el rito en honor deYeongdeung(灵登祭)

el rito en honor deYeongdeung

Palabra clave

영등제 ( 灵登祭 , Yeongdeungje )

Ubicación de la enciclopedia

costumbres estacionales de Corea > PRIMAVERA > Febrero > Vacaciones estacionales

Autor NaSeungman(羅承晩)

Rito de ofrenda en honor a la deidad del viento Yeongdeung, que se realiza el primer día del segundo mes lunar, llamado por esta razón Yeongdeungnal. También se le llama al segundo mes lunar entero como yeongdeungdal. El yeongdeungje, por ser un rito dedicado a la Abuela Yeongdeung, la deidad que provoca los vientos, se conoce también como pungsinje (lit. rito a la divinidad del viento); y por ser un rito de bienvenida, se le llama también yeongdeungmaji (lit. bienvenida a Yeongdeung). La Abuela Yeongdeung baja a la tierra en Iwol Choharu (primer día del segundo mes lunar), pero el día de regreso, dependiendo de las regiones, es el 3, el 15 o el 20 del mismo mes. En las zonas costeras, hay muchas localidades que celebran el yeongdeungje como rito dedicado al dios tutelar del lugar o como fiesta comunitaria.

En las comunidades rurales, las tareas agrícolas empiezan este mismo día, de modo que comen platos especiales, sacan los fertilizantes a los campos y rezan por una buena cosecha. Si este día hace viento, lo llaman baram yeongdeung y predicen que será un año ventoso; si hace soleado, lo llaman bul yeongdeung y dicen que habrá sequías; y si llueve, lo llaman mul yeongdeung y dicen que será un año de abundantes cosechas.

Como la Abuela Yeongdeung es la deidad rectora de los vientos, se la reverencia principalmente en los pueblos pesqueros, donde el viento tiene una influencia decisiva en las actividades de subsistencia. En los días que desciende a la tierra y retorna al cielo, se cuelga una rama de bambú en la cocina y se preparan platos para realizarle una ofrenda y pedirle vientos favorables para la pesca. En la región suroriental de la península es costumbre que el día anterior a su llegada se ponga una capa de tierra ocre delante de las casas y se cuelgue una cuerda de paja con ramas y hojas de bambú en las puertas para impedir que crucen el umbral los mendigos, los enfermos y otras personas consideradas de mal agüero. Cuando canta el gallo en la madrugada del día de la llegada de la Abuela Yeongdeung, las amas de casa colocan un recipiente con agua limpia sacada del pozo en el rincón del patio donde están las tinajas o en el baño. Al aclararse y llegar la mañana, preparan el arroz y lo ponen debajo del poste que guarda las espigas de arroz byeotgaritdae para rezar por una buena cosecha y por la salud de la familia. También hacen una basa de unos 30 cm de altura entretejiendo tres ramas frescas de bambú con hilos de colores, retazos de tela y papel de arroz blanco, y colocan encima un recipiente con agua limpia. Esta ofrenda de agua se reemplaza tres veces: el 10, el 15 y el 20 del segundo mes lunar. El rito alcanza su punto culminante el día que supuestamente la Abuela Yeongdeung parte al cielo. Si este día llovía o estaba nublado, se consideraba señal de buena cosecha.

el rito en honor deYeongdeung

el rito en honor deYeongdeung
Palabra clave

영등제 ( 灵登祭 , Yeongdeungje )

Ubicación de la enciclopedia

costumbres estacionales de Corea > PRIMAVERA > Febrero > Vacaciones estacionales

Autor NaSeungman(羅承晩)

Rito de ofrenda en honor a la deidad del viento Yeongdeung, que se realiza el primer día del segundo mes lunar, llamado por esta razón Yeongdeungnal. También se le llama al segundo mes lunar entero como yeongdeungdal. El yeongdeungje, por ser un rito dedicado a la Abuela Yeongdeung, la deidad que provoca los vientos, se conoce también como pungsinje (lit. rito a la divinidad del viento); y por ser un rito de bienvenida, se le llama también yeongdeungmaji (lit. bienvenida a Yeongdeung). La Abuela Yeongdeung baja a la tierra en Iwol Choharu (primer día del segundo mes lunar), pero el día de regreso, dependiendo de las regiones, es el 3, el 15 o el 20 del mismo mes. En las zonas costeras, hay muchas localidades que celebran el yeongdeungje como rito dedicado al dios tutelar del lugar o como fiesta comunitaria.

En las comunidades rurales, las tareas agrícolas empiezan este mismo día, de modo que comen platos especiales, sacan los fertilizantes a los campos y rezan por una buena cosecha. Si este día hace viento, lo llaman baram yeongdeung y predicen que será un año ventoso; si hace soleado, lo llaman bul yeongdeung y dicen que habrá sequías; y si llueve, lo llaman mul yeongdeung y dicen que será un año de abundantes cosechas.

Como la Abuela Yeongdeung es la deidad rectora de los vientos, se la reverencia principalmente en los pueblos pesqueros, donde el viento tiene una influencia decisiva en las actividades de subsistencia. En los días que desciende a la tierra y retorna al cielo, se cuelga una rama de bambú en la cocina y se preparan platos para realizarle una ofrenda y pedirle vientos favorables para la pesca. En la región suroriental de la península es costumbre que el día anterior a su llegada se ponga una capa de tierra ocre delante de las casas y se cuelgue una cuerda de paja con ramas y hojas de bambú en las puertas para impedir que crucen el umbral los mendigos, los enfermos y otras personas consideradas de mal agüero. Cuando canta el gallo en la madrugada del día de la llegada de la Abuela Yeongdeung, las amas de casa colocan un recipiente con agua limpia sacada del pozo en el rincón del patio donde están las tinajas o en el baño. Al aclararse y llegar la mañana, preparan el arroz y lo ponen debajo del poste que guarda las espigas de arroz byeotgaritdae para rezar por una buena cosecha y por la salud de la familia. También hacen una basa de unos 30 cm de altura entretejiendo tres ramas frescas de bambú con hilos de colores, retazos de tela y papel de arroz blanco, y colocan encima un recipiente con agua limpia. Esta ofrenda de agua se reemplaza tres veces: el 10, el 15 y el 20 del segundo mes lunar. El rito alcanza su punto culminante el día que supuestamente la Abuela Yeongdeung parte al cielo. Si este día llovía o estaba nublado, se consideraba señal de buena cosecha.