Baduk

Ubicación de la enciclopedia

Artes Folclóricas de Corea > Juegos Folclóricos Coreanos

Autor JungHyungho(鄭亨鎬)

Un juego en lo que dos personas colocan alternadamente fichas negras y blancas respectivamente sobre un tablero con 19 líneas verticales y horizontales, y gana quien asegure el mayor territorio con sus fichas.

El baduk, también llamado wongi o hyeokgi, fue transmitido desde China y ya se había establecido como un pasatiempo para la clase alta desde la época de Goguryeo. Tiene una larga historia, como lo sugieren dos hechos: que en el reino de Yosun, en su época más antigua, se lo enseñaba a los hijos y que se han descubierto lmesas de baduk que parecen haber sido utilizadas durante la época tardía de la dinastía Han. Según el documento Gudangseo (el Libro de Tang), hay registros de que el baduk y el tuho fueron muy populares en la época de Goguryeo. También en el Samguksagi (la Crónica de los tres países) se cuenta que el rey Jangsu de Goruryeo se valió del monje Dorim, por sus conocimientos del juego, para vencer en la guerra a su enemigo, el rey Gaero de Baekje. En el reino de Silla, el juego era igualmente conocido, como lo cuenta la anécdota de un vasallo llamado Shin Chung, quien antes de la coronación del rey Hyeoseong, jugaba al baduk con él para asegurarse una posición en la corte, pero cuando la promesa no se cumplió, compuso una canción de su resentimiento y la expuso en un pino que luego se puso mustio. Al oír de esto, el rey Hyeoseong se arrepintió y le designó un puesto a Shin Chung. También cabe mencionar que el talento de la gente del reino de Silla para el baduk era igualmente reconocido por la gente de China en la época de Tang. Durante la época de Goryeo el baduk se transmitió como parte del desarrollo intelectual en la clase alta.

Como un ejemplo en La historia de Goryeo, aparece el señor Choi Seung‑ro, quien se quejaba de que el rey Gyeongjong abandonara su cargo persiguiendo solo su gusto por el sexo, la música, el ajedrez y el baduk. Además, el baduk era también practicado por los vasallos y los generales de Goryeo. Según la misma literatura, durante la invasión de Georan, el general Gangjo se concentraba en el baduk sin prestar atención a la lucha, lo que le costó su vida; pese a las advertencias de su subordinado, no pudo reaccionar efectivamente al encontrarse absorto en el baduk y fue capturado por los soldados de Georan y finalmente ejecutado. Una vez que el talento de la gente Goryeo para el baduk se conoció en China, a mediados del siglo XIII, dos vasallos, Gwak Hui-bin y Jo Jeongtong fueron en una expedición a China por solicitud del emperador de Yuan. En aquel tiempo, a los prodigios del baduk en Goryeo se les llamaba guksu — literalmente, las manos que representan al país— lo cual aún se acostumbra al día de hoy.

Durante la época de Joseon el termino baduk se menciona en el Dusieonhae (1481), que es una interpretación de los poemas de Du Fu, el poeta más famoso durante la época de la dinastía china de Tang, y en el Baktongsaeonhae, un libro para la enseñanza del idioma chino con recitación en coreano. Es así que el término baduk ciertamente tiene una larga tradición. El rey Sejo también disfrutaba del baduk, tanto que hizo un libro para explicar cómo jugarlo. Al final de la dinastía Joseon, un estudioso de silhak (una reforma del confucianismo), lo explica también de manera bibliográfica con su libro Ojuyeonmunjangjeosango, que incluye la teoría llamada Wigibyeonjeungseol; este libro, al igual que un otro libro llamado Hyeokgiron, contienen un acercamiento sistemático al baduk y críticas al mismo. Por su parte, el maestro Kim Hongdo, el pintor más famoso en la pintura del género, poco después del funeral de su padre, cayó absorto en la descripción de juegos como el janggi, el ssireum, y el baduk, lo que provocó polémica en el gobierno. Otra historia sobre el baduk puede encontrarse en la obra Eou Yadam, la cual cuenta que había un príncipe llamado Seo Cheonryeong, quien era reconocido por su amor al janggi y un día decidió salir a jugarlo fuera del palacio, solo para ser derrotado pronto y con gran diferencia por un anciano ordinario, para su vergüenza.

