Mito De La Doncella, Danggeum(棠锦千金)

Mito De La Doncella, Danggeum

Palabra clave

당금애기 ( 棠锦千金 , Danggeumaegi )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Sinhwa

Autor SeoDaeseok(徐大錫)

El mito chamánico “Danggeumaegi” narra el origen de Jeseok, dios que supervisa la agricultura y productividad, el que se ha transmitido en todas las partes de la península coreana.

El siguiente es un resumen del mito de la Doncella Danggeum que se basa en la versión de las regiones norteñas, considerada como la mejor versión que preserva las características mitológicas de la narrativa: hace mucho tiempo, en cierto lugar, vivía una familia noble que tenía nueve hijos varones, por tanto la familia elevaba sus plegarias para tener una hija. Finalmente nació una hija y tuvo el nombre de Danggeumaegi que significaba “bebé Danggeum”. Ella se convirtió en una hermosa mujer, y un día sus padres y hermanos asistieron a un evento dejándola sola en casa. Mientras tanto, un monje que recibía formación en materia de las doctrinas budistas visitó a Danggeum y le convenció de que tuviera una relaciones sexuales con él como una forma de donación por lo que Dangeum quedó embarazada. Al volver a casa, la familia se enteró de que Danggeum estaba embarazada del monje y la encerró en una caja de cartón, o en algunas versiones, la expulsó de su hogar. Tras diez después de ponerse en la caja, Danggeum dio a luz a los trillizos. A sus siete años de edad, los niños asistían a una escuela del pueblo donde a ellos se les burlaban y molestaban por ser huérfanos de padre. Los niños preguntaron a Danggeum quién y dónde estaba su padre. Al escuchar la respuesta de su madre, ellos se marcharon junto con su madre al templo situado en Seocheonguk. Cuando ellos se encontraron con su padre, el monje realizó varias pruebas de paternidad incluyendo la natación en aguas cristalinas llevando una prenda de papel; la construcción de un castillo de arena, lo suficientemente grande como para poder entrar y salir de él; y la creación del sonido utilizando un tambor de paja y un gallo de paja. Por último, el monje se cortó un dedo, y cuando vio que su sangre se unía con las sangres de los niños, él confirmó que los trillizos eran sus hijos sin duda.

El monje nombró a sus tres hijos como deidades, después de lo cual él y Dangguem ascendieron al cielo y los trillizos fueron deificados como Jeseok. En la actualidad, existen más de sesenta versiones del mito de Doncella Danggeum, cada una de ellas varía enormemente en los detalles. La heroína tiene varios nombres según las regiones tales como Seojangaegi (regiones del noroeste); Sejuaegi (regiones del noreste); Danggeumaegi (regiones centrales); Jeseongnimne Ttanimaegi (regiones del sureste); Jajimyeongagi (Jeju). En cambio, el nombre del monje puede alternar por los de Hwangeusan Jujaemunjang (Ganggye); Seoinnim (Hamheung, Pyongyang); Jangseokgayeorae (Yangpyeong); Seokgayeoraesijunnim (Gangneung, Yeongdeok); Hwangeumsan Jungsang (Suwon, Osan); Hwanggeumdaesa (Cheongju); Hwangeumsan Hwangejung (Jindo, Yeongdong); y Hwangeumsan Jujaeseonsaeng (Jeju). Los detalles de la historia desde el embarazo del protagonista femenino y sus dificultades hasta el encuentro de los tres niños con el monje también varían considerablemente de una región a otra. En versiones de las regiones del noreste del río Namhangang, el monje viene a la casa de la heroína para solicitar una donación y pasa la noche, durante lo cual la hija recibe las tres canicas en su sueño, lo que indica la concepción; mientras en versiones de las regiones del suroeste de la península, el monje le da a la hija los tres granos de arroz para que los coma al salir de la casa de ella después de haber recibido los granos como donación; o agarra la muñeca de ella; o le toca el cabello a ella, lo que es la causa del embarazo. Las dificultades que la hija experimenta por su embarazo en versiones del noreste, la hija se encarcela en una cueva donde ella da a luz y cría a los trillizos después de lo cual ella se marcha en busca del monje para hacer realidad la petición de sus hijos: mientras en versiones del suroeste, tan pronto como los padres expulsan a su hija embarazada de su hogar, ella va a encontrar al monje. El monje reacciona de manera distinta según las diferentes versiones: en versiones del noreste, él lleva a cabo varias pruebas para asegurarse de que los trillizos son sus hijos, y cuando los niños pasan estas pruebas, el monje les otorga los nombres y posiciones; mientras en versiones del suroeste, al encontrarse con la heroína embarazada, el monje deja el sacerdocio y se prepara para vivir una vida secular con ella. En versiones del la isla de Jeju-do, los trillizos fracasan en el examen para la selección del personal de funcionarios del gobierno debido a que ellos son los hijos de un monje budista por lo cual los tres hermanos, enojados por el resultado destruyen el campanario con círculos grabados. Al enterarse de lo que ha pasado, el rey detiene a la protagonista femenina y ordena a los trillizos reparar el campanario destruido, después de lo cual su madre queda en libertad y los tres hijos son deificados y venerados a través de rituales chamánicos.

