Jjolgijeopsi Nori

Jjolgijeopsi Nori

Ubicación de la enciclopedia

Artes Folclóricas de Corea > Juegos Folclóricos Coreanos

Autor LeeSangho(李相昊)

Un juego en que se cuentan las veces que rebota una piedra sobre el agua.

El jjolgijeopsi nori es un juego extendido por toda Corea, en el que se arrojan piedras a la superficie de un estanque, riachuelo o la costa del mar, haciéndolas rebotar el mayor número de veces posible.

Se llama jjolgijeopsi en la provincia de Jeollanam‑do, pero en otras regiones se le conoce como dolpalmae nori (lit. las pedradas), mulsujebi tteugi (lit. flotar piedras) o mulbangul mandeulgi (lit. sacar gotas de agua). Pese a las diferencias en el nombre, la forma de jugarlo es siempre la misma.

En el libro Gwangjuui Minsok Nori (Los juegos folclóricos de Gwanju) se mencionan su forma de juego y los mejores materiales para jugarlo: «La piedra para debe ser plana y tener una superficie suave; además, los tiros salen mejor si se dobla la cadera y se mantiene un ángulo estrecho entre el brazo y la superficie del agua». Lo más importante en este juego es la selección de la piedra: debe ser estar plana y no demasiado desafilada, debe ser ligera y tener su superficie suave. El material que mejor cumple con estas condiciones son los trozos de teja de los techos. Cuando empieza el juego, es fácil conseguir tales materiales, pero poco a poco esto se vuelve más difícil, obligando a los chicos a caminar lejos para buscar más. Por supuesto, la técnica de tiro es muy importante, en especial el ángulo entre la piedra y la superficie del agua al momento del contacto inicial. Cuanto más grande el ángulo, mayores son las probabilidades de que la piedra se hunda. Para minimizar esto hay que procurar agacharse doblando al máximo la cintura. Hay dos formatos de competencia. En el primero, que es el más popular, se compara el número de rebotes de la piedra sobre la superficie. En el segundo, se compara la distancia alcanzada.

Este juego no solo se juega en Corea, sino también en otros países. La razón es que los materiales de juego con fáciles de encontrar en la naturaleza y en la vida cotidiana; además, todos los seres humanos tenemos ganas de arrojar algo y este juego es la mejor reflexión de este deseo tan natural. Es un motivo similar al que hace del escondite un juego conocido en todas partes del mundo. También cabe notar que este es uno de los pocos juegos que han sido transmitidos con muy poca transformación desde su forma más primitiva hasta el presente.

Jjolgijeopsi Nori

Jjolgijeopsi Nori
Ubicación de la enciclopedia

Artes Folclóricas de Corea > Juegos Folclóricos Coreanos

Autor LeeSangho(李相昊)

Un juego en que se cuentan las veces que rebota una piedra sobre el agua.

El jjolgijeopsi nori es un juego extendido por toda Corea, en el que se arrojan piedras a la superficie de un estanque, riachuelo o la costa del mar, haciéndolas rebotar el mayor número de veces posible.

Se llama jjolgijeopsi en la provincia de Jeollanam‑do, pero en otras regiones se le conoce como dolpalmae nori (lit. las pedradas), mulsujebi tteugi (lit. flotar piedras) o mulbangul mandeulgi (lit. sacar gotas de agua). Pese a las diferencias en el nombre, la forma de jugarlo es siempre la misma.

En el libro Gwangjuui Minsok Nori (Los juegos folclóricos de Gwanju) se mencionan su forma de juego y los mejores materiales para jugarlo: «La piedra para debe ser plana y tener una superficie suave; además, los tiros salen mejor si se dobla la cadera y se mantiene un ángulo estrecho entre el brazo y la superficie del agua». Lo más importante en este juego es la selección de la piedra: debe ser estar plana y no demasiado desafilada, debe ser ligera y tener su superficie suave. El material que mejor cumple con estas condiciones son los trozos de teja de los techos. Cuando empieza el juego, es fácil conseguir tales materiales, pero poco a poco esto se vuelve más difícil, obligando a los chicos a caminar lejos para buscar más. Por supuesto, la técnica de tiro es muy importante, en especial el ángulo entre la piedra y la superficie del agua al momento del contacto inicial. Cuanto más grande el ángulo, mayores son las probabilidades de que la piedra se hunda. Para minimizar esto hay que procurar agacharse doblando al máximo la cintura. Hay dos formatos de competencia. En el primero, que es el más popular, se compara el número de rebotes de la piedra sobre la superficie. En el segundo, se compara la distancia alcanzada.

Este juego no solo se juega en Corea, sino también en otros países. La razón es que los materiales de juego con fáciles de encontrar en la naturaleza y en la vida cotidiana; además, todos los seres humanos tenemos ganas de arrojar algo y este juego es la mejor reflexión de este deseo tan natural. Es un motivo similar al que hace del escondite un juego conocido en todas partes del mundo. También cabe notar que este es uno de los pocos juegos que han sido transmitidos con muy poca transformación desde su forma más primitiva hasta el presente.