Ritual de Matrimonio para los Difuntos(死者婚礼巫祭)

Ritual de Matrimonio para los Difuntos

Palabra clave

망자혼사굿 ( 死者婚礼巫祭 , Mangjahonsagut )

Ubicación de la enciclopedia

Creencias Populares de Corea > Chamanismo coreano > Ritual

Autor KimHeonsun(金憲宣)

Mangjahonsagut es un ritual realizado para casar a los que han muerto solteros.

En las creencias populares de Corea, aquellos que murieron solteros no se consideran como adultos plenos y no pueden ser adorados a través de un culto a los antepasados, lo cual es el motivo de llevar a cabo el mang jahonsagut. Esta tradición que se practica en todo el país se organiza por las familias de los difuntos. Cada familia de las dos –la familia del novio y la de la novia- paga la mitad del costo total de la boda. Esta práctica tiene una forma de combinación entre los procedimientos del ritual de adoración al dios Jeseok que se llama andangjeseokgut y los del ritual para guiar a los espíritus de los difuntos al inframundo, jinogigut. Con otras palabra, la boda tiene lugar después de la celebración del andangjeseokgut, seguida de un ritual para guiar a los espíritus de los muertos casados al inframundo de forma segura.

Es obligación de la presencia de los muertos que van a casarse, pues las fotografías de ellos se requieren y ellos se representan por entidades sagradas. Aunque, en el pasado, los muñecos de paja se elaboraban como entidades sagradas, en la actualidad, han sido reemplazados por muñecos vendidos. El ritual se realiza siguiendo los procedimientos de la boda tradicional con los muñecos que presentan los novios vestidos con los trajes que llevarán en el día de su boda. Como el próximo paso, dichos muñecos se ubican en un lugar privado para consumar el matrimonio. Por último los muñecos se llevan al otro lugar donde se efectúa el ritual para guiarlos al inframundo.

El ritual de boda para los muertos ofrece las claves esenciales para entender el concepto de adoración a los ancestros. Es decir, aquellos que murieron solteros no pueden ser tratados como adultos, así que la boda para ellos es un requisito indispensable, aun después de su muerte.

Ritual de Matrimonio para los Difuntos

Ritual de Matrimonio para los Difuntos
Palabra clave

망자혼사굿 ( 死者婚礼巫祭 , Mangjahonsagut )

Ubicación de la enciclopedia

Creencias Populares de Corea > Chamanismo coreano > Ritual

Autor KimHeonsun(金憲宣)

Mangjahonsagut es un ritual realizado para casar a los que han muerto solteros.

En las creencias populares de Corea, aquellos que murieron solteros no se consideran como adultos plenos y no pueden ser adorados a través de un culto a los antepasados, lo cual es el motivo de llevar a cabo el mang jahonsagut. Esta tradición que se practica en todo el país se organiza por las familias de los difuntos. Cada familia de las dos –la familia del novio y la de la novia- paga la mitad del costo total de la boda. Esta práctica tiene una forma de combinación entre los procedimientos del ritual de adoración al dios Jeseok que se llama andangjeseokgut y los del ritual para guiar a los espíritus de los difuntos al inframundo, jinogigut. Con otras palabra, la boda tiene lugar después de la celebración del andangjeseokgut, seguida de un ritual para guiar a los espíritus de los muertos casados al inframundo de forma segura.

Es obligación de la presencia de los muertos que van a casarse, pues las fotografías de ellos se requieren y ellos se representan por entidades sagradas. Aunque, en el pasado, los muñecos de paja se elaboraban como entidades sagradas, en la actualidad, han sido reemplazados por muñecos vendidos. El ritual se realiza siguiendo los procedimientos de la boda tradicional con los muñecos que presentan los novios vestidos con los trajes que llevarán en el día de su boda. Como el próximo paso, dichos muñecos se ubican en un lugar privado para consumar el matrimonio. Por último los muñecos se llevan al otro lugar donde se efectúa el ritual para guiarlos al inframundo.

El ritual de boda para los muertos ofrece las claves esenciales para entender el concepto de adoración a los ancestros. Es decir, aquellos que murieron solteros no pueden ser tratados como adultos, así que la boda para ellos es un requisito indispensable, aun después de su muerte.