Este mito chamánico de que un monje y una doncella tienen los trillizos juntos es la narrativa del origen de la deidad Jeseok, que se encarga de todas las actividades agrícolas y productividad en la religión coreana. La concepción y el parto se perciben como actos divinos en el cuento que narra los papeles y capacidades del dios de la productividad para pedirle por la fertilidad y prosperidad. La caracterización del protagonista masculino como un monje se relaciona con la introducción del budismo. En varias versiones, el monje desciende o asciende al cielo, o tiene poderes sobrenaturales como magia taoísta, los que son rasgos compartidos con el dios del sol llamado Haemosu, por lo que se supone que el personaje de Haemosu fue reemplazado por un monje tras la adopción del budismo en la mitología coreana. El protagonista femenino de la historia refleja la capacidad de una diosa que domina una región como muestra su nombre de Danggeum cuyos orígenes se remontan a la palabra “dangam” del reino Goguryeo, que significa “dios de los granos” o “dios del pueblo”. Esta interpretación del mito establece una conexión con los mitos antiguos de la fundación de Dangun o Jumong, en los que un hombre del mundo celestial y una mujer terrestre se casan para dar a luz a una nueva deidad.

Audio

more

Mito De La Doncella, Danggeum

Mito De La Doncella, Danggeum
Palabra clave

당금애기 ( 棠锦千金 , Danggeumaegi )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Sinhwa

Autor SeoDaeseok(徐大錫)

El mito chamánico “Danggeumaegi” narra el origen de Jeseok, dios que supervisa la agricultura y productividad, el que se ha transmitido en todas las partes de la península coreana.

El siguiente es un resumen del mito de la Doncella Danggeum que se basa en la versión de las regiones norteñas, considerada como la mejor versión que preserva las características mitológicas de la narrativa: hace mucho tiempo, en cierto lugar, vivía una familia noble que tenía nueve hijos varones, por tanto la familia elevaba sus plegarias para tener una hija. Finalmente nació una hija y tuvo el nombre de Danggeumaegi que significaba “bebé Danggeum”. Ella se convirtió en una hermosa mujer, y un día sus padres y hermanos asistieron a un evento dejándola sola en casa. Mientras tanto, un monje que recibía formación en materia de las doctrinas budistas visitó a Danggeum y le convenció de que tuviera una relaciones sexuales con él como una forma de donación por lo que Dangeum quedó embarazada. Al volver a casa, la familia se enteró de que Danggeum estaba embarazada del monje y la encerró en una caja de cartón, o en algunas versiones, la expulsó de su hogar. Tras diez después de ponerse en la caja, Danggeum dio a luz a los trillizos. A sus siete años de edad, los niños asistían a una escuela del pueblo donde a ellos se les burlaban y molestaban por ser huérfanos de padre. Los niños preguntaron a Danggeum quién y dónde estaba su padre. Al escuchar la respuesta de su madre, ellos se marcharon junto con su madre al templo situado en Seocheonguk. Cuando ellos se encontraron con su padre, el monje realizó varias pruebas de paternidad incluyendo la natación en aguas cristalinas llevando una prenda de papel; la construcción de un castillo de arena, lo suficientemente grande como para poder entrar y salir de él; y la creación del sonido utilizando un tambor de paja y un gallo de paja. Por último, el monje se cortó un dedo, y cuando vio que su sangre se unía con las sangres de los niños, él confirmó que los trillizos eran sus hijos sin duda.

