sopa de lochas(鰍魚湯)

sopa de lochas

Palabra clave

추어탕 ( 鰍魚湯 , Chueotang )

Ubicación de la enciclopedia

costumbres estacionales de Corea > OTOÑO > Septiembre > Comida

Autor KimSangbo(金尙寶)

La sopa que se prepara con lochas era el plato estacional típico de esta época de otoño, pues de julio a noviembre estos peces se tornan mucho más sabrosos y carnosos. La locha recibe los nombres de ichu o chueo.

El primer texto que hace referencia a este plato es Oju yeonmun jangjeon sango (Reflexiones aisladas de Oju), que es una enciclopedia redactada por el erudito Lee Kyu-kyeong a mediados del siglo XIX. En en la sección de vestimenta y dietas del volumen que trata acerca de la sociedad y la vida, se explica el modo de preparación de esta sopa bajo el apartado de chudubutang: “Se ponen las lochas vivas dentro de un recipiente de barro con agua, la cual se cambia tres veces al día durante cinco o seis días para que de esta forma los peces vomiten todo el lodo ingerido. Luego se echan en una olla entre 50 a 60 lochas, varios bloques de queso de soja o dubu y agua. Al hervir el agua, los peces se meten en los quesos de soja para huir del calor, pero al poco tiempo también hierven los quesos de soja, así que las lochas quedan cocidas dentro. A continuación se retiran los bloques de queso de soja de la olla, se cortan en trozos pequeños y se los fríe con aceite de sésamo para preparar con ellos la sopa de lochas. Este plato era muy popular entre los siervos estatales por su sabor especial”. De acuerdo a esta descripción, se puede saber que a mediados del siglo XIX la sopa de lochas no era un plato de la clase alta sino de las clases media y baja.

El chueotang empieza a saber bien desde principios del otoño y es un plato rico en proteínas, calcio y otros minerales, por lo que los coreanos consumían esta comida nutritiva para recargarse de la energía perdida durante los calores del verano. En especial, constituía una importante fuente de proteína de origen animal para los agricultores, quienes quedaban exhaustos por las labores de cosecha. En la actualidad este plato puede ser consumido en cualquier momento del año, por lo que ha perdido su característica de comida estacional.

sopa de lochas

sopa de lochas
Palabra clave

추어탕 ( 鰍魚湯 , Chueotang )

Ubicación de la enciclopedia

costumbres estacionales de Corea > OTOÑO > Septiembre > Comida

Autor KimSangbo(金尙寶)

La sopa que se prepara con lochas era el plato estacional típico de esta época de otoño, pues de julio a noviembre estos peces se tornan mucho más sabrosos y carnosos. La locha recibe los nombres de ichu o chueo.

El primer texto que hace referencia a este plato es Oju yeonmun jangjeon sango (Reflexiones aisladas de Oju), que es una enciclopedia redactada por el erudito Lee Kyu-kyeong a mediados del siglo XIX. En en la sección de vestimenta y dietas del volumen que trata acerca de la sociedad y la vida, se explica el modo de preparación de esta sopa bajo el apartado de chudubutang: “Se ponen las lochas vivas dentro de un recipiente de barro con agua, la cual se cambia tres veces al día durante cinco o seis días para que de esta forma los peces vomiten todo el lodo ingerido. Luego se echan en una olla entre 50 a 60 lochas, varios bloques de queso de soja o dubu y agua. Al hervir el agua, los peces se meten en los quesos de soja para huir del calor, pero al poco tiempo también hierven los quesos de soja, así que las lochas quedan cocidas dentro. A continuación se retiran los bloques de queso de soja de la olla, se cortan en trozos pequeños y se los fríe con aceite de sésamo para preparar con ellos la sopa de lochas. Este plato era muy popular entre los siervos estatales por su sabor especial”. De acuerdo a esta descripción, se puede saber que a mediados del siglo XIX la sopa de lochas no era un plato de la clase alta sino de las clases media y baja.

El chueotang empieza a saber bien desde principios del otoño y es un plato rico en proteínas, calcio y otros minerales, por lo que los coreanos consumían esta comida nutritiva para recargarse de la energía perdida durante los calores del verano. En especial, constituía una importante fuente de proteína de origen animal para los agricultores, quienes quedaban exhaustos por las labores de cosecha. En la actualidad este plato puede ser consumido en cualquier momento del año, por lo que ha perdido su característica de comida estacional.