Mito De Estudioso Sukyeong Y Doncella Aengyeon

Mito De Estudioso Sukyeong Y Doncella Aengyeon

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Sinhwa

Autor KimDaesook(金大琡)

El mito chamánico “Sugyeongrangaengyeonnang” singa se recita como parte del ritual de curación llamado byeonggut que tiene lugar en Hamheung de la provincia de Hamgyeongnam-do y cuenta la historia del estudioso Sukyeong y la doncella Aengyeon.

El matrimonio está determinado entre el estudioso de quince años llamado Sukyeong y la doncella de catorce años llamada Aengyeon tras tres presentadas al Padre Maestro y la Madre Maestra, por lo cual se obtiene el medio permiso, y las flores que florecen en un lado y otro, ellos hacen referencia inclinando su cabeza unas a otras, lo que confirma el permiso de matrimonio para ellos. El estudioso Sukyeong recurre a un adivino que está en el sur para preguntarle sobre compatibilidad conyugal y le dice el adivino que sus signos del ciclo sexagenario conducen a un sauce situado en el río cuyas ramas tiemblan, que por tanto, será bueno contraer el matrimonio. La familia del novio envía numerosos regalos de bodas, ya que ellos son ricos en posesiones, pues ellos disfrutan la vida sin preocupaciones sobre dinero. Pero después de haber pasado años y ellos cumplen veinte, treinta y cuarenta años de edad, la pareja permanece sin ningún hijo. Un día, cuando el marido sale de casa para gozar del buen tiempo, él ve a una familia de golondrinas que están de vuelta de la parte sureña del río volando los bebés en frente de los padres y sentando a los bebés en un cubo de madera que ha estado podrido por tres años para alimentar gusanos a los bebés. El marido se siente triste y regresa a casa. Él no puede hacer nada que acostarse en la cama, por tanto su esposa lleva a su marido a un adivino que vive en la provincia de Gyeongsangnam-do. El adivino les dice que la virtud y oraciones les brindarán un niño. Al escuchar al adivino, ellos se dirigen al templo de Geumsangsa que se encuentra en el monte de Anaesan llevando el arroz blanco, azufaifos, velas amarillas y papel amarillo para rezar por la concepción por tres meses y diez días, al fin el deseo de la pareja se hace realidad, aunque el niño es ciego. La pareja le pone el nombre de Geobuk, que significa “tortuga”, y una niñera lo cría con gran dedicación. Cuando el niño cumple tres años de edad, la pareja da a luz al segundo hijo que es un jorobado, que no puede caminar. La pareja le da el nombre de Namsaengi, que significa “tortuga acuática”, y una niñera lo cría. Pese a que ellos son multimillonarios, los padres mueren después de haber sufrido de angustia psicológica cuyos hijos derrochan todos los bienes y mendigan para alimentarse a sí mismos. Cuando ellos se expulsan de hogares y se les dice que nunca vuelvan, los hermanos salen de la puerta llorando.

Un día, el hermano menor les sugiere que ellos vayan al templo donde ellos fueron concebidos, y ellos se marchan hacia el templo. El hermano mayor que no puede ver cargar a su hermano pequeño que es un jorobado en su espalda, y el hermano menor lleva el bastón de su hermano grande dependiéndose uno a otro para buscar el camino. Al llegar a la entrada del templo, ellos encuentran pepitas de oro que están flotando en el arroyo. Namsaengi propuesta que las recojan, a esto Geobuk responde:"¿Qué suerte tendremos nosotros para mantener este oro como nuestro?” y recomienda que sigan caminando. A su llegada, Buda ordena a Bulmok dejarles permanecer en un espacio con techo de paja del templo para enseñarles cómo leer y alimentarles el arroz blanco cocido al vapor tres veces al día. Cuando los hermanos le cuentan a Bulmok sobre las pepitas de oro, los tres mil monjes del templo salen a encontrarlas, pero ellos no encuentran nada más que una serpiente de oro. Ellos vuelven al templo y golpean a los dos hermanos, pero cuando los hermanos va al lugar para ver, lo que ven ellos es un montón de oro sin duda, entonces los hermanos llevan dichas piedras preciosas para ofrecerlas a Buda. A esto, el templo empieza a bailar bañando a Buda y al templo en oro, al mismo tiempo que Buda abre los ojos de Geobuk y endereza la espalda y piernas de Namsaengi. Los hermanos vienen a la dinastía Joseon y vive hasta los ochenta y un años de edad. Ellos llegan a ser divinos que se encargan de los espíritus de los humanos tras su muerte.

