Canto De La Deidad Guardiana Del Hogar(成造巫歌)

Canto De La Deidad Guardiana Del Hogar

Palabra clave

성조무가 ( 成造巫歌 , Seongjomuga )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Sinhwa

Autor HongTaehan(洪泰漢)

El mito chamánico “Seongjomuga” narra el origen de la deidad guardiana del hogar llamada Seongju que es el más superior entre los dioses domésticos en la creencia popular coreana y se recita como parte del ritual de adoración a la deidad guardiana doméstica conocido como seongjugut.

El seongjupuri es una versión de este mito transmitido en Dongnae de la provincia de Gyeongsangnam-do, el que no comparte muchos elementos en común con la versión de las partes sureñas de la provincia de Gyeonggi-do excepto la estructura narrativa general de Seongju. En seongjupuri, el Rey Gukban y la Señora Okjin de Seochoenguk rezan para pedir por tener un hijo, después de tener un sueño de la concepción, ellos tienen un hijo llamado Seongjo en sus últimos años de vida. A los quince años de edad, Seongjo pide al Emperador de Jade llamado Okhwangsangje semillas de pino para sembrarlas en una montaña abandonada en el Palacio Subterráneo llamado Jihagung. Cuando él cumplió dieciocho años de edad, él contrajo matrimonio con Gyehwa, pero él no la trataba bien e ignoraba los asuntos estatales, por lo cual él se va a la isla de Hwangto donde él se enfrenta con graves penurias. Seongjo ata una carta escrita con la sangre a la pata de un pájaro para enviarla a la Señora Gyehwa. Al recibir la carta, ella muestra esa carta a su suegra, la Señora Okjin, y al final, Seongjo regresa del exilio. A su regreso, Soengjo está muy feliz y se reúne con la Señora Gyehwa y tiene con ella los cinco hijos varones y las cinco hijas mujeres. A los setenta años de edad, Seongjo da un paseo para ver los pinos que él ha plantado, y toma las herramientas con el fin de construir un palacio y casas para sus súbditos. Al terminar la construcción, Seongjo asume el puesto de la deidad que reside en el hogar como guardián; la Señora Gyehwa, el puesto del espíritu de posesión llamado Seongju; y sus hijos e hijas, los puestos de los dioses de las cinco tierras llamados Otojisin y los dioses de las cinco direcciones llamados Obangjisin respectivamente.

La narrativa de Soengju conocida como seongjudeurineunmalmul que se ha transmitido en Andong de la provincia de Gyeongsangbuk-do tiene una trama flexible, pero también cuenta el origen de Seongju. En esta versión, Seongju nace en el Palacio de la Diosa del Parto denominado Jeseokgung con el nombre de Yugwangdeok, pero comete un crimen en el reino celestial y es enviada al mundo de los humanos. Soengju decide construir una casa seleccionando un sitio auspicioso con la ayuda de un experto geomántico y preparando todo para la construcción con muchos obreros contratados. Él mismo elabora varias herramientas diferentes y se dirige a cortar árboles. En ese momento, algo aparece repetidas veces e interrumpe su trabajo, y al fin su hacha se queda atorada en un árbol. Al recurrir a un adivino, un ritual del dios de la montaña llamado sansinje es recomendado. Cuando se lleva a cabo el ritual, su hacha se quita del árbol, y al final, él puede volver a casa con leñas. En ese momento, Seongju está en busca de una mujer que pueda ser su esposa, y él se encuentra con las tres hadas que están descendiendo del cielo a la tierra. Él se casa con ellas y se entroniza como la deidad guardiana doméstica. Sus tres esposas son deificadas como Samsin, Jeseok y la deidad de la cocina llamada Jowang y ayudan a los humanos para que ellos tengan buenas vidas. Esta versión de Andong es distintiva, ya que se enfoca no solo en el origen de Seongju, sino también a los orígenes de otras deidades domésticas.

La trama del mito seongjumuga sigue el proceso de la deificación de Seongju y otros varios eventos relacionados con la construcción de casas, lo que ayuda a explicar el origen de esta deidad. La narrativa también se concentra en la unión entre un hombre y una mujer cuando la esposa de Seongju aparece de varias diferentes deidades femeninas respectivas en distintas versiones del cuento, incluyendo la diosa de la tierra, Jisin; la diosa del parto, Samsin; y otra diosa del parto, Jeseok.

Es un caso muy raro en la mitología coreana que el relato entero se dedica a narrar el origen de los dioses domésticos. La relación entre Seongju, Jisin, Samsin y Jeseok, como se indica en seongjumuga refleja la jerarquía de las deidades guardianas del hogar en Corea. En la versión del mito transmitido en las partes sureñas de la provincia de Gyeonggi-do, el protagonista Hwanguyang, después de haber castigado a su impostor Sojinnag, convierte a Sojinnang en un poste guardián del pueblo llamado jangseong; y a la esposa de Sojinnang en una deidad guardiana del pueblo llamada Seonang, lo que indica que estos dos son las deidades de rango bajo en el chamanismo coreano.

