faltriquera de la buena suerte(福囊)

faltriquera de la buena suerte

Palabra clave

복주머니 ( 福囊 , Bokjumeoni )

Ubicación de la enciclopedia

costumbres estacionales de Corea > Enero > Enero > Vacaciones estacionales

Autor GuMirae(具美來)

Faltriquera bordada con diversos diseños de la buena suerte que se llevaba consigo para atraer la fortuna. Están hechas con telas multicolores de seda o algodón y tienen una forma redondeada (durujumeoni) o con los bordes angulosos (gwijumeoni, faltriquera con orejas). Se adornan con bordados de ideogramas chinos que significan larga vida, buena fortuna, riqueza, nobleza, alegría, etc., y con dibujos de los diez símbolos de la longevidad, las hierbas de la eterna juventud, murciélagos, crisantemos, etc. Las llevaban hombres y mujeres, viejos y niños, pues se creía que de este modo alejaban a los malos espíritus y atraían a la suerte. Como el traje tradicional, hanbok, no tenía bolsillos se llevaba una faltriquera aparte para guardar cosas, sin embargo el bokjumeoni no tenía esta finalidad práctica sino que se regalaba en Año Nuevo Lunar u otras ocasiones especiales para desear buena fortuna. Se pensaba que si se llevaba consigo un bokjumeoni el primer día del cerdo o el primer día del ratón del año, se podía alejar lo malo y atraer lo bueno durante todo el año, por lo que existía la costumbre de regalarlos a parientes y descendientes ese mismo día. Es un objeto pequeño y muy elaborado y con muchos detalles; además el que fuera considerado como un talismán la convertía en un regalo sumamente valioso. Como originalmente era algo para meter cosas, se bordaba adornos de buena suerte y eso fue lo que le dio su significado actual de guardar la buena suerte.

faltriquera de la buena suerte

faltriquera de la buena suerte
Palabra clave

복주머니 ( 福囊 , Bokjumeoni )

Ubicación de la enciclopedia

costumbres estacionales de Corea > Enero > Enero > Vacaciones estacionales

Autor GuMirae(具美來)

Faltriquera bordada con diversos diseños de la buena suerte que se llevaba consigo para atraer la fortuna. Están hechas con telas multicolores de seda o algodón y tienen una forma redondeada (durujumeoni) o con los bordes angulosos (gwijumeoni, faltriquera con orejas). Se adornan con bordados de ideogramas chinos que significan larga vida, buena fortuna, riqueza, nobleza, alegría, etc., y con dibujos de los diez símbolos de la longevidad, las hierbas de la eterna juventud, murciélagos, crisantemos, etc. Las llevaban hombres y mujeres, viejos y niños, pues se creía que de este modo alejaban a los malos espíritus y atraían a la suerte. Como el traje tradicional, hanbok, no tenía bolsillos se llevaba una faltriquera aparte para guardar cosas, sin embargo el bokjumeoni no tenía esta finalidad práctica sino que se regalaba en Año Nuevo Lunar u otras ocasiones especiales para desear buena fortuna. Se pensaba que si se llevaba consigo un bokjumeoni el primer día del cerdo o el primer día del ratón del año, se podía alejar lo malo y atraer lo bueno durante todo el año, por lo que existía la costumbre de regalarlos a parientes y descendientes ese mismo día. Es un objeto pequeño y muy elaborado y con muchos detalles; además el que fuera considerado como un talismán la convertía en un regalo sumamente valioso. Como originalmente era algo para meter cosas, se bordaba adornos de buena suerte y eso fue lo que le dio su significado actual de guardar la buena suerte.