Mito De Seok Talhae(昔脱解神话)

Mito De Seok Talhae

Palabra clave

석탈해신화 ( 昔脱解神话 , Seoktalhaesinhw )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Sinhwa

Autor LeeJiyoung(李志映)

El mito “Seoktalhaesinhwa” es el cuento sobre Talhae que es el cuarto rey del reino Silla y el progenitor de la familia real Seok a la vez. La narrativa es muy rica en detalles y tiene la estructura arquetípica de crónicas biográficas de héroes, la que es la estructura más universal encontrada en los mitos heroicos en el mundo.

El mito puede resumirse de la siguiente manera, que se basa en la narrativa como se describe en la sección “Registros de la Dinastía Talhae” de 《Samgungnyusa》: durante el reinado del Rey Namhae, la pescadora para el Rey Hyeokgeose llamada Ajineuiseon ve una bandada de urracas graznando, mientras están sobrevolando el agua. La vieja piensa que esto es raro y lo mira con mayor atención, y encuentra un barco en cuyo interior hay un gran arcón. Ajineuiseon abre el arcón en el que está un niño de apariencia noble junto con muchos tesoros y dos esclavos. Ella cuida al niño por diete días, después de lo cual el niño dice: “Soy de Yongseongguk. La reina me dio a luz, pero nací de un huevo por lo que me abandonaron, por eso estoy aquí”. Al terminar estas palabras, el niño lleva su bastón y sus dos esclavos al monte de Tohamsan donde él construye una tumba de piedra y permanece allí por siete días. El niño encuentra un lugar para vivir en la fortaleza situada en la montaña y se dirige a la casa que pertenece al ministerio Hogong. El niño hace un truco para enterrar una piedra afilada y pedazos de carbón vegetal en el terreno de la casa de Hogong. El niño hace un turco para enterrar una piedra afiladora y pedazos de carbón vegetal en el terreno de la casa de Hogong. Él presenta cargos contra Hogong diciendo: “Soy un herrero. En mi ausencia, alguien tomó mi casa. Ustedes podrán encontrar la evidencia si cavan el terreno alrededor de la casa”. Cuando las autoridades cavan la tierra y encuentran una piedra afiladora y carbones vegetales, ellos quedan convencidos de que lo que ha dicho el niño es verdad, y el niño toma posesión de la casa. Este niño se llama Talhae. Al enterarse de la sabiduría de Talhae, el Rey Namhae hace que el niño sea su yerno mayor.

Cuando Talhae baja del monte de Dongak (nombre alternativo del monte de Toamsan), él ordena a uno de sus esclavos llamados Baekeui recoger el agua. Después de recoger el agua del pozo Yonaejeong, Baekeui toma un sorbo primero y el cuenco se pega a sus labios, luego él no puede quitarlo de sus labios. Pero cuando Talhae le reprende y Baekeui se arrepiente, el cuenco se les quita. Desde entonces Baekeui nunca engaña a Talhae tras este incidente. Talhae sucede en el trono después del Rey Norye y fallece en el vigésimo tercer año de su reinado. Su funeral tiene lugar en la colina de Socheongu. Más tarde, Talhae reaparece como un espíritu y dice que los huesos del difunto rey deben desenterrarse para enterrarse de nuevo.

Los huesos son inmersos cuyo tamaño es igual al de los huesos de un hombre de gran fortaleza, y los huesos se trituran para convertirse en una estatua, la que se coloca en el palacio. Una vez más, el espíritu de Talhae aparece y dice que la estatua debe colocarse en el monte de Dongak y venerarse en todas las partes del reino como el dios del Dongak llamado Dongaksin.

Y la gente hace como lo que ha dicho el espíritu. El mar se coloca como telón de fondo del mito sobre Talhae, lo que pone de manifiesto que en la mitología coreana, no solo el entorno celestial, sino también el marinero puede ser caracterizado como una esfera divina y sobrenatural. Los detalles en el relato en cuanto al origen de Talhae indican la posibilidad de que un grupo de la cultura pescadora en el noreste de Siberia se extendió a lo largo de la costa este de la península coreana hasta llegar a las áreas de Gyeongju llevando consigo la tecnología avanzada de la Edad de Bronce o la Edad de Hierro. La escena de Talhae que se refiere a sí mismo como “herrero” indica que él podría ser el líder de un grupo que trajo la tecnología de la Edad de Hierro a la península coreana. Teniendo en cuenta que en Siberia, la cultura de herreros se conecta estrechamente a los chamanes, ya que ellos utilizan metales, herramientas y armas para poseer poderes de hechicería, y el Rey Namhae que era el segundo rey del reino Silla juega un papel de figura chamánica llamada Chachaung, es probable que Talhae era un rey herrero-chamán llamado Yamuwang.

Desde el punto de vista de la cultura popular, la práctica de desenterramiento de los huesos de Talhae para celebrar su segundo funeral puede ser interpretada como una forma de culto a los antepasados y de la adoración a los huesos ancestrales, los que son parte de la creencia de que los huesos contienen el espíritu del muerto.

