Canto Chamánico De Sim Cheong(沈清巫祭巫歌)

Canto Chamánico De Sim Cheong

Palabra clave

심청굿무가 ( 沈清巫祭巫歌 , Simcheonggumuga )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Sinhwa

Autor ParkKyungsin(朴敬伸)

El mito chamánico “Simcheonggutmuga” se recita como parte del ritual de Simcheoeng o del segmento en el ritual del espíritu tutelar del pueblo llamado byeolsingut, que se lleva a cabo en las regiones de la costa este de la península coreana.

El viejo ciego Sim y su buena esposa Gwak llevaban su matrimonio sin niños, por tanto rezan con devoción a las montañas y los ríos. Por fin, ellos tuvieron una hija, a la que llamaron Cheong. Sin embargo, la felicidad no duró mucho. Justo después de haber dado a luz a ella, su madre inteligente y virtuosa, Gwak murió debido a las complicaciones relacionadas con el parto. Sim Cheong perdió a su madre para siempre el séptimo día tras su nacimiento. El ciego Sim soportó las dificultades extremas para criar a su hija pequeña, Sim Cheong, con el tiempo, ella se convirtió en el mayor sostén de su padre. Un día, Sim cayó al arroyo y fue salvado por un monje que estaba encargado de donaciones en el templo de Mongeunsa que le dijo al Sim que una donación de tres cientos seok (1 seok=114 kilogramos) de arroz le permitiría recuperar su visión, y Sim prometió al monje que lo donaría sin falta, pero poco después, se arrepintió. Al enterarse de lo que pasó, Cheong encontró a los tripulantes del barco chino de Nanjing que buscaban a alguien dispuesto a ofrecerse como un sacrificio a las aguas llamadas Indangsu, así que Cheong selló el trato pidiendo que le pagaran a su padre tres cientos seok de arroz. Al llegar a Indangsu, los marineros la tiraron por la borda como ofrenda al dios del mar, pero el Emperador de Jade denominado Okhwangsanje, conmovido por el amor filial de la chica, la salvó de ahogarse y la alojó en su palacio submarino denominado Yonggung donde Cheong encontró a su madre muerta que había descendió del cielo para ver a su hija, Cheong. Unos días después, su madre ascendió al cielo otra vez y Cheong volvió a la vida como humano encerrada dentro de una flor de loto. Cuando los tripulantes del barco de Nanjing se acercaron a la flor de loto, ellos la llevaron al palacio real para que el emperador se deleitara con su vista. Y la flor abrió sus pétalos y todos incluso el emperador descubrieron admirados a una hermosa jovencita. Enamorado de ella, el emperador se casó con Cheong. Sim Cheong, siendo una emperatriz, ella le dijo al emperador que ofreciera un banquete durante diez días a todos los ciegos del Estado. El emperador aceptó y se organizaron las fiestas durante las cuales Cheong se reunió con su ciego padre. El reencuentro entre padre e hija fue conmovedor e intenso, por lo tanto Sim milagrosamente recuperó la vista.

Este cuento popular es una versión del canto chamánico de la novela clásica 《Cuento de Sim Cheong》 y la narrativa del canto épico solo “Canto de Sim Cheong”. La historia del amor filial de Sim Cheogn es una de las narrativas más populares y conocidas en la historia literaria de Corea junto con el relato de la fiel esposa Chunghyang, con una miríada de diferentes versiones y variantes en distintos géneros. El canto chamánico de Sim Cheong no se efectúa en otras regiones, pero en las de la costa este donde se recita este canto dentro de la comunidad de chamanes hereditarios, los que son chamanes profesionales conectados por vínculos de sangre. De muchos mitos chamánicos transmitidos en esta región incluyendo el “Canto de la Princesa Bari” y el “Cando del Ritual de la Prevención de la Viruela”, el “Canto de Sim Cheong” es el más largo y difícil, cuya recitación se utiliza como un indicador de las capacidades de un chamán.

