Origen De La Diosa De La Viruela, Manura(玛努拉本解)

Origen De La Diosa De La Viruela, Manura

Palabra clave

마누라본풀이 ( 玛努拉本解 , Manurabonpuri )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Sinhwa

Autor LeeSooja(李秀子)

El mito chamánico “Manurabonpuri” de la isla de Jeju-do se recita como parte de los rituales a gran escala y narra el origen de la diosa de la viruela llamada Manurasin. La viruela era muy común entre niños pequeños, y se temía debido a los efectos perjudiciales de cicatrices que quedaban por la enfermedad.

Lo siguiente es una versión del mito recitada por el chamán An Sa-in: Un día, la diosa del parto llamada Saengbulhalmang (Samsinhalmeoni) cruzó el puente de Seocheongang, el río que fluía entre el mundo de los humanos y el inframundo dirigiéndose hacia una intersección de cuatro ramales para ir a traer nueva vida a toda la gente del mundo. En la intersección, ella se encontró con la deidad de la viruela llamada Daebyeolsangsin que estaba encabezando un desfile de 30.000 funcionarios y sirvientes con banderas lujosas y coloridas llevando un libro de los nombres y caras de niños a los que ellos iban a dar la viruela. Saenbulhalmang se arrodilló y suplicó a la deidad que no les diera la enfermedad a quienes ella había dado la vida y no les dejara sufrir mucho de la viruela. Daebyeolsangsin moró con enojo a la diosa que estaba llorando rabiosamente y pensó que un ser ominoso enfrentaba en su camino. Por tanto, él hizo a los niños nacidos por Saengbulhalmang sufrir de la viruela. Las caras de ellos quedaron muy feas como calabazas. La diosa del parto estaba enojada por lo que había sucedido pese a su humilde súplica, Saengbulhalmang embarazó a la esposa del dios de la viruela utilizando su flor de vida llamada saengbulkkot y la mantuvo embarazada durante los catorce meses. En fin, la esposa estaba a punto de morir y Daebyeolsangsin no tenía otra opción que pedir perdón a Saengbulhalmang y construyó un puente de cometas para que ella fuera a su casa para ayudar a su esposa a dar a luz.

El relato se recita como parte del ritual de la isla de Jejudo llamado boldumaji para rezar por la concepción, parto seguro y salud para niños a las tres diosas: la diosa del parto, hija pequeña de Maengjinguk (también se llama Saengbulsin o Samseunghalmang); la diosa que brinda las enfermedades o la muerte a niños, hija pequeña del Rey Dragón de la costa este (Jeoseunghalmang o Gusamseunghalmang); y la diosa que les da la viruela a niños, Manurasin.

La estructura narrativa de este mito incluye el conflicto entre una deidad masculina y otra femenina, la actitud ofensiva e insultante hacia la deidad femenina. Y se supone que la venganza hecha por la deidad femenina proporciona un gran alivio psicológico y compensación para las mujeres que sufrían la opresión de los hombres en la sociedad tradicional.

Origen De La Diosa De La Viruela, Manura

Origen De La Diosa De La Viruela, Manura
Palabra clave

마누라본풀이 ( 玛努拉本解 , Manurabonpuri )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Sinhwa

Autor LeeSooja(李秀子)

El mito chamánico “Manurabonpuri” de la isla de Jeju-do se recita como parte de los rituales a gran escala y narra el origen de la diosa de la viruela llamada Manurasin. La viruela era muy común entre niños pequeños, y se temía debido a los efectos perjudiciales de cicatrices que quedaban por la enfermedad.

Lo siguiente es una versión del mito recitada por el chamán An Sa-in: Un día, la diosa del parto llamada Saengbulhalmang (Samsinhalmeoni) cruzó el puente de Seocheongang, el río que fluía entre el mundo de los humanos y el inframundo dirigiéndose hacia una intersección de cuatro ramales para ir a traer nueva vida a toda la gente del mundo. En la intersección, ella se encontró con la deidad de la viruela llamada Daebyeolsangsin que estaba encabezando un desfile de 30.000 funcionarios y sirvientes con banderas lujosas y coloridas llevando un libro de los nombres y caras de niños a los que ellos iban a dar la viruela. Saenbulhalmang se arrodilló y suplicó a la deidad que no les diera la enfermedad a quienes ella había dado la vida y no les dejara sufrir mucho de la viruela. Daebyeolsangsin moró con enojo a la diosa que estaba llorando rabiosamente y pensó que un ser ominoso enfrentaba en su camino. Por tanto, él hizo a los niños nacidos por Saengbulhalmang sufrir de la viruela. Las caras de ellos quedaron muy feas como calabazas. La diosa del parto estaba enojada por lo que había sucedido pese a su humilde súplica, Saengbulhalmang embarazó a la esposa del dios de la viruela utilizando su flor de vida llamada saengbulkkot y la mantuvo embarazada durante los catorce meses. En fin, la esposa estaba a punto de morir y Daebyeolsangsin no tenía otra opción que pedir perdón a Saengbulhalmang y construyó un puente de cometas para que ella fuera a su casa para ayudar a su esposa a dar a luz.

El relato se recita como parte del ritual de la isla de Jejudo llamado boldumaji para rezar por la concepción, parto seguro y salud para niños a las tres diosas: la diosa del parto, hija pequeña de Maengjinguk (también se llama Saengbulsin o Samseunghalmang); la diosa que brinda las enfermedades o la muerte a niños, hija pequeña del Rey Dragón de la costa este (Jeoseunghalmang o Gusamseunghalmang); y la diosa que les da la viruela a niños, Manurasin.

La estructura narrativa de este mito incluye el conflicto entre una deidad masculina y otra femenina, la actitud ofensiva e insultante hacia la deidad femenina. Y se supone que la venganza hecha por la deidad femenina proporciona un gran alivio psicológico y compensación para las mujeres que sufrían la opresión de los hombres en la sociedad tradicional.