La trama de este mito desde las plegarias a Buda hasta los hijos discapacitados curan por sí mismo mediante el ofrecimientos de su devoción a Buda que hace hincapié a los poderes milagrosos de Buda. Los nombres de los dos hermanos que significan “tortuga” y “tortuga acuática” son los detalles que implican la longevidad y el poder de curación, los que se relacionan con la función de esta narrativa como parte de los rituales. En el ritual de curación llamado honsugut, el canto “hwangcheonhonsi” que se canta para convencer al mensajero del inframundo llamado Jeoseungsaja con el fin de prolongar la vida de un individuo, se utiliza para curar enfermedades en adultos, mientras el canto “el estudioso Sukyeong y la doncella Aengyeon” se efectúa para tratar enfermedades en niños. La canción chamánca “Jeseokcheongbae” que significa “invitación a Jeseok” narra la historia del dios del parto, Jeseok que se origina de un pantano de Cheollyeong y un hermano y una hermana, uno de ellos se llama Namsaengi, un niño jorobado y otro es el niño ciego que saca la almohada de oro del pantano y se la ofrece a Buda para que los cure. Es interesante que los dos relatos compartan entre sí un par similar de personajes y trama, pero uno reza por la curación, mientras el otro eleva plegarias por la buena cosecha y prosperidad. El motivo de una pareja que da a luz a los niños impedidos que se curan por la gracia de Buda es distintivo en el ámbito de la mitología coreana, tal como es el motivo de los hermanos divinos.

Mito De Estudioso Sukyeong Y Doncella Aengyeon

Mito De Estudioso Sukyeong Y Doncella Aengyeon
Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Sinhwa

Autor KimDaesook(金大琡)

El mito chamánico “Sugyeongrangaengyeonnang” singa se recita como parte del ritual de curación llamado byeonggut que tiene lugar en Hamheung de la provincia de Hamgyeongnam-do y cuenta la historia del estudioso Sukyeong y la doncella Aengyeon.

El matrimonio está determinado entre el estudioso de quince años llamado Sukyeong y la doncella de catorce años llamada Aengyeon tras tres presentadas al Padre Maestro y la Madre Maestra, por lo cual se obtiene el medio permiso, y las flores que florecen en un lado y otro, ellos hacen referencia inclinando su cabeza unas a otras, lo que confirma el permiso de matrimonio para ellos. El estudioso Sukyeong recurre a un adivino que está en el sur para preguntarle sobre compatibilidad conyugal y le dice el adivino que sus signos del ciclo sexagenario conducen a un sauce situado en el río cuyas ramas tiemblan, que por tanto, será bueno contraer el matrimonio. La familia del novio envía numerosos regalos de bodas, ya que ellos son ricos en posesiones, pues ellos disfrutan la vida sin preocupaciones sobre dinero. Pero después de haber pasado años y ellos cumplen veinte, treinta y cuarenta años de edad, la pareja permanece sin ningún hijo. Un día, cuando el marido sale de casa para gozar del buen tiempo, él ve a una familia de golondrinas que están de vuelta de la parte sureña del río volando los bebés en frente de los padres y sentando a los bebés en un cubo de madera que ha estado podrido por tres años para alimentar gusanos a los bebés. El marido se siente triste y regresa a casa. Él no puede hacer nada que acostarse en la cama, por tanto su esposa lleva a su marido a un adivino que vive en la provincia de Gyeongsangnam-do. El adivino les dice que la virtud y oraciones les brindarán un niño. Al escuchar al adivino, ellos se dirigen al templo de Geumsangsa que se encuentra en el monte de Anaesan llevando el arroz blanco, azufaifos, velas amarillas y papel amarillo para rezar por la concepción por tres meses y diez días, al fin el deseo de la pareja se hace realidad, aunque el niño es ciego. La pareja le pone el nombre de Geobuk, que significa “tortuga”, y una niñera lo cría con gran dedicación. Cuando el niño cumple tres años de edad, la pareja da a luz al segundo hijo que es un jorobado, que no puede caminar. La pareja le da el nombre de Namsaengi, que significa “tortuga acuática”, y una niñera lo cría. Pese a que ellos son multimillonarios, los padres mueren después de haber sufrido de angustia psicológica cuyos hijos derrochan todos los bienes y mendigan para alimentarse a sí mismos. Cuando ellos se expulsan de hogares y se les dice que nunca vuelvan, los hermanos salen de la puerta llorando.