El monje nombró a sus tres hijos como deidades, después de lo cual él y Dangguem ascendieron al cielo y los trillizos fueron deificados como Jeseok. En la actualidad, existen más de sesenta versiones del mito de Doncella Danggeum, cada una de ellas varía enormemente en los detalles. La heroína tiene varios nombres según las regiones tales como Seojangaegi (regiones del noroeste); Sejuaegi (regiones del noreste); Danggeumaegi (regiones centrales); Jeseongnimne Ttanimaegi (regiones del sureste); Jajimyeongagi (Jeju). En cambio, el nombre del monje puede alternar por los de Hwangeusan Jujaemunjang (Ganggye); Seoinnim (Hamheung, Pyongyang); Jangseokgayeorae (Yangpyeong); Seokgayeoraesijunnim (Gangneung, Yeongdeok); Hwangeumsan Jungsang (Suwon, Osan); Hwanggeumdaesa (Cheongju); Hwangeumsan Hwangejung (Jindo, Yeongdong); y Hwangeumsan Jujaeseonsaeng (Jeju). Los detalles de la historia desde el embarazo del protagonista femenino y sus dificultades hasta el encuentro de los tres niños con el monje también varían considerablemente de una región a otra. En versiones de las regiones del noreste del río Namhangang, el monje viene a la casa de la heroína para solicitar una donación y pasa la noche, durante lo cual la hija recibe las tres canicas en su sueño, lo que indica la concepción; mientras en versiones de las regiones del suroeste de la península, el monje le da a la hija los tres granos de arroz para que los coma al salir de la casa de ella después de haber recibido los granos como donación; o agarra la muñeca de ella; o le toca el cabello a ella, lo que es la causa del embarazo. Las dificultades que la hija experimenta por su embarazo en versiones del noreste, la hija se encarcela en una cueva donde ella da a luz y cría a los trillizos después de lo cual ella se marcha en busca del monje para hacer realidad la petición de sus hijos: mientras en versiones del suroeste, tan pronto como los padres expulsan a su hija embarazada de su hogar, ella va a encontrar al monje. El monje reacciona de manera distinta según las diferentes versiones: en versiones del noreste, él lleva a cabo varias pruebas para asegurarse de que los trillizos son sus hijos, y cuando los niños pasan estas pruebas, el monje les otorga los nombres y posiciones; mientras en versiones del suroeste, al encontrarse con la heroína embarazada, el monje deja el sacerdocio y se prepara para vivir una vida secular con ella. En versiones del la isla de Jeju-do, los trillizos fracasan en el examen para la selección del personal de funcionarios del gobierno debido a que ellos son los hijos de un monje budista por lo cual los tres hermanos, enojados por el resultado destruyen el campanario con círculos grabados. Al enterarse de lo que ha pasado, el rey detiene a la protagonista femenina y ordena a los trillizos reparar el campanario destruido, después de lo cual su madre queda en libertad y los tres hijos son deificados y venerados a través de rituales chamánicos.

Este mito chamánico de que un monje y una doncella tienen los trillizos juntos es la narrativa del origen de la deidad Jeseok, que se encarga de todas las actividades agrícolas y productividad en la religión coreana. La concepción y el parto se perciben como actos divinos en el cuento que narra los papeles y capacidades del dios de la productividad para pedirle por la fertilidad y prosperidad. La caracterización del protagonista masculino como un monje se relaciona con la introducción del budismo. En varias versiones, el monje desciende o asciende al cielo, o tiene poderes sobrenaturales como magia taoísta, los que son rasgos compartidos con el dios del sol llamado Haemosu, por lo que se supone que el personaje de Haemosu fue reemplazado por un monje tras la adopción del budismo en la mitología coreana. El protagonista femenino de la historia refleja la capacidad de una diosa que domina una región como muestra su nombre de Danggeum cuyos orígenes se remontan a la palabra “dangam” del reino Goguryeo, que significa “dios de los granos” o “dios del pueblo”. Esta interpretación del mito establece una conexión con los mitos antiguos de la fundación de Dangun o Jumong, en los que un hombre del mundo celestial y una mujer terrestre se casan para dar a luz a una nueva deidad.