió el exento sobre las ofrendas obligatorias de un centenar de caballos blancos cada año al palacio real por parte de los isleños.

El “Canto del Magistrado del Condado, Yang I” es un mito transmitido exclusivamente dentro de ciertas familias, pero el personaje del magistrado Yang también exhibe rasgos claros como los de héroes populares que luchan contra las fuerzas antagónicas de autoridad estatal, como se representan por el rey, palacio real y funcionario del Tribunal del Estado. En otras palabras, el personaje de magistrado del condado Yang es un símbolo de la resistencia de los habitantes de la isla de Jeju-do que estaban sufriendo de una explotación excesiva, contra los poderes del gobernó central. Yang es una figura subversiva que perturba el orden hecho por el gobernante desviando el ofrecimiento al rey que utiliza la riqueza robada para ayudar a los isleños de Jeju-do. Mientras Yang tiene fracasado el derrocamiento del sistema dominante, no le queda otra opción que exponer el problema de ofrecimiento excesivo de manera obligatoria a través del auto-sacrificio.

El cuento está en la categoría de la mitología heroica, pero el magistrado Yang se distingue de otros héroes mitológicos, ya que él no nace del origen extraordinario, pero se convierte en un héroe mediante un cambio. Algunos interpretan el “Canto del Magistrado del Condado, Yang I” como una forma alterada del canto épico heroico que refleja el sentido colectivo de derrota política de la habitantes de Jejudo, pero también se puede entender una narrativa mitológica que plantea problemas de la vida real y busca soluciones en vez de que la gente se enfrente al cambio del régimen político. Su importancia en la historia de la mitología coreana también radica en el hecho de que esto revela el cambio de características de la mitología de clan en el proceso de la marginación política.