ataviarse para el Dano(端午粧)

ataviarse para el Dano

Palabra clave

단오장 ( 端午粧 , Danojang )

Ubicación de la enciclopedia

costumbres estacionales de Corea > VERANO > Mayo > Vacaciones estacionales

Autor ChoiSoobin(崔秀彬)

Se refiere a una serie de arreglos personales con los que se adornaban principalmente las mujeres el día de Dano (quinto día del quinto mes lunar) con el fin de ahuyentar a los espíritus malignos. Según el libro Dongguk sesigi (Registro de las costumbres estacionales de Corea, 1849), las mujeres se lavaban el cabello y la cara, y se bañaban con extractos de changpo hervido (cálamo aromático). Luego, se vestían de rojo y verde, y se colocaban un pasador ornamentado, hecho de raíces de cálamo aromático en el cabello. Por otra parte, el libro Sesi japgi (Costumbres estacionales misceláneas) comenta que en el día de Dano la gente regalaba a sus niños un muñeco hecho de hojas de changpo o les ponía un adorno en forma de calabaza de peregrino como amuleto contra el mal, que también lo llevaban los adultos. Según las creencias populares de Corea, si uno se lavaba el pelo con extractos de changpo el día de Dano, podía conservar siempre un cabello sano y brillante, además de prevenir su caída. Por esta razón, las mujeres cocían las hojas y las raíces de esta planta, y se untaban la cara con el rocío de las hojas de esa misma mañana como una loción. La gente se ataviaba con trajes especiales para el festivo o danobim (atuendo de Dano), como si fuera el primer día de Año Nuevo Lunar. Las jóvenes se ponían una chaquetilla tradicional llamada jeogori de color verde y una falda roja; y las casadas, un jeogori de ramio blanco y una falda azul también de ramio.

ataviarse para el Dano

ataviarse para el Dano
Palabra clave

단오장 ( 端午粧 , Danojang )

Ubicación de la enciclopedia

costumbres estacionales de Corea > VERANO > Mayo > Vacaciones estacionales

Autor ChoiSoobin(崔秀彬)

Se refiere a una serie de arreglos personales con los que se adornaban principalmente las mujeres el día de Dano (quinto día del quinto mes lunar) con el fin de ahuyentar a los espíritus malignos. Según el libro Dongguk sesigi (Registro de las costumbres estacionales de Corea, 1849), las mujeres se lavaban el cabello y la cara, y se bañaban con extractos de changpo hervido (cálamo aromático). Luego, se vestían de rojo y verde, y se colocaban un pasador ornamentado, hecho de raíces de cálamo aromático en el cabello. Por otra parte, el libro Sesi japgi (Costumbres estacionales misceláneas) comenta que en el día de Dano la gente regalaba a sus niños un muñeco hecho de hojas de changpo o les ponía un adorno en forma de calabaza de peregrino como amuleto contra el mal, que también lo llevaban los adultos. Según las creencias populares de Corea, si uno se lavaba el pelo con extractos de changpo el día de Dano, podía conservar siempre un cabello sano y brillante, además de prevenir su caída. Por esta razón, las mujeres cocían las hojas y las raíces de esta planta, y se untaban la cara con el rocío de las hojas de esa misma mañana como una loción. La gente se ataviaba con trajes especiales para el festivo o danobim (atuendo de Dano), como si fuera el primer día de Año Nuevo Lunar. Las jóvenes se ponían una chaquetilla tradicional llamada jeogori de color verde y una falda roja; y las casadas, un jeogori de ramio blanco y una falda azul también de ramio.