la séptima noche del séptimo mes(七夕)

la séptima noche del séptimo mes

Palabra clave

칠석 ( 七夕 , Chilseok )

Ubicación de la enciclopedia

costumbres estacionales de Corea > OTOÑO > Julio > Vacaciones estacionales

Autor KimYongduk(金容德)

Es una festividad estacional que se celebra el 7 del séptimo mes lunar. Según la creencia popular, es este día cuando Gyeonu (Altair) y Jingnyeo (Vega) vuelven a encontrarse tras un largo año de separación. Cuenta la leyenda que al otro lado de la vía láctea, en el reino celestial gobernado por Okhwangsanje (lit. Emperador de Jade, dios celestial taoísta), vivía un pastor muy trabajador llamado Gyeonu, al que el emperador Okhwangsanje, conmovido por la laboriosidad y el noble espíritu del muchacho, casó con su nieta Jingnyeo. Sin embargo, la pareja de recién casados era tan feliz que el joven esposo empezó a descuidar sus tareas en el campo, al igual que ella, sus labores de tejido de ramio. La negligencia de ambos enamorados causó un gran caos en el mundo celestial y todos fueron víctimas de calamidades naturales, desgracias y hambrunas. Esta situación provocó la ira del soberano, quien decidió castigar a la joven pareja separándolos en ambos extremos de la vía láctea. Al conocerse la trágica y triste historia de amor de Gyeonu y Jingnyeo, todos los años, en la séptima noche del séptimo mes lunar, los cuervos y las urracas suben al cielo para construirles un puente sobre la vía láctea, el cual se conoce como Ojakgyo, que permite que los enamorados puedan reencontrarse después de la larga separación. Generalmente en este día suele llover y dependiendo de cuándo llueva se le concede diferentes interpretaciones. Tal es así que si llueve el día previo se dice que son las lágrimas de los enamorados que lloran de felicidad por el reencuentro, mientras que si llueve al día siguiente de Chilseok es debido a las lágrimas de tristeza que derraman por tener que volver a separarse.

En el pasado, se solían realizar diversos eventos durante el día de Chilseok. En el Dongguk sesigi (Registro de las costumbres estacionales de Corea) se relata que en las escuelas de los pueblos, conocidas como seodang, los alumnos redactaban poemas sobre la temática de Gyeonu y Jingnyeo. Otras costumbres propias de esta fecha eran el pogui (lit. secar la ropa) y el pokseo (lit. secar los libros), las cuales consistían en sacar la ropa de los armarios y los libros de los escritorios o estantes y secarlos al sol, para que así no se enmohecieran por la humedad durante la temporada de lluvias estivales. Por otra parte, las mujeres realizaban el geolgyo, una especie de rezo a Vega, la estrella protectora de las tejedoras, para que les concediera talento en la costura. En la madrugada de Chilseok, las mujeres solían preparar una mesa con melones coreanos, pepinos y otras frutas y verduras para hacer reverencias ante Vega y pedirle que les ayudara a mejorar sus artes en la costura. Si llegada la noche la mesa estaba cubierta por una telaraña, las mujeres se alegraban porque, según la creencia popular, eso significaba que Jingnyeo (Vega) había escuchado sus plegarias y cumpliría sus deseos.

Dependiendo de las regiones y las costumbres de cada familia, se realizaban diversas celebraciones y ritos en honor a las estrellas, los ancestros de la familia o a Buda, a fin de orar por el cumplimiento de los deseos. Uno de los platos más emblemáticos de Chilseok era el miljeonbyeong, una especie de panqueque de harina de trigo. Asimismo, la gente solía divertirse bebiendo licores, comiendo, cantando y bailando hasta altas horas de la noche. Esta actividad se conocía como Chilseok nori (lit. festejos del séptimo día del séptimo mes). Por otra parte, en la mañana de Chilseok, la gente solía permanecer en sus casas y evitaba salir afuera debido a la creencia de que era entonces cuando los dioses descendían a los campos para decidir la cantidad de granos a cosecharse, ya que, en caso de molestarles, podían reducir la producción prevista.