Existe una serie de pinturas llamada Gisanpungsokdo, pintada por el maestro Kim Jun-keun (seudónimo: Gisan) durante la época de apertura de Corea, que ilustra juegos coreanos como el baduk y se conserva en el Museo Folclórico de Hamburg en Alemania y en el Museo Oriental de Moscú en Rusia. En una de sus obras, un yangban está moviendo una ficha negra y otro está sujetando una ficha blanca, mientras que a su alrededor, tres personas observan el juego con licor en la mesa, lo que indica que el baduk se disfrutaba como pasatiempo tomando alcohol. El tablero de baduk es una mesa lujosa con figuras espléndidas talladas en sus costados, y con ambos lados de color rojo. Esto sugiere que el baduk en la época de Joseon era un juego para los nobles, quienes tenían bastante tiempo para divertirse y veían en este juego un pasatiempo muy intelectual. Para muestra está Kim Ok-kyun, líder de la apertura de las fronteras coreanas al mundo, que se dice que era un ávido jugador de baduk y de billar.

La forma de jugarlo consiste en que dos personas colocan fichas, negras o blancas respectivamente, cada cual en su turno, y gana quien asegure el mayor territorio con sus fichas en el tablero de 19 x 19 intersecciones. Para continuar en el juego, se debe contar con piedras en al menos 2 intersecciones, las cuales cuando están vacías reciben el nombre de gongbae o libertades. La presencia de varias situaciones el pae (fase estratégica) y el bik (situación de juego ahogado) vuelven al juego más interesante. El resultado se determina contando el número de territorios rodeados por fichas de cada participante, una vez que todos los espacios hayan sido ocupados. Sin embargo, cuando el resultado se vuelve obvio a mitad de la partida, un participante puede abandonar el juego retirando sus piedras del tablero.

El baduk actualmente cuenta con ligas profesionales en Corea, China y Japón, y se sigue volviendo cada vez más popular entre la gente, así como lo ha hecho a través de su larga historia, desde la época de los Tres Reinos de Corea, cuando el juego se extendió entre la clase noble coreana desde China. El baduk es considerado como más que un simple juego, es una forma de cultivar el carácter personal, como se aprecia en el uso del término kido, que quiere decir «seguir el camino de baduk». Además, con su inclusión como uno de los eventos de los Juegos Asiáticos, el juego empieza a ser considerado como un deporte profesional, impulsando la continuación de transmisión.

Baduk

Baduk
Ubicación de la enciclopedia

Artes Folclóricas de Corea > Juegos Folclóricos Coreanos

Autor JungHyungho(鄭亨鎬)

Un juego en lo que dos personas colocan alternadamente fichas negras y blancas respectivamente sobre un tablero con 19 líneas verticales y horizontales, y gana quien asegure el mayor territorio con sus fichas.

El baduk, también llamado wongi o hyeokgi, fue transmitido desde China y ya se había establecido como un pasatiempo para la clase alta desde la época de Goguryeo. Tiene una larga historia, como lo sugieren dos hechos: que en el reino de Yosun, en su época más antigua, se lo enseñaba a los hijos y que se han descubierto lmesas de baduk que parecen haber sido utilizadas durante la época tardía de la dinastía Han. Según el documento Gudangseo (el Libro de Tang), hay registros de que el baduk y el tuho fueron muy populares en la época de Goguryeo. También en el Samguksagi (la Crónica de los tres países) se cuenta que el rey Jangsu de Goruryeo se valió del monje Dorim, por sus conocimientos del juego, para vencer en la guerra a su enemigo, el rey Gaero de Baekje. En el reino de Silla, el juego era igualmente conocido, como lo cuenta la anécdota de un vasallo llamado Shin Chung, quien antes de la coronación del rey Hyeoseong, jugaba al baduk con él para asegurarse una posición en la corte, pero cuando la promesa no se cumplió, compuso una canción de su resentimiento y la expuso en un pino que luego se puso mustio. Al oír de esto, el rey Hyeoseong se arrepintió y le designó un puesto a Shin Chung. También cabe mencionar que el talento de la gente del reino de Silla para el baduk era igualmente reconocido por la gente de China en la época de Tang. Durante la época de Goryeo el baduk se transmitió como parte del desarrollo intelectual en la clase alta.

