Ttangjaemeokgi

Ttangjaemeokgi

Ubicación de la enciclopedia

Artes Folclóricas de Corea > Juegos Folclóricos Coreanos

Autor LeeSangho(李相昊)

Un juego en que los jugadores intentan expandir su territorio en un área rectangular o redonda dibujada en la tierra.

El ttangjaemeokgi también es conocido con el nombre de ttangppaetgi, ttangttagi, o ttangttameokgi, que quieren decir «quitar o conseguir territorio». Se lo practicaba entre 3 o 4 chicos en un terreno plano y por la simplicidad de su forma de juego fue popular a lo largo de todo el país.

Primero, se dibuja un cuadro o un círculo sobre tierra suave y plana, el cual servirá como tablero de juego. Si, por ejemplo, se dispone de cuatro participantes, se dibuja un tablero rectangular y cada participante elige una esquina para usar como su «casa», o punto de partida, antes de empezar. Estas casas se dibujan con el dedo índice o medio, deslizándolo sobre la tierra con el pulgar fijo en la esquina sirviendo como pivote o eje de giro. En este proceso, todos los participantes procuran maximizar el tamaño de su casa, abriendo sus palmos tan ampliamente como les es posible. Tras la compleción del dibujo de las casas, se juega al piedra, papel o tijera y solo los ganadores tienen derecho a ampliar su territorio dibujando otra casa de la misma manera. Antes de esto, los jugadores deben decidir si el juego de piedra, papel o tijera para la ampliación de las casas tendrá un solo ganador o más de uno.

En el ttangjaemeokgi solo los ganadores del piedra, papel o tijera pueden ampliar su territorio, pero hay otro formato un poco más difícil: el ttangttameokki. En este, la forma de dibujar el tablero y las casas es la misma, pero la forma de ampliar el territorio es un poco diferente. Para esto, primero se necesita de unas fichas de juego llamadas mal o mang, que pueden ser piedrecillas redondas y chatas o pequeños trozos de porcelana rota. En su turno, cada jugador golpea la piedrecilla con el dedo índice o pulgar tres veces en total. Si tras estos tres golpes la piedrecilla no logra regresar a su propia casa inicial, la oportunidad se entrega al siguiente jugador, pero si se consigue después de los tres golpes, el área cubierta por las líneas que haya dejado la piedrecilla al moverse se incluyen en su territorio. Por el contrario, si la piedrecilla se sale del área de juego por haberla golpeado con demasiada fuerza, el jugador no recibe ningún territorio. Siguiendo los golpes de cada piedra, los participantes dibujan la línea de trayectoria de esta y esta se convierte en el nuevo territorio del jugador, siempre y cuando se logre regresar a la casa dentro de los tres golpes reglamentarios. Así se van borrando y dibujando nuevas líneas que indican la ampliación del territorio del respectivo jugador. El juego termina cuando no queda más espacio por dominar.

El juego del ttanjaemeokki puede jugarlo cualquiera que sepa jugar al piedra, papel o tijera, sin importar que sea un niño o un adulto. Pero el ttangttameokki requiere una técnica más refinada de golpeo del mang, así que se lo practicaban los mayores de 10 años; además, el ttangttameokki tiene algunas otras reglas complejas como las que sirven para hacerse del territorio ajeno, entre otras tantas.

Ttangjaemeokgi

Ttangjaemeokgi
Ubicación de la enciclopedia

Artes Folclóricas de Corea > Juegos Folclóricos Coreanos

Autor LeeSangho(李相昊)

Un juego en que los jugadores intentan expandir su territorio en un área rectangular o redonda dibujada en la tierra.

El ttangjaemeokgi también es conocido con el nombre de ttangppaetgi, ttangttagi, o ttangttameokgi, que quieren decir «quitar o conseguir territorio». Se lo practicaba entre 3 o 4 chicos en un terreno plano y por la simplicidad de su forma de juego fue popular a lo largo de todo el país.

Primero, se dibuja un cuadro o un círculo sobre tierra suave y plana, el cual servirá como tablero de juego. Si, por ejemplo, se dispone de cuatro participantes, se dibuja un tablero rectangular y cada participante elige una esquina para usar como su «casa», o punto de partida, antes de empezar. Estas casas se dibujan con el dedo índice o medio, deslizándolo sobre la tierra con el pulgar fijo en la esquina sirviendo como pivote o eje de giro. En este proceso, todos los participantes procuran maximizar el tamaño de su casa, abriendo sus palmos tan ampliamente como les es posible. Tras la compleción del dibujo de las casas, se juega al piedra, papel o tijera y solo los ganadores tienen derecho a ampliar su territorio dibujando otra casa de la misma manera. Antes de esto, los jugadores deben decidir si el juego de piedra, papel o tijera para la ampliación de las casas tendrá un solo ganador o más de uno.

En el ttangjaemeokgi solo los ganadores del piedra, papel o tijera pueden ampliar su territorio, pero hay otro formato un poco más difícil: el ttangttameokki. En este, la forma de dibujar el tablero y las casas es la misma, pero la forma de ampliar el territorio es un poco diferente. Para esto, primero se necesita de unas fichas de juego llamadas mal o mang, que pueden ser piedrecillas redondas y chatas o pequeños trozos de porcelana rota. En su turno, cada jugador golpea la piedrecilla con el dedo índice o pulgar tres veces en total. Si tras estos tres golpes la piedrecilla no logra regresar a su propia casa inicial, la oportunidad se entrega al siguiente jugador, pero si se consigue después de los tres golpes, el área cubierta por las líneas que haya dejado la piedrecilla al moverse se incluyen en su territorio. Por el contrario, si la piedrecilla se sale del área de juego por haberla golpeado con demasiada fuerza, el jugador no recibe ningún territorio. Siguiendo los golpes de cada piedra, los participantes dibujan la línea de trayectoria de esta y esta se convierte en el nuevo territorio del jugador, siempre y cuando se logre regresar a la casa dentro de los tres golpes reglamentarios. Así se van borrando y dibujando nuevas líneas que indican la ampliación del territorio del respectivo jugador. El juego termina cuando no queda más espacio por dominar.

El juego del ttanjaemeokki puede jugarlo cualquiera que sepa jugar al piedra, papel o tijera, sin importar que sea un niño o un adulto. Pero el ttangttameokki requiere una técnica más refinada de golpeo del mang, así que se lo practicaban los mayores de 10 años; además, el ttangttameokki tiene algunas otras reglas complejas como las que sirven para hacerse del territorio ajeno, entre otras tantas.