Ttakjichigi

Ttakjichigi

Ubicación de la enciclopedia

Artes Folclóricas de Corea > Juegos Folclóricos Coreanos

Autor LeeSangho(李相昊)

Un juego en el que se arroja un juguete de papel plegado llamado ttakji hacia una pila de estos mismos objetos con la intención de voltearlos.

Para fabricar estos objetos de papel plegado en forma rectangular, que llevan por nombre ttakji, generalmente se utilizaban libros viejos, cuadernos usados, calendarios o sacos de cemento o fertilizante. Sus tamaños variaban dependiendo de la preferencia del productor, pero los más grandes tendían a ser más valuados y recibían el nombre de wangttakji (lit. “rey ttakji”). Las varias formas de jugar con ellos incluían las siguientes:

① Neomgyeomeokgi (Volteo): Se deciden los roles por medio de piedra, papel o tijera. El perdedor tiene que apilar sus ttakji en el suelo y el ganador tiene la oportunidad de arrojar uno de sus propios ttakji contra la pila del oponente para intentar darles la vuelta. De tener éxito, el jugador puede quedarse con los ttakji que haya volteado.

② Nallyeomeokgi (Volada): Cada participante arroja un ttakji a modo de disco volador y aquel que consiga la distancia más larga se gana el ttakji de su adversario. En otra variante, no gana quien lance el ttakji más lejos sino quien lo haga aterrizar más cerca de la línea marcada.

③ Byeokchigi (Golpeo de pared): Se arrojan los ttakji hacia la pared y gana quien consiga la mayor distancia de rebote.

④ Mireonaegi (Empuje): Se dibuja un círculo en el que se coloca uno o varios ttakji, los cuales pueden ser obtenidos como recompensa si se logra empujarlos hacia afuera del círculo mediante lances de ttakji. Sin embargo, el ttakji utilizado para los lances también puede llegar a perderse si este permanece en el interior del círculo después del lance.

Al igual que los ttakji rectangulares que eran confeccionados por los propios niños doblando papeles, las versiones redondas que se vendían en las papelerías también gozaron de inmensa popularidad. Sin embargo, estos últimos solían llevar impresa la imagen de personajes populares de los dibujos animados y, dado su precio, se les consideraba como posesiones preciadas que volvían las apuestas más interesantes, ya que además intensificaban las alegrías y tristezas del juego. Por otra parte, su tamaño y ligereza hacían que el juego se desarrollase de un modo distinto. La popularidad del juego llegó al máximo entre las décadas de los 70 y los 90, pero posteriormente la depreciación del valor de los juguetes de papel resultó en la pérdida de su atractivo.

El ttakjichigi era un juego para dos o más personas, generalmente varones, que se jugaba en parques o en patios escolares con juguetes de papel plegado en formas rectangulares, triangulares, circulares, etc., pero hoy está prácticamente desaparecido. La mayor razón es que el bajo valor del papel, en comparación con épocas pasadas, le ha arrebatado su significado al acto de coleccionar ttakji, pues su obtención o perdida ya no producen ni alegría ni tristeza. Como un remedio, recientemente se inventaron los ttakji de metal o de plástico, materiales que tienen un mayor valor monetario.

Si bien esto ha logrado reavivar la popularidad del juego entre los niños, también ha traído razones para preocuparse, pues el hecho de que este juguete no pueda ser construido por los propios niños como lo era en el pasado podría dar pie al malgasto y al comercialismo. También cabe mencionar que en Nepal y en la India, al igual que en otros países asiáticos, se juega de un modo similar con objetos redondos hechos de papel plegado.

Ttakjichigi

Ttakjichigi
Ubicación de la enciclopedia

Artes Folclóricas de Corea > Juegos Folclóricos Coreanos

Autor LeeSangho(李相昊)

Un juego en el que se arroja un juguete de papel plegado llamado ttakji hacia una pila de estos mismos objetos con la intención de voltearlos.

Para fabricar estos objetos de papel plegado en forma rectangular, que llevan por nombre ttakji, generalmente se utilizaban libros viejos, cuadernos usados, calendarios o sacos de cemento o fertilizante. Sus tamaños variaban dependiendo de la preferencia del productor, pero los más grandes tendían a ser más valuados y recibían el nombre de wangttakji (lit. “rey ttakji”). Las varias formas de jugar con ellos incluían las siguientes:

① Neomgyeomeokgi (Volteo): Se deciden los roles por medio de piedra, papel o tijera. El perdedor tiene que apilar sus ttakji en el suelo y el ganador tiene la oportunidad de arrojar uno de sus propios ttakji contra la pila del oponente para intentar darles la vuelta. De tener éxito, el jugador puede quedarse con los ttakji que haya volteado.

② Nallyeomeokgi (Volada): Cada participante arroja un ttakji a modo de disco volador y aquel que consiga la distancia más larga se gana el ttakji de su adversario. En otra variante, no gana quien lance el ttakji más lejos sino quien lo haga aterrizar más cerca de la línea marcada.

③ Byeokchigi (Golpeo de pared): Se arrojan los ttakji hacia la pared y gana quien consiga la mayor distancia de rebote.

④ Mireonaegi (Empuje): Se dibuja un círculo en el que se coloca uno o varios ttakji, los cuales pueden ser obtenidos como recompensa si se logra empujarlos hacia afuera del círculo mediante lances de ttakji. Sin embargo, el ttakji utilizado para los lances también puede llegar a perderse si este permanece en el interior del círculo después del lance.

Al igual que los ttakji rectangulares que eran confeccionados por los propios niños doblando papeles, las versiones redondas que se vendían en las papelerías también gozaron de inmensa popularidad. Sin embargo, estos últimos solían llevar impresa la imagen de personajes populares de los dibujos animados y, dado su precio, se les consideraba como posesiones preciadas que volvían las apuestas más interesantes, ya que además intensificaban las alegrías y tristezas del juego. Por otra parte, su tamaño y ligereza hacían que el juego se desarrollase de un modo distinto. La popularidad del juego llegó al máximo entre las décadas de los 70 y los 90, pero posteriormente la depreciación del valor de los juguetes de papel resultó en la pérdida de su atractivo.

El ttakjichigi era un juego para dos o más personas, generalmente varones, que se jugaba en parques o en patios escolares con juguetes de papel plegado en formas rectangulares, triangulares, circulares, etc., pero hoy está prácticamente desaparecido. La mayor razón es que el bajo valor del papel, en comparación con épocas pasadas, le ha arrebatado su significado al acto de coleccionar ttakji, pues su obtención o perdida ya no producen ni alegría ni tristeza. Como un remedio, recientemente se inventaron los ttakji de metal o de plástico, materiales que tienen un mayor valor monetario.

Si bien esto ha logrado reavivar la popularidad del juego entre los niños, también ha traído razones para preocuparse, pues el hecho de que este juguete no pueda ser construido por los propios niños como lo era en el pasado podría dar pie al malgasto y al comercialismo. También cabe mencionar que en Nepal y en la India, al igual que en otros países asiáticos, se juega de un modo similar con objetos redondos hechos de papel plegado.