la séptima noche del séptimo mes

la séptima noche del séptimo mes
Palabra clave

칠석 ( 七夕 , Chilseok )

Ubicación de la enciclopedia

costumbres estacionales de Corea > OTOÑO > Julio > Vacaciones estacionales

Autor KimYongduk(金容德)

Es una festividad estacional que se celebra el 7 del séptimo mes lunar. Según la creencia popular, es este día cuando Gyeonu (Altair) y Jingnyeo (Vega) vuelven a encontrarse tras un largo año de separación. Cuenta la leyenda que al otro lado de la vía láctea, en el reino celestial gobernado por Okhwangsanje (lit. Emperador de Jade, dios celestial taoísta), vivía un pastor muy trabajador llamado Gyeonu, al que el emperador Okhwangsanje, conmovido por la laboriosidad y el noble espíritu del muchacho, casó con su nieta Jingnyeo. Sin embargo, la pareja de recién casados era tan feliz que el joven esposo empezó a descuidar sus tareas en el campo, al igual que ella, sus labores de tejido de ramio. La negligencia de ambos enamorados causó un gran caos en el mundo celestial y todos fueron víctimas de calamidades naturales, desgracias y hambrunas. Esta situación provocó la ira del soberano, quien decidió castigar a la joven pareja separándolos en ambos extremos de la vía láctea. Al conocerse la trágica y triste historia de amor de Gyeonu y Jingnyeo, todos los años, en la séptima noche del séptimo mes lunar, los cuervos y las urracas suben al cielo para construirles un puente sobre la vía láctea, el cual se conoce como Ojakgyo, que permite que los enamorados puedan reencontrarse después de la larga separación. Generalmente en este día suele llover y dependiendo de cuándo llueva se le concede diferentes interpretaciones. Tal es así que si llueve el día previo se dice que son las lágrimas de los enamorados que lloran de felicidad por el reencuentro, mientras que si llueve al día siguiente de Chilseok es debido a las lágrimas de tristeza que derraman por tener que volver a separarse.

En el pasado, se solían realizar diversos eventos durante el día de Chilseok. En el Dongguk sesigi (Registro de las costumbres estacionales de Corea) se relata que en las escuelas de los pueblos, conocidas como seodang, los alumnos redactaban poemas sobre la temática de Gyeonu y Jingnyeo. Otras costumbres propias de esta fecha eran el pogui (lit. secar la ropa) y el pokseo (lit. secar los libros), las cuales consistían en sacar la ropa de los armarios y los libros de los escritorios o estantes y secarlos al sol, para que así no se enmohecieran por la humedad durante la temporada de lluvias estivales. Por otra parte, las mujeres realizaban el geolgyo, una especie de rezo a Vega, la estrella protectora de las tejedoras, para que les concediera talento en la costura. En la madrugada de Chilseok, las mujeres solían preparar una mesa con melones coreanos, pepinos y otras frutas y verduras para hacer reverencias ante Vega y pedirle que les ayudara a mejorar sus artes en la costura. Si llegada la noche la mesa estaba cubierta por una telaraña, las mujeres se alegraban porque, según la creencia popular, eso significaba que Jingnyeo (Vega) había escuchado sus plegarias y cumpliría sus deseos.

Dependiendo de las regiones y las costumbres de cada familia, se realizaban diversas celebraciones y ritos en honor a las estrellas, los ancestros de la familia o a Buda, a fin de orar por el cumplimiento de los deseos. Uno de los platos más emblemáticos de Chilseok era el miljeonbyeong, una especie de panqueque de harina de trigo. Asimismo, la gente solía divertirse bebiendo licores, comiendo, cantando y bailando hasta altas horas de la noche. Esta actividad se conocía como Chilseok nori (lit. festejos del séptimo día del séptimo mes). Por otra parte, en la mañana de Chilseok, la gente solía permanecer en sus casas y evitaba salir afuera debido a la creencia de que era entonces cuando los dioses descendían a los campos para decidir la cantidad de granos a cosecharse, ya que, en caso de molestarles, podían reducir la producción prevista.