Tres Mentiras

Palabra clave

거짓말 세 마디 ( Three Lies )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Mindam

Autor SimWoojang(沈愚章)

Este cuento narra la historia de un funcionario que quería tener un yerno que fuera un gran mentiroso, y un joven llegó a ser su yerno tras haber darle tres mentiras.

Había una vez vivía un funcionario junto con su hija que era una soltera vieja. El funcionario empezó a buscar a un gran mentiroso para que se casara con su hija, así que él publicó en un tablón de anuncio diciendo que él aceptaría un soltero que pudiera contar tres mentiras consecutivas como su yerno. Muchos hombres vinieron a ver al funcionario, pero ninguno de ellos fue cualificado, porque el funcionario aceptó solamente dos mentiras, pero tras de estas, cualquier cosa el hombre dijo, el funcionario declaró que era verdad. Cuando un joven confiado se adelantó y dijo que él tenía tres mentiras que contar. La primera mentira era de la estatua de Maitreya erigida en Eunjin. Un azufaifo creció muy alto hasta que era más alto que la estatua de Maitreya, y cuando llegó el otoño, el azufaifo llevó abundantes frutos, sin embardo, el árbol era tan alto que nadie pudo alcanzar esos frutos, por tanto los aldeanos colocaron un palo largo en la nariz de la estatua, lo que le hizo a Maitreya estornudar para que se cayeran todos los frutos del árbol. La segunda mentira era cómo superar el calor estival. El soltero dijo que en su aldea, la gente guardó los vientos fríos de invierno en bolsas y los soltaron en verano para mantener la temperatura baja. El funcionario aceptó las dos mentiras, y el joven sacó una hoja de papel del interior de su manga y dijo que ese papel era un documento legal que representaba la promesa del funcionario de devolver al joven una gran cantidad de dinero que el funcionario había tomado prestado del padre del joven. Enganchándose entre las opciones de aceptarlo como su yerno o de darle una gran cantidad de dinero, al final, el funcionario aceptó la mentira y lo hizo su yerno. Hay tres distintas versiones en cuanto a la tercera mentira del joven: una trata de una historia sobre cómo comer carne de cerdo cada día. Usted compra un cerdo y lo cría en una caja rectangular de lata, la que por supuesto, debe tener varios agujeros para que el cerdo pueda respirar. Al crecer su carne sale de la caja a través de los agujeros, entonces usted puede cortar la parte salida de la caja cada día para comérsela. Otra mentira se ve sobre cómo capturar faisanes. Usted aplica el barro en la parte trasera de un buey en que se colocan los frijoles que son la comida favorita de los faisanes, y luego ata un hacha a la cola del buey. Y lleva el buey a una montaña y lo ata a un árbol, entonces un faisán vendrá para comer los frijoles pegados en la parte trasera del buey. El picoteo de los faisanes le hace cosquillas al buey, por lo tanto el buey aplastará los faisanes con el hacha colgada en su cola. La tercera versión de la última mentira trata de un único método agrícola que se considera como una innovación para reducir procedimientos de cultivos, ya que las actividades agrícolas tales como sembrar, cortar y recoger son muy fastidiosos. Primero, siembra las semillas de arroz y cubre las semillas con una densa red atada a las cuatro estacas en cada rencor del campo. Cuando las plantas de arroz crecen a través de la red, y los granos están listos para ser cosechados, levanta los cuatro rencores de la red, lo cual lo ayuda a recoger los granos. Para ganar en un concurso contra alguien que decide qué es verdadero y qué es falso, uno tiene que hacer una situación antinómica, que es lo que logra la tercera mentira en este cuento. Mediante estas tres mentiras, el cuento hace una declaración que los elementos ficticios de una narrativa popular no deben entenderse simplemente como una descripción de algo que no existe en realidad, sino como la creación de diversas historias sobre la vida que fronteriza entre la verdad y la falsedad.

Tres Mentiras

Tres Mentiras
Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Mindam

Autor SimWoojang(沈愚章)

Este cuento narra la historia de un funcionario que quería tener un yerno que fuera un gran mentiroso, y un joven llegó a ser su yerno tras haber darle tres mentiras. Había una vez vivía un funcionario junto con su hija que era una soltera vieja. El funcionario empezó a buscar a un gran mentiroso para que se casara con su hija, así que él publicó en un tablón de anuncio diciendo que él aceptaría un soltero que pudiera contar tres mentiras consecutivas como su yerno. Muchos hombres vinieron a ver al funcionario, pero ninguno de ellos fue cualificado, porque el funcionario aceptó solamente dos mentiras, pero tras de estas, cualquier cosa el hombre dijo, el funcionario declaró que era verdad. Cuando un joven confiado se adelantó y dijo que él tenía tres mentiras que contar. La primera mentira era de la estatua de Maitreya erigida en Eunjin. Un azufaifo creció muy alto hasta que era más alto que la estatua de Maitreya, y cuando llegó el otoño, el azufaifo llevó abundantes frutos, sin embardo, el árbol era tan alto que nadie pudo alcanzar esos frutos, por tanto los aldeanos colocaron un palo largo en la nariz de la estatua, lo que le hizo a Maitreya estornudar para que se cayeran todos los frutos del árbol. La segunda mentira era cómo superar el calor estival. El soltero dijo que en su aldea, la gente guardó los vientos fríos de invierno en bolsas y los soltaron en verano para mantener la temperatura baja. El funcionario aceptó las dos mentiras, y el joven sacó una hoja de papel del interior de su manga y dijo que ese papel era un documento legal que representaba la promesa del funcionario de devolver al joven una gran cantidad de dinero que el funcionario había tomado prestado del padre del joven. Enganchándose entre las opciones de aceptarlo como su yerno o de darle una gran cantidad de dinero, al final, el funcionario aceptó la mentira y lo hizo su yerno. Hay tres distintas versiones en cuanto a la tercera mentira del joven: una trata de una historia sobre cómo comer carne de cerdo cada día. Usted compra un cerdo y lo cría en una caja rectangular de lata, la que por supuesto, debe tener varios agujeros para que el cerdo pueda respirar. Al crecer su carne sale de la caja a través de los agujeros, entonces usted puede cortar la parte salida de la caja cada día para comérsela. Otra mentira se ve sobre cómo capturar faisanes. Usted aplica el barro en la parte trasera de un buey en que se colocan los frijoles que son la comida favorita de los faisanes, y luego ata un hacha a la cola del buey. Y lleva el buey a una montaña y lo ata a un árbol, entonces un faisán vendrá para comer los frijoles pegados en la parte trasera del buey. El picoteo de los faisanes le hace cosquillas al buey, por lo tanto el buey aplastará los faisanes con el hacha colgada en su cola. La tercera versión de la última mentira trata de un único método agrícola que se considera como una innovación para reducir procedimientos de cultivos, ya que las actividades agrícolas tales como sembrar, cortar y recoger son muy fastidiosos. Primero, siembra las semillas de arroz y cubre las semillas con una densa red atada a las cuatro estacas en cada rencor del campo. Cuando las plantas de arroz crecen a través de la red, y los granos están listos para ser cosechados, levanta los cuatro rencores de la red, lo cual lo ayuda a recoger los granos. Para ganar en un concurso contra alguien que decide qué es verdadero y qué es falso, uno tiene que hacer una situación antinómica, que es lo que logra la tercera mentira en este cuento. Mediante estas tres mentiras, el cuento hace una declaración que los elementos ficticios de una narrativa popular no deben entenderse simplemente como una descripción de algo que no existe en realidad, sino como la creación de diversas historias sobre la vida que fronteriza entre la verdad y la falsedad.