Masangjae

Ubicación de la enciclopedia

Artes Folclóricas de Corea > Juegos Folclóricos Coreanos

Autor JungHyungho(鄭亨鎬)

El conjunto de artes coreanas practicadas sobre caballo, incluyendo levantamientos, volteretas, colgadas laterales, y cruces de lado a lado.

Al igual que el gyeokgu (el polo tradicional coreano), este arte marcial se considera como uno de los principales deportes equinos. No se sabe exactamente desde cuándo se realizaba este juego, pero es indudable que tiene una larga historia puesto que Corea ya tenía caballos desde la época de bronce. Esto es particularmente cierto durante en la época del reino de Goguryeo, cuando había técnicas excelentes de equitación y de artes marciales equinos, lo cual hace muy probable que se hayan tenido ya varias formas de masangje.

Sus detalles se describen por primera vez en las historias sobre el régimen del rey Yi Seong-gye, fundador de la dinastía Joseon. Además de ser buen arquero a caballo, el rey Yi también era un experto en artes de masangje. Según las crónicas del año 1362, a finales de la dinastía Goryeo, el entonces general YI fue capaz de evitar las estocadas del enemigo por medio del mom sumgigi (escondiendo el cuerpo tras el caballo), cuando entró en batalla con el emperador Yuan. Esta técnica equina era bastante complicada, ya que para su realización se requería coordinar todos los siguientes actos en simultáneo: aferrar el corvo de la rodilla derecha a la silla, sujetarse detrás de esta con la mano derecha, bajar el cuerpo hacia la izquierda del caballo, y colgarse del costado de este. Es por esto que es muy notable que Yi supiera esta técnica de masangje, apuntando a que los artes de masangje estaban bien generalizados ya en la época de Goryeo.

En la época del rey Kwanghaegun se celebraban varias competiciones de artes equinos en el puente Salgoji, el punto más central del tráfico en aquel tiempo, con asistencia del rey. En la época del rey Injo, a solicitud del gobierno japonés, Chang Hyoin y Kim Jeong, en aquel entonces los mayores genios del arte ecuestre, viajaron a Japón con misioneros japoneses, para presentar sus excepcionales talentos. Desde entonces se volvió una costumbre que los prodigios del masangje se viajaran con los misioneros japoneses. Lo que es más, según las crónicas del siglo XVIII, las de los coreanos impresionaron tanto a los japoneses que estos llegaron a fundar una escuela para imitarles, llamada Daiheihollyu.

Por su parte, el rey Hyojong probó varias artes de masangje durante el gwanmuje. Este hecho destaca la importancia que tuvieron estas en su plan de recuperar los territorios del norte. Por otra parte, las artes masangje también se mencionan en los poemas del sabio Dasan (Jung Yak-yong), quien los escribió tras observar las artes ecuestres de los jinetes del rey. Esto significa que ya a principios del siglo XVIII, El masangje fue tan popular que el rey dio su tiempo para verlo.

La mejor descripción estas artes se encuentra en la revista Muye Dobo Tongji, publicada durante el reinado de Jeongjo y que presenta principalmente técnicas desempeñadas con un solo caballo, incluyendo las siguientes: jumarimmasang (levantarse por encima del caballo), jwauchoma (cruzar de lado a lado), masangdorip (ponerse al revés sobre el lomo), hoengwamasangyangsa (recostarse de lado), jwaudeungnijangsin (esconderse a un costado), jongwachimmami (echarse hacia atrás sobre el lomo), ssangjumarimmasang (pararse encima de dos caballos), etc. En base a tales técnicas, se desarrollaron también los masangje con uso de dos caballos.

En general, los caballos para masangje debían tener buen comportamiento, buen color y buenos detalles, además se preferían los caballos machos. En especial, los caballos blancos eran considerados los mejores, así como los negros que tuvieran sus cascos blancos.

Al realizar estas artes, lo normal era llevar una vestimenta militar en color rojo y amarillo, llamada houi, junto con un sombrero llamado jeollip, aunque este último a veces era reemplazado con un casco. Cuando el jeollip es de uso oficial, se le llama beonggeoji y es parecido a un quepis.

El arte de los masangje continuó hasta mediados de la dinastía Joseon cuando disminuyó el uso del caballo, pero se dejó de practicarlo en épocas posteriores. No fue sino hasta los años 90 que la asociación coreana de artes marciales ecuestres volvió a revivir la práctica.

