teatro de sombras con títeres del monje Manseok(万石僧戏)

teatro de sombras con títeres del monje Manseok

Palabra clave

만석중놀이 ( 万石僧戏 , Manseokjung Nori )

Ubicación de la enciclopedia

costumbres estacionales de Corea > VERANO > Abril > Vacaciones estacionales

Autor PyeonMooyoung(片茂永)

Se trata de un teatro de sombras y sin palabras que se representa el día del Natalicio de Buda, que se festeja el 8 del cuarto mes lunar. Otras denominaciones son Mangseokjung nori, Manseok seungmu y Mangseokjungi nori. Básicamente consiste en un representación escénica típica del Natalicio de Buda que se realizaa sobre un lienzo de color blanco y empleando la luz de una antorcha para crear las sombras. Sus orígenes tienen que ver con el Yeongdeung nori, que, a su vez, es parte del Gwandeung nori, o sea, del festival de faroles organizado en conmemoración del nacimiento de Sakyamuni, en el que antiguamente las sombras eran proyectadas directamente sobre los faroles de papel.

En Manseokjung nori la marioneta de madera que representa al monje Manseok se ubica en el centro del escenario. A la derecha se le puede ver jugando con un venado y un corzo asiático, mientras que a la izquierda aparecen un dragón y un pez carpa, que se mueven como si trataran de apoderarse del farol, que representa al chintamani, una joya mítica que, según la creencia budista, es capaz de hacer realidad los deseos. El último acto termina cuando el dragón y el pez carpa desaparecen del escenario y el monje alcanza el estado de iluminación bailando al compás de los címbalos la danza barachum.

En Gaeseong, actual Corea del Norte, esta representación teatral de sombras tenía lugar en los templos, así como en las aldeas próximas, y fue utilizada como medio de difusión del budismo hasta la década de los 1920. No obstante, pese a sus fines religiosos, tanto su contenido como la presencia de público delataban su carácter de entretenimiento folclórico.

Durante el periodo de la dominación colonial japonesa, que duró casi la primera mitad del siglo XX, las tradiciones relacionadas con el Natalicio de Buda fueron perdiendo continuidad como resultado de la política de represión desplegada por el gobierno nipón. En su lugar se realizaron otras actividades impuestas por dicho régimen, tales como funciones corales infantiles, certámenes de danza o de deporte, representaciones bíblicas, conciertos musicales, procesiones de faroles de papel y charlas explicativas sobre asuntos de interés nacional, etc.

teatro de sombras con títeres del monje Manseok

teatro de sombras con títeres del monje Manseok
Palabra clave

만석중놀이 ( 万石僧戏 , Manseokjung Nori )

Ubicación de la enciclopedia

costumbres estacionales de Corea > VERANO > Abril > Vacaciones estacionales

Autor PyeonMooyoung(片茂永)

Se trata de un teatro de sombras y sin palabras que se representa el día del Natalicio de Buda, que se festeja el 8 del cuarto mes lunar. Otras denominaciones son Mangseokjung nori, Manseok seungmu y Mangseokjungi nori. Básicamente consiste en un representación escénica típica del Natalicio de Buda que se realizaa sobre un lienzo de color blanco y empleando la luz de una antorcha para crear las sombras. Sus orígenes tienen que ver con el Yeongdeung nori, que, a su vez, es parte del Gwandeung nori, o sea, del festival de faroles organizado en conmemoración del nacimiento de Sakyamuni, en el que antiguamente las sombras eran proyectadas directamente sobre los faroles de papel.

En Manseokjung nori la marioneta de madera que representa al monje Manseok se ubica en el centro del escenario. A la derecha se le puede ver jugando con un venado y un corzo asiático, mientras que a la izquierda aparecen un dragón y un pez carpa, que se mueven como si trataran de apoderarse del farol, que representa al chintamani, una joya mítica que, según la creencia budista, es capaz de hacer realidad los deseos. El último acto termina cuando el dragón y el pez carpa desaparecen del escenario y el monje alcanza el estado de iluminación bailando al compás de los címbalos la danza barachum.

En Gaeseong, actual Corea del Norte, esta representación teatral de sombras tenía lugar en los templos, así como en las aldeas próximas, y fue utilizada como medio de difusión del budismo hasta la década de los 1920. No obstante, pese a sus fines religiosos, tanto su contenido como la presencia de público delataban su carácter de entretenimiento folclórico.

Durante el periodo de la dominación colonial japonesa, que duró casi la primera mitad del siglo XX, las tradiciones relacionadas con el Natalicio de Buda fueron perdiendo continuidad como resultado de la política de represión desplegada por el gobierno nipón. En su lugar se realizaron otras actividades impuestas por dicho régimen, tales como funciones corales infantiles, certámenes de danza o de deporte, representaciones bíblicas, conciertos musicales, procesiones de faroles de papel y charlas explicativas sobre asuntos de interés nacional, etc.