Ataúd con un cadáver amortajado dentro(靈柩)

Ataúd con un cadáver amortajado dentro

Palabra clave

영구 ( 靈柩 )

Ubicación de la enciclopedia

Ritos de Paso de Corea > Ritos de Paso de Corea > Sangnye | Jangnye

Autor KoYoungjin(高英津)

Ataúd con un cadáver amortajado dentro.

El término “yeonggu” se refiere al ataúd con un cadáver amortajado. Se coloca un biombo delante del yeonggu, a cuyo lado este, se pone una mesa sacrificial para realizar un ritual sencillo. El día anterior al traslado del ataúd al cementerio, se ofrece una copa de licor y se lleva a cabo un ritual hacia el norte del yeonggu. Al día siguiente, el yeonggu puesto en el féretro se traslada al lugar de sepultura.

Cuando la procesión del féretro llega al cementerio, el yeonggu se saca del féretro y se pone en la tumba con la cabeza orientada hacia el norte, lo que se llama “hagwan” que significa “bajar el ataúd”. En este caso, el yeonggu debe ser bajado a la fosa de manera tranquila sin que se caiga. Una vez colocado en la tumba, se arregla la bandera llamada myeongjeong que cubre el ataúd. Luego, el hijo mayor o pariente más cercado del fallecido coloca en la tumba unos rollos de seda de color negro y rojo como ofrendas al dios de la montaña, llamadas hyeonhun. Seguidamente, se pone la pasta hecha de cal alrededor del yeonggu, antes de que el yeonggu sea completamente cubierto con la tierra.

El yeonggu sirve como un símbolo del espíritu del fallecido, junto con la tablilla provisional y la bandera myeongjeong después del amortajamiento hasta el entierro. Luego, el símbolo del fallecido se cambia por la tablilla espiritual, en lugar del yeonggu. El entierro del yeonggu es el momento en que la familia se despide del fallecido en el mundo de los vivos.

Ataúd con un cadáver amortajado dentro

Ataúd con un cadáver amortajado dentro
Palabra clave

영구 ( 靈柩 )

Ubicación de la enciclopedia

Ritos de Paso de Corea > Ritos de Paso de Corea > Sangnye | Jangnye

Autor KoYoungjin(高英津)

Ataúd con un cadáver amortajado dentro.

El término “yeonggu” se refiere al ataúd con un cadáver amortajado. Se coloca un biombo delante del yeonggu, a cuyo lado este, se pone una mesa sacrificial para realizar un ritual sencillo. El día anterior al traslado del ataúd al cementerio, se ofrece una copa de licor y se lleva a cabo un ritual hacia el norte del yeonggu. Al día siguiente, el yeonggu puesto en el féretro se traslada al lugar de sepultura.

Cuando la procesión del féretro llega al cementerio, el yeonggu se saca del féretro y se pone en la tumba con la cabeza orientada hacia el norte, lo que se llama “hagwan” que significa “bajar el ataúd”. En este caso, el yeonggu debe ser bajado a la fosa de manera tranquila sin que se caiga. Una vez colocado en la tumba, se arregla la bandera llamada myeongjeong que cubre el ataúd. Luego, el hijo mayor o pariente más cercado del fallecido coloca en la tumba unos rollos de seda de color negro y rojo como ofrendas al dios de la montaña, llamadas hyeonhun. Seguidamente, se pone la pasta hecha de cal alrededor del yeonggu, antes de que el yeonggu sea completamente cubierto con la tierra.

El yeonggu sirve como un símbolo del espíritu del fallecido, junto con la tablilla provisional y la bandera myeongjeong después del amortajamiento hasta el entierro. Luego, el símbolo del fallecido se cambia por la tablilla espiritual, en lugar del yeonggu. El entierro del yeonggu es el momento en que la familia se despide del fallecido en el mundo de los vivos.