Canto Chamánico De Sim Cheong

Canto Chamánico De Sim Cheong
Palabra clave

심청굿무가 ( 沈清巫祭巫歌 , Simcheonggumuga )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Sinhwa

Autor ParkKyungsin(朴敬伸)

El mito chamánico “Simcheonggutmuga” se recita como parte del ritual de Simcheoeng o del segmento en el ritual del espíritu tutelar del pueblo llamado byeolsingut, que se lleva a cabo en las regiones de la costa este de la península coreana.

El viejo ciego Sim y su buena esposa Gwak llevaban su matrimonio sin niños, por tanto rezan con devoción a las montañas y los ríos. Por fin, ellos tuvieron una hija, a la que llamaron Cheong. Sin embargo, la felicidad no duró mucho. Justo después de haber dado a luz a ella, su madre inteligente y virtuosa, Gwak murió debido a las complicaciones relacionadas con el parto. Sim Cheong perdió a su madre para siempre el séptimo día tras su nacimiento. El ciego Sim soportó las dificultades extremas para criar a su hija pequeña, Sim Cheong, con el tiempo, ella se convirtió en el mayor sostén de su padre. Un día, Sim cayó al arroyo y fue salvado por un monje que estaba encargado de donaciones en el templo de Mongeunsa que le dijo al Sim que una donación de tres cientos seok (1 seok=114 kilogramos) de arroz le permitiría recuperar su visión, y Sim prometió al monje que lo donaría sin falta, pero poco después, se arrepintió. Al enterarse de lo que pasó, Cheong encontró a los tripulantes del barco chino de Nanjing que buscaban a alguien dispuesto a ofrecerse como un sacrificio a las aguas llamadas Indangsu, así que Cheong selló el trato pidiendo que le pagaran a su padre tres cientos seok de arroz. Al llegar a Indangsu, los marineros la tiraron por la borda como ofrenda al dios del mar, pero el Emperador de Jade denominado Okhwangsanje, conmovido por el amor filial de la chica, la salvó de ahogarse y la alojó en su palacio submarino denominado Yonggung donde Cheong encontró a su madre muerta que había descendió del cielo para ver a su hija, Cheong. Unos días después, su madre ascendió al cielo otra vez y Cheong volvió a la vida como humano encerrada dentro de una flor de loto. Cuando los tripulantes del barco de Nanjing se acercaron a la flor de loto, ellos la llevaron al palacio real para que el emperador se deleitara con su vista. Y la flor abrió sus pétalos y todos incluso el emperador descubrieron admirados a una hermosa jovencita. Enamorado de ella, el emperador se casó con Cheong. Sim Cheong, siendo una emperatriz, ella le dijo al emperador que ofreciera un banquete durante diez días a todos los ciegos del Estado. El emperador aceptó y se organizaron las fiestas durante las cuales Cheong se reunió con su ciego padre. El reencuentro entre padre e hija fue conmovedor e intenso, por lo tanto Sim milagrosamente recuperó la vista.

Este cuento popular es una versión del canto chamánico de la novela clásica 《Cuento de Sim Cheong》 y la narrativa del canto épico solo “Canto de Sim Cheong”. La historia del amor filial de Sim Cheogn es una de las narrativas más populares y conocidas en la historia literaria de Corea junto con el relato de la fiel esposa Chunghyang, con una miríada de diferentes versiones y variantes en distintos géneros. El canto chamánico de Sim Cheong no se efectúa en otras regiones, pero en las de la costa este donde se recita este canto dentro de la comunidad de chamanes hereditarios, los que son chamanes profesionales conectados por vínculos de sangre. De muchos mitos chamánicos transmitidos en esta región incluyendo el “Canto de la Princesa Bari” y el “Cando del Ritual de la Prevención de la Viruela”, el “Canto de Sim Cheong” es el más largo y difícil, cuya recitación se utiliza como un indicador de las capacidades de un chamán.