Formalidades Rituales(祭禮)

Formalidades Rituales

Palabra clave

제례 ( 祭禮 )

Ubicación de la enciclopedia

Ritos de Paso de Corea > Ritos de Paso de Corea > Jerye

Autor ChoiSoonkwon(崔順權)

Formalidades o exigencias rituales de los ritos ancestrales.

El rito ancestral o jerye es uno de los ritos de paso coreanos que se encuentran en el libro “Jujagarye”. El rito ancestral se hace para agradecer y rendir homenaje a los antepasados. Cada hogar realiza sus ritos ancestrales para adorar a sus ancestros como si ellos estuvieran vivos en un santuario ubicado al norte de la casa. En el santuario, se enclaustran las tablillas de los antepasados de las cuatro generaciones. El orden del enclaustramiento es tatarabuelo, bisabuelo, abuelo y padre, desde el oeste hacia el este. La tablilla del padre fallecido se coloca en el lado oeste; y la tablilla de la madre fallecida, en el lado este.

Los descendientes guardan las tablillas ancestrales en el sadang y visita a sus antepasados cuando algo importante se le ocurre a la familia. Aparte de ello, ellos van al santuario para saludar a sus antepasados cada mañana y noche como si saludaran diariamente a sus padres. El 1 y 15 de cada mes, un ritual ancestral tiene lugar en el santuario. También, otro rito ancestral se realiza tanto en los días feriados, tales como el Año Nuevo Lunar o Seol y el Día de Acción de Gracias o Chuseok como en cada uno de los períodos solares. Asimismo, un ritual ancestral se lleva a cabo en la primavera y el otoño y cada aniversario del fallecimiento de los antepasados. De esta manera, los descendientes veneran a sus antepasados mediante los ritos ancestrales con la finalidad de rezarles por la buena fortuna y enseñar a la próxima generación la piedad filial y el respeto a sus generaciones anteriores. Las familias que no tienen un santuario en su casa poseen un armario especial donde se guardan las tablillas ancestrales o una pintura del santuario donde se colocan las tablillas ancestrales de papel, llamado Gammoyeojaedo.

La preparación de un ritual ancestral empieza con la ablución y la colocación de las tablillas ancestrales en el lugar del ritual al día anterior del ritual. Como siguiente paso, el ritual se efectúa como el siguiente orden: Jinseol: se preparan los alimentos sacrificiales, tales como verduras, frutas y licor en la madrugada del día del ritual. Chamsin: saludar a los antepasados. Todos los participantes del ritual hacen dos reverencias completas.

Gangsin: guiar los espíritus de los ancestros que vienen desde el cielo y la tierra. El hombre de la casa quema un incienso en frente del altar donde se encuentra la tablilla ancestral para atender al espíritu que viene del cielo. Seguidamente, el hombre de la casa vierte licor sobre la copa llena de arena llamada mosagi para atender al espíritu que viene de la tierra. Después de todo esto, el hombre de la casa declara que los espíritus ya han llegado del cielo y de la tierra y hacen la reverencia profunda dos veces. Heonjak: ofrecer la copa de licor a los antepasados tres veces y hacer reverencia profunda dos veces. Yusik: sugerir a los antepasados que coman la comida preparada, vertiendo el licor en la copa.

Hammun: cerrar la puerta para que los antepasados consuman la comida sacrificial. El recitador de textos de oraciones o chukkwan cierra la muerta. Mientras tanto, los hombres se ponen de pie en el lado este de la muerta, mirando hacia el oeste; y las mujeres, en el lado oeste de la puerta, mirando hacia el este. Gyemun: abrir la puerta cuando el chukkwan estornuda tres veces. Sasin: finalizar el ritual. Todos los asistentes hacen la reverencia profunda dos veces para despedirse de los antepasados.

Cheolsang: limpiar la mesa ritual. Antaño, no se compartían la comida sacrificial ofrecida a los antepasados después del ritual que se hacía en el aniversario del fallecimiento de los antepasados, pero, hoy en día, al terminar el ritual, todos los participantes comparten los alimentos sacrificiales. En algunos casos, los descendientes visitan las tumbas ancestrales y hacen el lamento fúnebre llamado gok el mismo día.

En la época de Joseon, los rituales ancestrales se llevaban a cabo según lo establecido en el libro “Jujagarye”, a pesar de que los detalles rituales varían según la región o la familia, lo que se llama gagarye. El libro no explica de manera específica cómo celebrar los rituales ancestrales. Además, las formalidades propuestas por el libro “Jujagarye” son más correspondientes a la cultura china. Por estas razones, los coreanos interpretaron el contenido del libro para que fuera más aplicable o cambiaron poco las formalidades rituales según las circunstancias en que se encontraban.

En la actualidad, los rituales celebrados en los días feriados como Seol y Chuseok son considerados como ritos ancestrales, debido a que la familia nuclear se convirtió en forma familiar mayoritaria en Corea. Sobre todo, todos los familiares se reúnen en Seol y Chuseok, de manera tal que se tiende a preparar más tipos de comida sacrificial en los rituales realizados en dichos días que en los rituales efectuados en el aniversario del fallecimiento de los antepasados. Además, para facilitar la participación de los descendientes en los ritos ancestrales, el número de veces que se celebran los rituales se reduce considerablemente. Por otro lado, algunas familias hacen los rituales por la tarde o por la noche para que los familiares que trabajan puedan asistir a los rituales después de su trabajo. Otra gran diferencia entre antes y ahora al celebrar los rituales ancestrales antes es que, hoy en día, hay empresas que ayudan a las familias a preparar los ritos ancestrales.