Un día, el hermano menor les sugiere que ellos vayan al templo donde ellos fueron concebidos, y ellos se marchan hacia el templo. El hermano mayor que no puede ver cargar a su hermano pequeño que es un jorobado en su espalda, y el hermano menor lleva el bastón de su hermano grande dependiéndose uno a otro para buscar el camino. Al llegar a la entrada del templo, ellos encuentran pepitas de oro que están flotando en el arroyo. Namsaengi propuesta que las recojan, a esto Geobuk responde:"¿Qué suerte tendremos nosotros para mantener este oro como nuestro?” y recomienda que sigan caminando. A su llegada, Buda ordena a Bulmok dejarles permanecer en un espacio con techo de paja del templo para enseñarles cómo leer y alimentarles el arroz blanco cocido al vapor tres veces al día. Cuando los hermanos le cuentan a Bulmok sobre las pepitas de oro, los tres mil monjes del templo salen a encontrarlas, pero ellos no encuentran nada más que una serpiente de oro. Ellos vuelven al templo y golpean a los dos hermanos, pero cuando los hermanos va al lugar para ver, lo que ven ellos es un montón de oro sin duda, entonces los hermanos llevan dichas piedras preciosas para ofrecerlas a Buda. A esto, el templo empieza a bailar bañando a Buda y al templo en oro, al mismo tiempo que Buda abre los ojos de Geobuk y endereza la espalda y piernas de Namsaengi. Los hermanos vienen a la dinastía Joseon y vive hasta los ochenta y un años de edad. Ellos llegan a ser divinos que se encargan de los espíritus de los humanos tras su muerte.

La trama de este mito desde las plegarias a Buda hasta los hijos discapacitados curan por sí mismo mediante el ofrecimientos de su devoción a Buda que hace hincapié a los poderes milagrosos de Buda. Los nombres de los dos hermanos que significan “tortuga” y “tortuga acuática” son los detalles que implican la longevidad y el poder de curación, los que se relacionan con la función de esta narrativa como parte de los rituales. En el ritual de curación llamado honsugut, el canto “hwangcheonhonsi” que se canta para convencer al mensajero del inframundo llamado Jeoseungsaja con el fin de prolongar la vida de un individuo, se utiliza para curar enfermedades en adultos, mientras el canto “el estudioso Sukyeong y la doncella Aengyeon” se efectúa para tratar enfermedades en niños. La canción chamánca “Jeseokcheongbae” que significa “invitación a Jeseok” narra la historia del dios del parto, Jeseok que se origina de un pantano de Cheollyeong y un hermano y una hermana, uno de ellos se llama Namsaengi, un niño jorobado y otro es el niño ciego que saca la almohada de oro del pantano y se la ofrece a Buda para que los cure. Es interesante que los dos relatos compartan entre sí un par similar de personajes y trama, pero uno reza por la curación, mientras el otro eleva plegarias por la buena cosecha y prosperidad. El motivo de una pareja que da a luz a los niños impedidos que se curan por la gracia de Buda es distintivo en el ámbito de la mitología coreana, tal como es el motivo de los hermanos divinos.