Dios del Patio(凸隆)

Dios del Patio

Palabra clave

철륭 ( 凸隆 , Cheollyung )

Ubicación de la enciclopedia

Creencias Populares de Corea > Creencia doméstica > Divinidades

Autor RyuJongmok(柳鍾穆)

Cheollyung es el término que hace referencia al dios doméstico que reside en la terraza donde se guardan las vasijas de barro para salsa u otras partes del patio del hogar.

Cheollyung es una deidad de carácter muy similar al dios tutelar de la tierra llamado Teoju, el dios de la montaña, conocido como Sansin y el dios del dragón que se llama Yongsin. La deidad es adorada para pedirle por la paz en la familia y el bienestar de los descendientes en la provincia de Jeollanam-do y la de Jeollabuk-do. Se cree que su nombre es una versión alterada de Cheongnyong, que significa “dragón azul”. Otras versiones de Cheollyung incluyen Cheollyungsin, Cheololyongsin y Jisin.

Esta deidad se encarga de vigilar toda la ladera de la casa, sobre todo el patio incluyendo la terraza donde Cheollyung es adorado en la mañana de los feriados estacionales como el nuevo año lunar llamado Seol, el 15 de mayo del calendario lunar llamado Jeongwoldaeboreum y el día de acción de gracias llamado Chuseok.

Los participantes en el culto a Cheollyung rezan a él frotándose las manos y ofrecen una mesa de la comida sacrificial que incluye pastel de arroz, arroz cocido al vapor, vegetales cocidos, mariscos y frutas. Cheollyung es enclaustrado junto con el dios guardián del hogar, Seongju, el dios de la cocina, Jowang y otros dioses domésticos que protegen el hogar, y Cheollyung es conocido como el más poderoso entre ellos. Por tanto, se podrían provocar calamidades si uno dejara de venerarlo o uno intentara escupir u orinar en los lugares sagrados donde está enclaustrado Cheollyung. Si hay un árbol alto en el patio del hogar, ese es generalmente donde Cheollyung se enclaustra y se observan los tabúes estrictos para dicho árbol. La mayoría de las familias que rinden el culto a Cheollyung no comen la carne de perro y se comportan de manera prudente en sus vidas cotidianas.

Dios del Patio

Dios del Patio
Palabra clave

철륭 ( 凸隆 , Cheollyung )

Ubicación de la enciclopedia

Creencias Populares de Corea > Creencia doméstica > Divinidades

Autor RyuJongmok(柳鍾穆)

Cheollyung es el término que hace referencia al dios doméstico que reside en la terraza donde se guardan las vasijas de barro para salsa u otras partes del patio del hogar.

Cheollyung es una deidad de carácter muy similar al dios tutelar de la tierra llamado Teoju, el dios de la montaña, conocido como Sansin y el dios del dragón que se llama Yongsin. La deidad es adorada para pedirle por la paz en la familia y el bienestar de los descendientes en la provincia de Jeollanam-do y la de Jeollabuk-do. Se cree que su nombre es una versión alterada de Cheongnyong, que significa “dragón azul”. Otras versiones de Cheollyung incluyen Cheollyungsin, Cheololyongsin y Jisin.

Esta deidad se encarga de vigilar toda la ladera de la casa, sobre todo el patio incluyendo la terraza donde Cheollyung es adorado en la mañana de los feriados estacionales como el nuevo año lunar llamado Seol, el 15 de mayo del calendario lunar llamado Jeongwoldaeboreum y el día de acción de gracias llamado Chuseok.

Los participantes en el culto a Cheollyung rezan a él frotándose las manos y ofrecen una mesa de la comida sacrificial que incluye pastel de arroz, arroz cocido al vapor, vegetales cocidos, mariscos y frutas. Cheollyung es enclaustrado junto con el dios guardián del hogar, Seongju, el dios de la cocina, Jowang y otros dioses domésticos que protegen el hogar, y Cheollyung es conocido como el más poderoso entre ellos. Por tanto, se podrían provocar calamidades si uno dejara de venerarlo o uno intentara escupir u orinar en los lugares sagrados donde está enclaustrado Cheollyung. Si hay un árbol alto en el patio del hogar, ese es generalmente donde Cheollyung se enclaustra y se observan los tabúes estrictos para dicho árbol. La mayoría de las familias que rinden el culto a Cheollyung no comen la carne de perro y se comportan de manera prudente en sus vidas cotidianas.