Mito De Seok Talhae

Mito De Seok Talhae
Palabra clave

석탈해신화 ( 昔脱解神话 , Seoktalhaesinhw )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Sinhwa

Autor LeeJiyoung(李志映)

El mito “Seoktalhaesinhwa” es el cuento sobre Talhae que es el cuarto rey del reino Silla y el progenitor de la familia real Seok a la vez. La narrativa es muy rica en detalles y tiene la estructura arquetípica de crónicas biográficas de héroes, la que es la estructura más universal encontrada en los mitos heroicos en el mundo.

El mito puede resumirse de la siguiente manera, que se basa en la narrativa como se describe en la sección “Registros de la Dinastía Talhae” de 《Samgungnyusa》: durante el reinado del Rey Namhae, la pescadora para el Rey Hyeokgeose llamada Ajineuiseon ve una bandada de urracas graznando, mientras están sobrevolando el agua. La vieja piensa que esto es raro y lo mira con mayor atención, y encuentra un barco en cuyo interior hay un gran arcón. Ajineuiseon abre el arcón en el que está un niño de apariencia noble junto con muchos tesoros y dos esclavos. Ella cuida al niño por diete días, después de lo cual el niño dice: “Soy de Yongseongguk. La reina me dio a luz, pero nací de un huevo por lo que me abandonaron, por eso estoy aquí”. Al terminar estas palabras, el niño lleva su bastón y sus dos esclavos al monte de Tohamsan donde él construye una tumba de piedra y permanece allí por siete días. El niño encuentra un lugar para vivir en la fortaleza situada en la montaña y se dirige a la casa que pertenece al ministerio Hogong. El niño hace un truco para enterrar una piedra afilada y pedazos de carbón vegetal en el terreno de la casa de Hogong. El niño hace un turco para enterrar una piedra afiladora y pedazos de carbón vegetal en el terreno de la casa de Hogong. Él presenta cargos contra Hogong diciendo: “Soy un herrero. En mi ausencia, alguien tomó mi casa. Ustedes podrán encontrar la evidencia si cavan el terreno alrededor de la casa”. Cuando las autoridades cavan la tierra y encuentran una piedra afiladora y carbones vegetales, ellos quedan convencidos de que lo que ha dicho el niño es verdad, y el niño toma posesión de la casa. Este niño se llama Talhae. Al enterarse de la sabiduría de Talhae, el Rey Namhae hace que el niño sea su yerno mayor.

Cuando Talhae baja del monte de Dongak (nombre alternativo del monte de Toamsan), él ordena a uno de sus esclavos llamados Baekeui recoger el agua. Después de recoger el agua del pozo Yonaejeong, Baekeui toma un sorbo primero y el cuenco se pega a sus labios, luego él no puede quitarlo de sus labios. Pero cuando Talhae le reprende y Baekeui se arrepiente, el cuenco se les quita. Desde entonces Baekeui nunca engaña a Talhae tras este incidente. Talhae sucede en el trono después del Rey Norye y fallece en el vigésimo tercer año de su reinado. Su funeral tiene lugar en la colina de Socheongu. Más tarde, Talhae reaparece como un espíritu y dice que los huesos del difunto rey deben desenterrarse para enterrarse de nuevo.

Los huesos son inmersos cuyo tamaño es igual al de los huesos de un hombre de gran fortaleza, y los huesos se trituran para convertirse en una estatua, la que se coloca en el palacio. Una vez más, el espíritu de Talhae aparece y dice que la estatua debe colocarse en el monte de Dongak y venerarse en todas las partes del reino como el dios del Dongak llamado Dongaksin.

Y la gente hace como lo que ha dicho el espíritu. El mar se coloca como telón de fondo del mito sobre Talhae, lo que pone de manifiesto que en la mitología coreana, no solo el entorno celestial, sino también el marinero puede ser caracterizado como una esfera divina y sobrenatural. Los detalles en el relato en cuanto al origen de Talhae indican la posibilidad de que un grupo de la cultura pescadora en el noreste de Siberia se extendió a lo largo de la costa este de la península coreana hasta llegar a las áreas de Gyeongju llevando consigo la tecnología avanzada de la Edad de Bronce o la Edad de Hierro. La escena de Talhae que se refiere a sí mismo como “herrero” indica que él podría ser el líder de un grupo que trajo la tecnología de la Edad de Hierro a la península coreana. Teniendo en cuenta que en Siberia, la cultura de herreros se conecta estrechamente a los chamanes, ya que ellos utilizan metales, herramientas y armas para poseer poderes de hechicería, y el Rey Namhae que era el segundo rey del reino Silla juega un papel de figura chamánica llamada Chachaung, es probable que Talhae era un rey herrero-chamán llamado Yamuwang.

Desde el punto de vista de la cultura popular, la práctica de desenterramiento de los huesos de Talhae para celebrar su segundo funeral puede ser interpretada como una forma de culto a los antepasados y de la adoración a los huesos ancestrales, los que son parte de la creencia de que los huesos contienen el espíritu del muerto.