regalo de calcetines en el solsticio de invierno(冬至獻襪)

regalo de calcetines en el solsticio de invierno

Palabra clave

동지헌말 ( 冬至獻襪 , Dongji Heonmal )

Ubicación de la enciclopedia

costumbres estacionales de Corea > INVIERNO > Noviembre > Términos estacionales

Autor ChoiDukwon(崔德源)

Es una costumbre de Dongji (solsticio de invierno) que practicaban las nueras y que consistía en confeccionar y regalar calcetines acolchados o boseon a las suegras, cuñadas, tías y otras mujeres de la familia política. Si se tenían los recursos, era costumbre confeccionar y regalar ropa a los mayores de la casa y a los niños. En caso contrario, les regalaban al menos calcetines. De este modo se expresaba el deseo de un año de buenas cosechas y numerosa prole, como se ve por el nombre de pungjeong (lit. regalo de abundancia) que se le daba también al Dongji heonmal.

En el siglo XVIII, el estudioso Yi Ik de la escuela Sirhak (lit. Ciencias prácticas) escribió el libro Seongho saseol (Discursos de Yi Ik, 1740), donde se dice que las mujeres recién casadas regalaban a sus suegros calcetines acolchados hechos por ellas mismas. Es una costumbre originaria de China, donde llamaban Changzhi al Dongji, ya que las sombras se alargan más este día por la posición meridional extrema del sol. Existía la creencia de que si se pisaban las sombras en Dongji con calcetines nuevos, se alargaba la vida, del mismo modo que se alargaban los días a partir del solsticio de invierno. A partir de Dongji la energía negativa yin llega a su punto culminante y comienza a disminuir, al tiempo que empieza a crecer la energía positiva yang. Los calcetines acolchados o boseon expresaban, pues, el deseo de abundancia y fertilidad que nacía de la cada vez mayor luz y energía positiva.

regalo de calcetines en el solsticio de invierno

regalo de calcetines en el solsticio de invierno
Palabra clave

동지헌말 ( 冬至獻襪 , Dongji Heonmal )

Ubicación de la enciclopedia

costumbres estacionales de Corea > INVIERNO > Noviembre > Términos estacionales

Autor ChoiDukwon(崔德源)

Es una costumbre de Dongji (solsticio de invierno) que practicaban las nueras y que consistía en confeccionar y regalar calcetines acolchados o boseon a las suegras, cuñadas, tías y otras mujeres de la familia política. Si se tenían los recursos, era costumbre confeccionar y regalar ropa a los mayores de la casa y a los niños. En caso contrario, les regalaban al menos calcetines. De este modo se expresaba el deseo de un año de buenas cosechas y numerosa prole, como se ve por el nombre de pungjeong (lit. regalo de abundancia) que se le daba también al Dongji heonmal.

En el siglo XVIII, el estudioso Yi Ik de la escuela Sirhak (lit. Ciencias prácticas) escribió el libro Seongho saseol (Discursos de Yi Ik, 1740), donde se dice que las mujeres recién casadas regalaban a sus suegros calcetines acolchados hechos por ellas mismas. Es una costumbre originaria de China, donde llamaban Changzhi al Dongji, ya que las sombras se alargan más este día por la posición meridional extrema del sol. Existía la creencia de que si se pisaban las sombras en Dongji con calcetines nuevos, se alargaba la vida, del mismo modo que se alargaban los días a partir del solsticio de invierno. A partir de Dongji la energía negativa yin llega a su punto culminante y comienza a disminuir, al tiempo que empieza a crecer la energía positiva yang. Los calcetines acolchados o boseon expresaban, pues, el deseo de abundancia y fertilidad que nacía de la cada vez mayor luz y energía positiva.