Masangjae

Masangjae
Ubicación de la enciclopedia

Artes Folclóricas de Corea > Juegos Folclóricos Coreanos

Autor JungHyungho(鄭亨鎬)

El conjunto de artes coreanas practicadas sobre caballo, incluyendo levantamientos, volteretas, colgadas laterales, y cruces de lado a lado.

Al igual que el gyeokgu (el polo tradicional coreano), este arte marcial se considera como uno de los principales deportes equinos. No se sabe exactamente desde cuándo se realizaba este juego, pero es indudable que tiene una larga historia puesto que Corea ya tenía caballos desde la época de bronce. Esto es particularmente cierto durante en la época del reino de Goguryeo, cuando había técnicas excelentes de equitación y de artes marciales equinos, lo cual hace muy probable que se hayan tenido ya varias formas de masangje.

Sus detalles se describen por primera vez en las historias sobre el régimen del rey Yi Seong-gye, fundador de la dinastía Joseon. Además de ser buen arquero a caballo, el rey Yi también era un experto en artes de masangje. Según las crónicas del año 1362, a finales de la dinastía Goryeo, el entonces general YI fue capaz de evitar las estocadas del enemigo por medio del mom sumgigi (escondiendo el cuerpo tras el caballo), cuando entró en batalla con el emperador Yuan. Esta técnica equina era bastante complicada, ya que para su realización se requería coordinar todos los siguientes actos en simultáneo: aferrar el corvo de la rodilla derecha a la silla, sujetarse detrás de esta con la mano derecha, bajar el cuerpo hacia la izquierda del caballo, y colgarse del costado de este. Es por esto que es muy notable que Yi supiera esta técnica de masangje, apuntando a que los artes de masangje estaban bien generalizados ya en la época de Goryeo.

En la época del rey Kwanghaegun se celebraban varias competiciones de artes equinos en el puente Salgoji, el punto más central del tráfico en aquel tiempo, con asistencia del rey. En la época del rey Injo, a solicitud del gobierno japonés, Chang Hyoin y Kim Jeong, en aquel entonces los mayores genios del arte ecuestre, viajaron a Japón con misioneros japoneses, para presentar sus excepcionales talentos. Desde entonces se volvió una costumbre que los prodigios del masangje se viajaran con los misioneros japoneses. Lo que es más, según las crónicas del siglo XVIII, las de los coreanos impresionaron tanto a los japoneses que estos llegaron a fundar una escuela para imitarles, llamada Daiheihollyu.

Por su parte, el rey Hyojong probó varias artes de masangje durante el gwanmuje. Este hecho destaca la importancia que tuvieron estas en su plan de recuperar los territorios del norte. Por otra parte, las artes masangje también se mencionan en los poemas del sabio Dasan (Jung Yak-yong), quien los escribió tras observar las artes ecuestres de los jinetes del rey. Esto significa que ya a principios del siglo XVIII, El masangje fue tan popular que el rey dio su tiempo para verlo.

La mejor descripción estas artes se encuentra en la revista Muye Dobo Tongji, publicada durante el reinado de Jeongjo y que presenta principalmente técnicas desempeñadas con un solo caballo, incluyendo las siguientes: jumarimmasang (levantarse por encima del caballo), jwauchoma (cruzar de lado a lado), masangdorip (ponerse al revés sobre el lomo), hoengwamasangyangsa (recostarse de lado), jwaudeungnijangsin (esconderse a un costado), jongwachimmami (echarse hacia atrás sobre el lomo), ssangjumarimmasang (pararse encima de dos caballos), etc. En base a tales técnicas, se desarrollaron también los masangje con uso de dos caballos.

En general, los caballos para masangje debían tener buen comportamiento, buen color y buenos detalles, además se preferían los caballos machos. En especial, los caballos blancos eran considerados los mejores, así como los negros que tuvieran sus cascos blancos.

Al realizar estas artes, lo normal era llevar una vestimenta militar en color rojo y amarillo, llamada houi, junto con un sombrero llamado jeollip, aunque este último a veces era reemplazado con un casco. Cuando el jeollip es de uso oficial, se le llama beonggeoji y es parecido a un quepis.

El arte de los masangje continuó hasta mediados de la dinastía Joseon cuando disminuyó el uso del caballo, pero se dejó de practicarlo en épocas posteriores. No fue sino hasta los años 90 que la asociación coreana de artes marciales ecuestres volvió a revivir la práctica.