Jwasuyeong Eobang Nori

Jwasuyeong Eobang Nori

Ubicación de la enciclopedia

Artes Folclóricas de Corea > Juegos Folclóricos Coreanos

Autor RyuJongmok(柳鍾穆)

Un juego folclórico organizado en el poblado de Suyeong, en Busan, por la cooperativa de pescadores en coordinación con las fuerzas navales, en el cual se recrean los cantos relacionados con la pesca de anchoa con redes.

Para entender este juego, primero hay que entender las formas de pesca tradicional llamadas huri, de las que hay dos categorías: en barco y en tierra. En el huri en barco, se rodea a los peces por completo en una red desde el barco y se tira de las cuerdas para sacar los pescados. Por otra parte, en el huri en tierra, los pescadores se dirigen a la costa tras haber soltado la red en el mar y, entonces, tiran de las cuerdas para traerse el pescado, que en este caso no está completamente rodeado por la red, sino solo por un lado. Lo que se hace en la zona de Suyeong es huri en tierra, lo cual es posible gracias suelo marino poco profundo y la inclinación de la arena de la costa. Naturalmente, los pescados atrapados son especies litorales, como la anchoa.

El proceso inicia con el capitán del barco observando el movimiento de los grupos de peces desde la costa. Cuando se detectan las anchoas acercándose, el capitán da un aviso inmediatamente a los marineros. De acuerdo con sus instrucciones, los marineros atan una de las cuerdas de la red a un sitio seguro en la costa, y se llevan el resto en una lancha. Cuando alcanzan al grupo de anchoas, lo rodean con la red y regresan a la costa cargando el otro extremo de la red. Enseguida, entre 10 y 15 marineros en la costa tiran de las cuerdas para traerse la red hacia el mar. Mientras tanto, el capitán sigue dando instrucciones para ajustar el equilibrio de la fuerza de tiro y prevenir que se escapen las anchoas.

Se siguen jalando las cuerdas hasta que se consigue que estén a un metro de profundidad por debajo del mar, entonces los pescadores se meten al agua y rodean la red para cerrarla hasta que el diámetro de apertura sea lo suficientemente estrecho para sacar las anchoas.

Los miembros del equipo que se moviliza para la pesca de anchoa incluyen al capitán, que da instrucciones, un navegante del barco, 5 o 6 pescadores, y entre 20 y 30 tiradores de la red —un total de alrededor de 40 personas. Como se ve hasta aquí, se trata de un trabajo duro con necesidad de colaboración total, por lo que se entonaban canciones para ajustar el ritmo y subir la moral. Estas canciones también se oían y se bailaban mientras se enlazaban las cuerdas y se sacaban los pescados, para compartir la alegría cuando se lograba una pesca abundante.

El juego del jwasuyeong eobang nori, es una representación folclórica de cuatro actos con cantos ceremoniales llamados respectivamente: naewangsori, sarisori, garaesori, y chingchingsori.

Originalmente, se trataba de una ceremonia para rezar por una buena pesca o para agradecer por la pesca obtenida y se realizaba normalmente en los días festivos o al partir a pescar o al regresar. Sin embargo, estas ceremonias se omiten cuando se realiza a modo de juego; en su lugar, se prepara un altar para rezar brevemente hacia el mar antes de iniciar la primera etapa.

De todas formas, el hecho de que transmita historias sobre las organizaciones y metodologías de pesca, así como sus canciones, le da al juego un gran significado cultural. Además, los cantos tradicionales revelan el pensamiento ideológico de los pescadores y su sentido estético.

Jwasuyeong Eobang Nori

Jwasuyeong Eobang Nori
Ubicación de la enciclopedia

Artes Folclóricas de Corea > Juegos Folclóricos Coreanos

Autor RyuJongmok(柳鍾穆)

Un juego folclórico organizado en el poblado de Suyeong, en Busan, por la cooperativa de pescadores en coordinación con las fuerzas navales, en el cual se recrean los cantos relacionados con la pesca de anchoa con redes.

Para entender este juego, primero hay que entender las formas de pesca tradicional llamadas huri, de las que hay dos categorías: en barco y en tierra. En el huri en barco, se rodea a los peces por completo en una red desde el barco y se tira de las cuerdas para sacar los pescados. Por otra parte, en el huri en tierra, los pescadores se dirigen a la costa tras haber soltado la red en el mar y, entonces, tiran de las cuerdas para traerse el pescado, que en este caso no está completamente rodeado por la red, sino solo por un lado. Lo que se hace en la zona de Suyeong es huri en tierra, lo cual es posible gracias suelo marino poco profundo y la inclinación de la arena de la costa. Naturalmente, los pescados atrapados son especies litorales, como la anchoa.

El proceso inicia con el capitán del barco observando el movimiento de los grupos de peces desde la costa. Cuando se detectan las anchoas acercándose, el capitán da un aviso inmediatamente a los marineros. De acuerdo con sus instrucciones, los marineros atan una de las cuerdas de la red a un sitio seguro en la costa, y se llevan el resto en una lancha. Cuando alcanzan al grupo de anchoas, lo rodean con la red y regresan a la costa cargando el otro extremo de la red. Enseguida, entre 10 y 15 marineros en la costa tiran de las cuerdas para traerse la red hacia el mar. Mientras tanto, el capitán sigue dando instrucciones para ajustar el equilibrio de la fuerza de tiro y prevenir que se escapen las anchoas.

Se siguen jalando las cuerdas hasta que se consigue que estén a un metro de profundidad por debajo del mar, entonces los pescadores se meten al agua y rodean la red para cerrarla hasta que el diámetro de apertura sea lo suficientemente estrecho para sacar las anchoas.

Los miembros del equipo que se moviliza para la pesca de anchoa incluyen al capitán, que da instrucciones, un navegante del barco, 5 o 6 pescadores, y entre 20 y 30 tiradores de la red —un total de alrededor de 40 personas. Como se ve hasta aquí, se trata de un trabajo duro con necesidad de colaboración total, por lo que se entonaban canciones para ajustar el ritmo y subir la moral. Estas canciones también se oían y se bailaban mientras se enlazaban las cuerdas y se sacaban los pescados, para compartir la alegría cuando se lograba una pesca abundante.

El juego del jwasuyeong eobang nori, es una representación folclórica de cuatro actos con cantos ceremoniales llamados respectivamente: naewangsori, sarisori, garaesori, y chingchingsori.

Originalmente, se trataba de una ceremonia para rezar por una buena pesca o para agradecer por la pesca obtenida y se realizaba normalmente en los días festivos o al partir a pescar o al regresar. Sin embargo, estas ceremonias se omiten cuando se realiza a modo de juego; en su lugar, se prepara un altar para rezar brevemente hacia el mar antes de iniciar la primera etapa.

De todas formas, el hecho de que transmita historias sobre las organizaciones y metodologías de pesca, así como sus canciones, le da al juego un gran significado cultural. Además, los cantos tradicionales revelan el pensamiento ideológico de los pescadores y su sentido estético.