Canto De La Deidad Guardiana Del Hogar

Canto De La Deidad Guardiana Del Hogar
Palabra clave

성조무가 ( 成造巫歌 , Seongjomuga )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Sinhwa

Autor HongTaehan(洪泰漢)

El mito chamánico “Seongjomuga” narra el origen de la deidad guardiana del hogar llamada Seongju que es el más superior entre los dioses domésticos en la creencia popular coreana y se recita como parte del ritual de adoración a la deidad guardiana doméstica conocido como seongjugut.

El seongjupuri es una versión de este mito transmitido en Dongnae de la provincia de Gyeongsangnam-do, el que no comparte muchos elementos en común con la versión de las partes sureñas de la provincia de Gyeonggi-do excepto la estructura narrativa general de Seongju. En seongjupuri, el Rey Gukban y la Señora Okjin de Seochoenguk rezan para pedir por tener un hijo, después de tener un sueño de la concepción, ellos tienen un hijo llamado Seongjo en sus últimos años de vida. A los quince años de edad, Seongjo pide al Emperador de Jade llamado Okhwangsangje semillas de pino para sembrarlas en una montaña abandonada en el Palacio Subterráneo llamado Jihagung. Cuando él cumplió dieciocho años de edad, él contrajo matrimonio con Gyehwa, pero él no la trataba bien e ignoraba los asuntos estatales, por lo cual él se va a la isla de Hwangto donde él se enfrenta con graves penurias. Seongjo ata una carta escrita con la sangre a la pata de un pájaro para enviarla a la Señora Gyehwa. Al recibir la carta, ella muestra esa carta a su suegra, la Señora Okjin, y al final, Seongjo regresa del exilio. A su regreso, Soengjo está muy feliz y se reúne con la Señora Gyehwa y tiene con ella los cinco hijos varones y las cinco hijas mujeres. A los setenta años de edad, Seongjo da un paseo para ver los pinos que él ha plantado, y toma las herramientas con el fin de construir un palacio y casas para sus súbditos. Al terminar la construcción, Seongjo asume el puesto de la deidad que reside en el hogar como guardián; la Señora Gyehwa, el puesto del espíritu de posesión llamado Seongju; y sus hijos e hijas, los puestos de los dioses de las cinco tierras llamados Otojisin y los dioses de las cinco direcciones llamados Obangjisin respectivamente.

La narrativa de Soengju conocida como seongjudeurineunmalmul que se ha transmitido en Andong de la provincia de Gyeongsangbuk-do tiene una trama flexible, pero también cuenta el origen de Seongju. En esta versión, Seongju nace en el Palacio de la Diosa del Parto denominado Jeseokgung con el nombre de Yugwangdeok, pero comete un crimen en el reino celestial y es enviada al mundo de los humanos. Soengju decide construir una casa seleccionando un sitio auspicioso con la ayuda de un experto geomántico y preparando todo para la construcción con muchos obreros contratados. Él mismo elabora varias herramientas diferentes y se dirige a cortar árboles. En ese momento, algo aparece repetidas veces e interrumpe su trabajo, y al fin su hacha se queda atorada en un árbol. Al recurrir a un adivino, un ritual del dios de la montaña llamado sansinje es recomendado. Cuando se lleva a cabo el ritual, su hacha se quita del árbol, y al final, él puede volver a casa con leñas. En ese momento, Seongju está en busca de una mujer que pueda ser su esposa, y él se encuentra con las tres hadas que están descendiendo del cielo a la tierra. Él se casa con ellas y se entroniza como la deidad guardiana doméstica. Sus tres esposas son deificadas como Samsin, Jeseok y la deidad de la cocina llamada Jowang y ayudan a los humanos para que ellos tengan buenas vidas. Esta versión de Andong es distintiva, ya que se enfoca no solo en el origen de Seongju, sino también a los orígenes de otras deidades domésticas.

La trama del mito seongjumuga sigue el proceso de la deificación de Seongju y otros varios eventos relacionados con la construcción de casas, lo que ayuda a explicar el origen de esta deidad. La narrativa también se concentra en la unión entre un hombre y una mujer cuando la esposa de Seongju aparece de varias diferentes deidades femeninas respectivas en distintas versiones del cuento, incluyendo la diosa de la tierra, Jisin; la diosa del parto, Samsin; y otra diosa del parto, Jeseok.

Es un caso muy raro en la mitología coreana que el relato entero se dedica a narrar el origen de los dioses domésticos. La relación entre Seongju, Jisin, Samsin y Jeseok, como se indica en seongjumuga refleja la jerarquía de las deidades guardianas del hogar en Corea. En la versión del mito transmitido en las partes sureñas de la provincia de Gyeonggi-do, el protagonista Hwanguyang, después de haber castigado a su impostor Sojinnag, convierte a Sojinnang en un poste guardián del pueblo llamado jangseong; y a la esposa de Sojinnang en una deidad guardiana del pueblo llamada Seonang, lo que indica que estos dos son las deidades de rango bajo en el chamanismo coreano.