el arado del dragón(龍耕)

el arado del dragón

Palabra clave

용경 ( 龍耕 , Yonggyeong )

Ubicación de la enciclopedia

costumbres estacionales de Corea > INVIERNO > Noviembre > Términos estacionales

Autor KimDohyun(金道賢)

Era una práctica de adivinación que se hacía en la época de Dongji (solsticio de invierno) para saber cómo resultarían las cosechas al año siguiente, según la forma en que quebraba el hielo que se formaba en los estanques. Cuando los estanques se congelan, se abre una grieta como si hubiera pasado por encima el arado, hecho que la gente adjudicaba al dragón que supuestamente vivía en el estanque. Esta forma de adivinación del futuro recibía también el nombre de yonggari y yong-ui batgari, que significan “arado del dragón”.

La predicción sobre los resultados de la cosecha del año siguiente observando la formación de las capas de hielo en invierno se practicaba extensamente en todo el país. Por ejemplo, en la provincia de Hamgyeong (actual Corea del Norte), existía una costumbre llamada gyeolbingbok (adivinación de la suerte según momento de la aparición del hielo) que consistía en observar la superficie del lago Jangyeon, cerca de la estación Yongpyeong. Si el lago se congelaba antes de Dongji, significaba que la cosecha sería buena al año siguiente; pero si se congelaba pasado Dongji, significaba que sería mala. Existe otra costumbre llamada dongbok (lit. adivinación a través del hielo), que se practicaba la noche anterior a la primera luna llena del año (14 del primer mes lunar). La gente dejaba de noche dos cuencos de agua fresca a la intemperie, uno mirando al sur y otro al norte, y al día siguiente se examinaba la capa de hielo formada en los cuencos para predecir la suerte de las cosechas en las regiones norte y sur. También existían otras prácticas adivinatorias semejantes, como el haebingjeom (lit. adivinación según el deshielo), que consideraba el deshielo temprano de la primavera como indicio de una mala cosecha; o el hudongjeom (lit. adivinación por el grosor del hielo), que decía que una gruesa capa de hielo en los lagos auguraba una excelente cosecha. En la provincia de Hamgyeong, existía una práctica llamada doromyeonjeom (adivinación a través del hielo formado en la superficie de los caminos), que predecía una mala cosecha si las grietas en la capa de hielo que cubrían los caminos eran horizontales, mientras que auguraban una buena cosecha si lo hacían verticalmente. Todas estas prácticas adivinatorias basadas en el hielo y relacionadas con la cantidad de agua, indispensable para la buena cosecha, y el clima de invierno, han sido costumbres folclóricas conservadas por medio de la observación de los fenómenos naturales durante milenios.

el arado del dragón

el arado del dragón
Palabra clave

용경 ( 龍耕 , Yonggyeong )

Ubicación de la enciclopedia

costumbres estacionales de Corea > INVIERNO > Noviembre > Términos estacionales

Autor KimDohyun(金道賢)

Era una práctica de adivinación que se hacía en la época de Dongji (solsticio de invierno) para saber cómo resultarían las cosechas al año siguiente, según la forma en que quebraba el hielo que se formaba en los estanques. Cuando los estanques se congelan, se abre una grieta como si hubiera pasado por encima el arado, hecho que la gente adjudicaba al dragón que supuestamente vivía en el estanque. Esta forma de adivinación del futuro recibía también el nombre de yonggari y yong-ui batgari, que significan “arado del dragón”.

La predicción sobre los resultados de la cosecha del año siguiente observando la formación de las capas de hielo en invierno se practicaba extensamente en todo el país. Por ejemplo, en la provincia de Hamgyeong (actual Corea del Norte), existía una costumbre llamada gyeolbingbok (adivinación de la suerte según momento de la aparición del hielo) que consistía en observar la superficie del lago Jangyeon, cerca de la estación Yongpyeong. Si el lago se congelaba antes de Dongji, significaba que la cosecha sería buena al año siguiente; pero si se congelaba pasado Dongji, significaba que sería mala. Existe otra costumbre llamada dongbok (lit. adivinación a través del hielo), que se practicaba la noche anterior a la primera luna llena del año (14 del primer mes lunar). La gente dejaba de noche dos cuencos de agua fresca a la intemperie, uno mirando al sur y otro al norte, y al día siguiente se examinaba la capa de hielo formada en los cuencos para predecir la suerte de las cosechas en las regiones norte y sur. También existían otras prácticas adivinatorias semejantes, como el haebingjeom (lit. adivinación según el deshielo), que consideraba el deshielo temprano de la primavera como indicio de una mala cosecha; o el hudongjeom (lit. adivinación por el grosor del hielo), que decía que una gruesa capa de hielo en los lagos auguraba una excelente cosecha. En la provincia de Hamgyeong, existía una práctica llamada doromyeonjeom (adivinación a través del hielo formado en la superficie de los caminos), que predecía una mala cosecha si las grietas en la capa de hielo que cubrían los caminos eran horizontales, mientras que auguraban una buena cosecha si lo hacían verticalmente. Todas estas prácticas adivinatorias basadas en el hielo y relacionadas con la cantidad de agua, indispensable para la buena cosecha, y el clima de invierno, han sido costumbres folclóricas conservadas por medio de la observación de los fenómenos naturales durante milenios.