Gulleongsoe Gulligi Nori

Gulleongsoe Gulligi Nori

Ubicación de la enciclopedia

Artes Folclóricas de Corea > Juegos Folclóricos Coreanos

Autor LeeSangho(李相昊)

Un juego para divertirse haciendo girar objetos redondos como llantas de bicicletas, contenedores cilíndricos o alambres gruesos, utilizando una varilla.

El gulleongsoe gulligi nori, o simplemente gulleongose, fue popular en todo el país y su nombre hace referencia a la palabra gulleo (rodar). Su origen preciso es difícil de encontrar, pero todo indica que empezó a practicarse utilizando recipientes cilíndricos como botellas de licor o bacinillas. En su historia inicial, el material de estos cilindros o aros era la madera (pino, acacia, bambú, etc.) pero luego se substituyó por metales como el aluminio, que se extraía de las bicicletas, de las ruedas de la carretilla, de los bidones, o de alambres gruesos.

El primer registro histórico de este juego aparece en Las diversiones locales de Joseon, en donde se escribió que era especialmente popular en la comarca de Gaeseong en la provincia de Gyeonggi-do, y más entre los niños. Luego, desde mediados de los ochentas, cuando se difundió el uso de bicicletas y carretillas en las zonas rurales, las ruedas de estos productos comenzaron a utilizarse para realizar este juego, una vez que ya no era posible usarlas como herramientas de trabajo. Habiéndose extendido su popularidad tanto por los campos como por las ciudades, este juego ha llegado a ganarse un lugar especial en la memoria de quienes ahora son adultos, confirmando su calidad como una tradición viva.

El tamaño de los aros varía según las edades de los practicantes: más pequeño cuando lo juegan los niños, pero más grande cuando lo juegan los mayores, y la forma de la varilla también es importante. Cuando se juega con ruedas de bicicleta, una varilla recta es suficiente, pues esta puede apoyarse en los rayos internos de la rueda, pero la varilla debe ser encorvada en forma de gancho cuando se usa otro tipo de aro. Lo mejores resultados se obtienen si el doblez de la varilla se hace en ángulos rectos, sin importar cuál sea el material de esta. Por lo general, es una sola persona quien hace rodar el aro, pero en ocasiones pueden ser varias. También cabe mencionar que el juego se vuelve más difícil en sitios menos espaciosos, porque hay que ajustar la dirección con mayor frecuencia para que la rueda no caiga. Si se juega entre muchas personas, estas forman una cola como los vagones de un tren, sujetando la cintura del compañero de enfrente con la mano de izquierda. A este formato se le llama gicha nori (el juego del tren) y en él se forman equipos para correr determinada distancia empujando el aro. También, a veces, se trazan líneas con intersecciones como las de las vías de un tranvía, que los participantes deben cruzar. Este formato se llama jeoncha nori (el juego del tranvía), y en este también participan los niños que no tengan su propio aro, agarrándose a los otros chicos y subiéndose o bajándose durante el trayecto. Cuando hay muchos participantes se suele cantar una ronda que dice «Dunggeul dunggeul gulleongsoeya / gulleo gulleo eodi gani» (rueda redonda mi rueda / sigue, sigue ¿a dónde vas?).

Este juego se dio a conocer al mundo durante las olimpiadas de Seúl, cuya ceremonia de apertura incluyó a un niño practicándolo. Por otra parte, hay juegos parecidos en la India y en Tailandia, donde los niños hacen rodar ruedas con sus manos o con un palo pequeño; sin embargo, sus estilos difieren del coreano en que ellos no incluyen ajustes a las direcciones o al paso de las ruedas con una varilla encorvada.

De cualquier modo, hoy en día hay pocos niños puedan jugarlo, pues se necesita de mucha práctica para perfeccionar la técnica y la mayoría no tiene tiempo disponible.

Gulleongsoe Gulligi Nori

Gulleongsoe Gulligi Nori
Ubicación de la enciclopedia

Artes Folclóricas de Corea > Juegos Folclóricos Coreanos

Autor LeeSangho(李相昊)

Un juego para divertirse haciendo girar objetos redondos como llantas de bicicletas, contenedores cilíndricos o alambres gruesos, utilizando una varilla.

El gulleongsoe gulligi nori, o simplemente gulleongose, fue popular en todo el país y su nombre hace referencia a la palabra gulleo (rodar). Su origen preciso es difícil de encontrar, pero todo indica que empezó a practicarse utilizando recipientes cilíndricos como botellas de licor o bacinillas. En su historia inicial, el material de estos cilindros o aros era la madera (pino, acacia, bambú, etc.) pero luego se substituyó por metales como el aluminio, que se extraía de las bicicletas, de las ruedas de la carretilla, de los bidones, o de alambres gruesos.

El primer registro histórico de este juego aparece en Las diversiones locales de Joseon, en donde se escribió que era especialmente popular en la comarca de Gaeseong en la provincia de Gyeonggi-do, y más entre los niños. Luego, desde mediados de los ochentas, cuando se difundió el uso de bicicletas y carretillas en las zonas rurales, las ruedas de estos productos comenzaron a utilizarse para realizar este juego, una vez que ya no era posible usarlas como herramientas de trabajo. Habiéndose extendido su popularidad tanto por los campos como por las ciudades, este juego ha llegado a ganarse un lugar especial en la memoria de quienes ahora son adultos, confirmando su calidad como una tradición viva.

El tamaño de los aros varía según las edades de los practicantes: más pequeño cuando lo juegan los niños, pero más grande cuando lo juegan los mayores, y la forma de la varilla también es importante. Cuando se juega con ruedas de bicicleta, una varilla recta es suficiente, pues esta puede apoyarse en los rayos internos de la rueda, pero la varilla debe ser encorvada en forma de gancho cuando se usa otro tipo de aro. Lo mejores resultados se obtienen si el doblez de la varilla se hace en ángulos rectos, sin importar cuál sea el material de esta. Por lo general, es una sola persona quien hace rodar el aro, pero en ocasiones pueden ser varias. También cabe mencionar que el juego se vuelve más difícil en sitios menos espaciosos, porque hay que ajustar la dirección con mayor frecuencia para que la rueda no caiga. Si se juega entre muchas personas, estas forman una cola como los vagones de un tren, sujetando la cintura del compañero de enfrente con la mano de izquierda. A este formato se le llama gicha nori (el juego del tren) y en él se forman equipos para correr determinada distancia empujando el aro. También, a veces, se trazan líneas con intersecciones como las de las vías de un tranvía, que los participantes deben cruzar. Este formato se llama jeoncha nori (el juego del tranvía), y en este también participan los niños que no tengan su propio aro, agarrándose a los otros chicos y subiéndose o bajándose durante el trayecto. Cuando hay muchos participantes se suele cantar una ronda que dice «Dunggeul dunggeul gulleongsoeya / gulleo gulleo eodi gani» (rueda redonda mi rueda / sigue, sigue ¿a dónde vas?).

Este juego se dio a conocer al mundo durante las olimpiadas de Seúl, cuya ceremonia de apertura incluyó a un niño practicándolo. Por otra parte, hay juegos parecidos en la India y en Tailandia, donde los niños hacen rodar ruedas con sus manos o con un palo pequeño; sin embargo, sus estilos difieren del coreano en que ellos no incluyen ajustes a las direcciones o al paso de las ruedas con una varilla encorvada.

De cualquier modo, hoy en día hay pocos niños puedan jugarlo, pues se necesita de mucha práctica para perfeccionar la técnica y la mayoría no tiene tiempo disponible.