Malttukbakki

Malttukbakki

Ubicación de la enciclopedia

Artes Folclóricas de Corea > Juegos Folclóricos Coreanos

Autor LeeSangho(李相昊)

Un juego en que se simula la montadura a caballo con los participantes divididos en dos roles: algunos como caballos simulados, que tienen que prestar su espalda a modo de silla, y otros como jinetes, que tienen el derecho de montar.

Eran los chicos varones quienes lo practicaban más, pero desde los 90 su popularidad se expandió hacía las chicas de bachillerato. Aun así, la diferencia relativa entre los dos sexos se mantiene. Para entender este juego es importante conocer su contexto histórico: En el pasado, el caballo era un medio de transporte muy extendido, pero los niños rara vez tenían la oportunidad de montarlo. De ahí que nacierana el juego de malttukbakki como una alternativa. En el diccionario Juegos Coreanos, publicado a finales de la época de Joseon, a este juego se le nombraba como «el juego del hidalgo», y se menciona que existía también en Japón.

Hay dos formas de jugarlo: en el primer formato, mabu nori (juego del jineteo), los caballos se mueven; en el segundo, maltagi (literalmente, montadura), los caballos están fijos y los jinetes saltan para montarlos. Los roles de caballos y jinetes se deciden por medio de piedra, papel o tijera; por lo general el ganador elije ser el jinete y el perdedor debe hacer de caballo. En el caso del juego de maltagi, un jinete pasa su brazo por encima del hombro del caballo y le cubre los ojos con la mano derecha para mantener al resto de los participantes fuera de su vista. Esto es con el propósito de que dificultarle su tarea de evitar ser montado. Al comenzar el juego, los caballos se mueven continuamente o dan patadas con los talones para evitar que les monten. Si el caballo hace contacto con otro participante, estos intercambian sus roles. Mientras tanto, los caballos siguen moviéndose y los jinetes intentan montárseles. Si un jinete llega a montarles, los caballos tuercen sus cuerpos para hacerle caer, y estos se aferran para no caerse.

En el caso del juego de maltagi se forman dos equipos: ataque y defensa. Uno de los defensores se para apoyado contra un árbol o contra la pared y sus compañeros meten las cabezas entre las piernas de la persona que tienen enfrente, doblándose por la cadera. En esta posición, los defensores se toman de los muslos del compañero de enfrente, creando una larga cadena de caballos. El equipo atacante corre uno a uno desde lejos para aprovechar el impulso y montarse en la espalda de los defensores apoyándose con las manos. Cada atacante debe tratar de llegar lo más al fondo posible sobre las espaldas de los defensores, para que su equipo tenga espacio suficiente para montarse. Es decir, el primer atacante debe sentarse lo más delante posible. Si durante este proceso, los atacantes se caen o si sus pies tocan el suelo, los roles de los equipos se intercambian. Si, por el contrario, los defensores caen superados por el peso de los atacantes, el juego se repite con cada equipo en su mismo rol. Si ambos equipos se mantienen, los líderes juegan al piedra, papel o tijera para determinar si los roles cambiarán en la siguiente ronda.

Malttukbakki

Malttukbakki
Ubicación de la enciclopedia

Artes Folclóricas de Corea > Juegos Folclóricos Coreanos

Autor LeeSangho(李相昊)

Un juego en que se simula la montadura a caballo con los participantes divididos en dos roles: algunos como caballos simulados, que tienen que prestar su espalda a modo de silla, y otros como jinetes, que tienen el derecho de montar.

Eran los chicos varones quienes lo practicaban más, pero desde los 90 su popularidad se expandió hacía las chicas de bachillerato. Aun así, la diferencia relativa entre los dos sexos se mantiene. Para entender este juego es importante conocer su contexto histórico: En el pasado, el caballo era un medio de transporte muy extendido, pero los niños rara vez tenían la oportunidad de montarlo. De ahí que nacierana el juego de malttukbakki como una alternativa. En el diccionario Juegos Coreanos, publicado a finales de la época de Joseon, a este juego se le nombraba como «el juego del hidalgo», y se menciona que existía también en Japón.

Hay dos formas de jugarlo: en el primer formato, mabu nori (juego del jineteo), los caballos se mueven; en el segundo, maltagi (literalmente, montadura), los caballos están fijos y los jinetes saltan para montarlos. Los roles de caballos y jinetes se deciden por medio de piedra, papel o tijera; por lo general el ganador elije ser el jinete y el perdedor debe hacer de caballo. En el caso del juego de maltagi, un jinete pasa su brazo por encima del hombro del caballo y le cubre los ojos con la mano derecha para mantener al resto de los participantes fuera de su vista. Esto es con el propósito de que dificultarle su tarea de evitar ser montado. Al comenzar el juego, los caballos se mueven continuamente o dan patadas con los talones para evitar que les monten. Si el caballo hace contacto con otro participante, estos intercambian sus roles. Mientras tanto, los caballos siguen moviéndose y los jinetes intentan montárseles. Si un jinete llega a montarles, los caballos tuercen sus cuerpos para hacerle caer, y estos se aferran para no caerse.

En el caso del juego de maltagi se forman dos equipos: ataque y defensa. Uno de los defensores se para apoyado contra un árbol o contra la pared y sus compañeros meten las cabezas entre las piernas de la persona que tienen enfrente, doblándose por la cadera. En esta posición, los defensores se toman de los muslos del compañero de enfrente, creando una larga cadena de caballos. El equipo atacante corre uno a uno desde lejos para aprovechar el impulso y montarse en la espalda de los defensores apoyándose con las manos. Cada atacante debe tratar de llegar lo más al fondo posible sobre las espaldas de los defensores, para que su equipo tenga espacio suficiente para montarse. Es decir, el primer atacante debe sentarse lo más delante posible. Si durante este proceso, los atacantes se caen o si sus pies tocan el suelo, los roles de los equipos se intercambian. Si, por el contrario, los defensores caen superados por el peso de los atacantes, el juego se repite con cada equipo en su mismo rol. Si ambos equipos se mantienen, los líderes juegan al piedra, papel o tijera para determinar si los roles cambiarán en la siguiente ronda.