Formalidades Rituales

Formalidades Rituales
Palabra clave

제례 ( 祭禮 )

Ubicación de la enciclopedia

Ritos de Paso de Corea > Ritos de Paso de Corea > Jerye

Autor ChoiSoonkwon(崔順權)

Formalidades o exigencias rituales de los ritos ancestrales.

El rito ancestral o jerye es uno de los ritos de paso coreanos que se encuentran en el libro “Jujagarye”. El rito ancestral se hace para agradecer y rendir homenaje a los antepasados. Cada hogar realiza sus ritos ancestrales para adorar a sus ancestros como si ellos estuvieran vivos en un santuario ubicado al norte de la casa. En el santuario, se enclaustran las tablillas de los antepasados de las cuatro generaciones. El orden del enclaustramiento es tatarabuelo, bisabuelo, abuelo y padre, desde el oeste hacia el este. La tablilla del padre fallecido se coloca en el lado oeste; y la tablilla de la madre fallecida, en el lado este.

Los descendientes guardan las tablillas ancestrales en el sadang y visita a sus antepasados cuando algo importante se le ocurre a la familia. Aparte de ello, ellos van al santuario para saludar a sus antepasados cada mañana y noche como si saludaran diariamente a sus padres. El 1 y 15 de cada mes, un ritual ancestral tiene lugar en el santuario. También, otro rito ancestral se realiza tanto en los días feriados, tales como el Año Nuevo Lunar o Seol y el Día de Acción de Gracias o Chuseok como en cada uno de los períodos solares. Asimismo, un ritual ancestral se lleva a cabo en la primavera y el otoño y cada aniversario del fallecimiento de los antepasados. De esta manera, los descendientes veneran a sus antepasados mediante los ritos ancestrales con la finalidad de rezarles por la buena fortuna y enseñar a la próxima generación la piedad filial y el respeto a sus generaciones anteriores. Las familias que no tienen un santuario en su casa poseen un armario especial donde se guardan las tablillas ancestrales o una pintura del santuario donde se colocan las tablillas ancestrales de papel, llamado Gammoyeojaedo.

La preparación de un ritual ancestral empieza con la ablución y la colocación de las tablillas ancestrales en el lugar del ritual al día anterior del ritual. Como siguiente paso, el ritual se efectúa como el siguiente orden: Jinseol: se preparan los alimentos sacrificiales, tales como verduras, frutas y licor en la madrugada del día del ritual. Chamsin: saludar a los antepasados. Todos los participantes del ritual hacen dos reverencias completas.

Gangsin: guiar los espíritus de los ancestros que vienen desde el cielo y la tierra. El hombre de la casa quema un incienso en frente del altar donde se encuentra la tablilla ancestral para atender al espíritu que viene del cielo. Seguidamente, el hombre de la casa vierte licor sobre la copa llena de arena llamada mosagi para atender al espíritu que viene de la tierra. Después de todo esto, el hombre de la casa declara que los espíritus ya han llegado del cielo y de la tierra y hacen la reverencia profunda dos veces. Heonjak: ofrecer la copa de licor a los antepasados tres veces y hacer reverencia profunda dos veces. Yusik: sugerir a los antepasados que coman la comida preparada, vertiendo el licor en la copa.

Hammun: cerrar la puerta para que los antepasados consuman la comida sacrificial. El recitador de textos de oraciones o chukkwan cierra la muerta. Mientras tanto, los hombres se ponen de pie en el lado este de la muerta, mirando hacia el oeste; y las mujeres, en el lado oeste de la puerta, mirando hacia el este. Gyemun: abrir la puerta cuando el chukkwan estornuda tres veces. Sasin: finalizar el ritual. Todos los asistentes hacen la reverencia profunda dos veces para despedirse de los antepasados.

Cheolsang: limpiar la mesa ritual. Antaño, no se compartían la comida sacrificial ofrecida a los antepasados después del ritual que se hacía en el aniversario del fallecimiento de los antepasados, pero, hoy en día, al terminar el ritual, todos los participantes comparten los alimentos sacrificiales. En algunos casos, los descendientes visitan las tumbas ancestrales y hacen el lamento fúnebre llamado gok el mismo día.

En la época de Joseon, los rituales ancestrales se llevaban a cabo según lo establecido en el libro “Jujagarye”, a pesar de que los detalles rituales varían según la región o la familia, lo que se llama gagarye. El libro no explica de manera específica cómo celebrar los rituales ancestrales. Además, las formalidades propuestas por el libro “Jujagarye” son más correspondientes a la cultura china. Por estas razones, los coreanos interpretaron el contenido del libro para que fuera más aplicable o cambiaron poco las formalidades rituales según las circunstancias en que se encontraban.

En la actualidad, los rituales celebrados en los días feriados como Seol y Chuseok son considerados como ritos ancestrales, debido a que la familia nuclear se convirtió en forma familiar mayoritaria en Corea. Sobre todo, todos los familiares se reúnen en Seol y Chuseok, de manera tal que se tiende a preparar más tipos de comida sacrificial en los rituales realizados en dichos días que en los rituales efectuados en el aniversario del fallecimiento de los antepasados. Además, para facilitar la participación de los descendientes en los ritos ancestrales, el número de veces que se celebran los rituales se reduce considerablemente. Por otro lado, algunas familias hacen los rituales por la tarde o por la noche para que los familiares que trabajan puedan asistir a los rituales después de su trabajo. Otra gran diferencia entre antes y ahora al celebrar los rituales ancestrales antes es que, hoy en día, hay empresas que ayudan a las familias a preparar los ritos ancestrales.