Como un ejemplo en La historia de Goryeo, aparece el señor Choi Seung‑ro, quien se quejaba de que el rey Gyeongjong abandonara su cargo persiguiendo solo su gusto por el sexo, la música, el ajedrez y el baduk. Además, el baduk era también practicado por los vasallos y los generales de Goryeo. Según la misma literatura, durante la invasión de Georan, el general Gangjo se concentraba en el baduk sin prestar atención a la lucha, lo que le costó su vida; pese a las advertencias de su subordinado, no pudo reaccionar efectivamente al encontrarse absorto en el baduk y fue capturado por los soldados de Georan y finalmente ejecutado. Una vez que el talento de la gente Goryeo para el baduk se conoció en China, a mediados del siglo XIII, dos vasallos, Gwak Hui-bin y Jo Jeongtong fueron en una expedición a China por solicitud del emperador de Yuan. En aquel tiempo, a los prodigios del baduk en Goryeo se les llamaba guksu — literalmente, las manos que representan al país— lo cual aún se acostumbra al día de hoy.

Durante la época de Joseon el termino baduk se menciona en el Dusieonhae (1481), que es una interpretación de los poemas de Du Fu, el poeta más famoso durante la época de la dinastía china de Tang, y en el Baktongsaeonhae, un libro para la enseñanza del idioma chino con recitación en coreano. Es así que el término baduk ciertamente tiene una larga tradición. El rey Sejo también disfrutaba del baduk, tanto que hizo un libro para explicar cómo jugarlo. Al final de la dinastía Joseon, un estudioso de silhak (una reforma del confucianismo), lo explica también de manera bibliográfica con su libro Ojuyeonmunjangjeosango, que incluye la teoría llamada Wigibyeonjeungseol; este libro, al igual que un otro libro llamado Hyeokgiron, contienen un acercamiento sistemático al baduk y críticas al mismo. Por su parte, el maestro Kim Hongdo, el pintor más famoso en la pintura del género, poco después del funeral de su padre, cayó absorto en la descripción de juegos como el janggi, el ssireum, y el baduk, lo que provocó polémica en el gobierno. Otra historia sobre el baduk puede encontrarse en la obra Eou Yadam, la cual cuenta que había un príncipe llamado Seo Cheonryeong, quien era reconocido por su amor al janggi y un día decidió salir a jugarlo fuera del palacio, solo para ser derrotado pronto y con gran diferencia por un anciano ordinario, para su vergüenza.

Existe una serie de pinturas llamada Gisanpungsokdo, pintada por el maestro Kim Jun-keun (seudónimo: Gisan) durante la época de apertura de Corea, que ilustra juegos coreanos como el baduk y se conserva en el Museo Folclórico de Hamburg en Alemania y en el Museo Oriental de Moscú en Rusia. En una de sus obras, un yangban está moviendo una ficha negra y otro está sujetando una ficha blanca, mientras que a su alrededor, tres personas observan el juego con licor en la mesa, lo que indica que el baduk se disfrutaba como pasatiempo tomando alcohol. El tablero de baduk es una mesa lujosa con figuras espléndidas talladas en sus costados, y con ambos lados de color rojo. Esto sugiere que el baduk en la época de Joseon era un juego para los nobles, quienes tenían bastante tiempo para divertirse y veían en este juego un pasatiempo muy intelectual. Para muestra está Kim Ok-kyun, líder de la apertura de las fronteras coreanas al mundo, que se dice que era un ávido jugador de baduk y de billar.

La forma de jugarlo consiste en que dos personas colocan fichas, negras o blancas respectivamente, cada cual en su turno, y gana quien asegure el mayor territorio con sus fichas en el tablero de 19 x 19 intersecciones. Para continuar en el juego, se debe contar con piedras en al menos 2 intersecciones, las cuales cuando están vacías reciben el nombre de gongbae o libertades. La presencia de varias situaciones el pae (fase estratégica) y el bik (situación de juego ahogado) vuelven al juego más interesante. El resultado se determina contando el número de territorios rodeados por fichas de cada participante, una vez que todos los espacios hayan sido ocupados. Sin embargo, cuando el resultado se vuelve obvio a mitad de la partida, un participante puede abandonar el juego retirando sus piedras del tablero.

El baduk actualmente cuenta con ligas profesionales en Corea, China y Japón, y se sigue volviendo cada vez más popular entre la gente, así como lo ha hecho a través de su larga historia, desde la época de los Tres Reinos de Corea, cuando el juego se extendió entre la clase noble coreana desde China. El baduk es considerado como más que un simple juego, es una forma de cultivar el carácter personal, como se aprecia en el uso del término kido, que quiere decir «seguir el camino de baduk». Además, con su inclusión como uno de los eventos de los Juegos Asiáticos, el juego empieza a ser considerado como un deporte profesional, impulsando la continuación de transmisión.