Estanque De Hombre Rico(长者塘)

Palabra clave

장자못 ( 长者塘 , Jangjamot )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Jeonseol

Autor CheonHyesook(千惠淑)

La leyenda “Jangjamot” narra la historia de un hombre rico cuya casa se convirtió en un pozo por una inundación, como resultado de su maltrato hacia un monje que estaba pidiendo donaciones. La nuera del hombre adinerado también se transformó en una roca como castigo por haber roto el tabú impuesto por el monje.

El hombre rico, Hwang de la provincia de Gangwondo, cuya familia de tres generaciones poseía la tierra suficiente para cultivar diez mil sacos de arroz cada año, se conocía por su maltrato hacia los monjes que pedían donaciones, por ejemplo, colgando a un monje en la entrada de su casa con una mochila llena de estiércol vacuno, llevada a la espalda. Cuando el monje principal del templo concurrió a solicitar una donación, Hwang lo maltrató aún peor por su edad avanzada. La nuera de Hwang sintió simpatía hacia el monje mayor y pidió disculpas a él en nombre de su suegro ofreciéndole la donación de arroz sin decirlo a Hwang. El monje principal le dijo a ella que si ella quería vivir, ella debería seguirle, y nunca mirar hacia atrás. Al seguir su instrucción, la nuera salió de casa llevando a su bebé a la espalda, pero ella oyó un terrible estruendo del trueno, por lo que le hizo mirar hacia atrás, en ese momento, ella se transformó en una roca en el mismo lugar donde estaba parada. Hasta hoy en día, se observa la roca, y la ubicación de la casa de Hwang que se convirtió en el pozo Hwangji, además el travesaño de la casa hundida todavía es visible. Esta leyenda se ha transmitido en todas las partes del país, en asociación con numerosos pozos incluyendo Hwangji del monte de Taebaeksan de la provincia de Gangwon-do; el embalse Uirimji de Jechon de la provincia de Chungcheongbukdo; y el lago Gyeongpoho de Gangneung de la provincia de Gangwon-do. En la versión respecto al embalse Uirimji, la nuera que sigue al monje está embarazada y sobrevive al final. En el caso de la historia del lago Gyeongpoho, el donante de buen corazón no es la nuera de un hombre adinerado sino su siervo. En otras versiones, como se describe en las versiones de Gwirae-ri o Jeonggok-myeon de Uiryeong, la nuera transformada en una roca ha llegado a ser un objeto de adoración como una deidad guardiana de la aldea o como la roca donde se elevan plegarias para pedir por la concepción que se llama Gijaseok. En algunas versiones, cuando la casa del rico se está hundiendo, el adinerado se transforma en una serpiente y empieza a vivir en el pozo, mientras en otras versiones, la parte acerca de la nuera ha sido omitida. También hay una variación que aprovecha la geomancia tradicional como un medio de castigo, en la que el monje o siervos acosados por el hombre rico miserable engañan a ese rico para hacerle aún más rico y convencerle de bloquear un lugar auspicioso que es la fuente de sus fortunas que se encuentra en la casa del rico, lo cual le conduce a perder todo. La manera de castigar al hombre rico como inundar su casa indica que el monje mayor es una deidad o un ser muy cercano a una deidad, mientras el hombre rico y su nuera son del mundo humano representando lo malo y lo bueno. Existen diferentes y numerosas interpretaciones sobre el trágico final de la nuera pese a su buena voluntad. Con esta fosilización de la nuera perece que este cuento va más allá del tema simple de “recompensar al bueno y castigar al malo”. La ruptura del tabú por parte de la nuera es el simple acto de inclinar la cabeza hacia atrás, un acto muy natural y humano, lo cual se puede interpretar como moralidad, como límite de la vida humana a pesar de la busca de trascendencia, o como escepticismo humano o resistencia contra el destino humano como lo decidido por el dios. Otra interpretación es que el tabú impuesto por el monje mayor es una revelación divina que abre el camino por donde los humanos cruzan este mundo al otro, o de la vida anterior a la vida futura, lo que quiere decir que la ruptura del tabú de la nuera y su fosilización pueden verse como la consecuencia de su fracaso basado en ser atrapada por su vida anterior. Esta narrativa confirma la universalidad de la tradición popular de Corea, y a través de muchas variaciones del cuento, se puede observar el reconocimiento sobre el orden transcendental y los problemas fundamentales de la existencia humana, experimentados por la gente común y corriente.

Estanque De Hombre Rico

Estanque De Hombre Rico
Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Jeonseol

Autor CheonHyesook(千惠淑)

La leyenda “Jangjamot” narra la historia de un hombre rico cuya casa se convirtió en un pozo por una inundación, como resultado de su maltrato hacia un monje que estaba pidiendo donaciones. La nuera del hombre adinerado también se transformó en una roca como castigo por haber roto el tabú impuesto por el monje. El hombre rico, Hwang de la provincia de Gangwondo, cuya familia de tres generaciones poseía la tierra suficiente para cultivar diez mil sacos de arroz cada año, se conocía por su maltrato hacia los monjes que pedían donaciones, por ejemplo, colgando a un monje en la entrada de su casa con una mochila llena de estiércol vacuno, llevada a la espalda. Cuando el monje principal del templo concurrió a solicitar una donación, Hwang lo maltrató aún peor por su edad avanzada. La nuera de Hwang sintió simpatía hacia el monje mayor y pidió disculpas a él en nombre de su suegro ofreciéndole la donación de arroz sin decirlo a Hwang. El monje principal le dijo a ella que si ella quería vivir, ella debería seguirle, y nunca mirar hacia atrás. Al seguir su instrucción, la nuera salió de casa llevando a su bebé a la espalda, pero ella oyó un terrible estruendo del trueno, por lo que le hizo mirar hacia atrás, en ese momento, ella se transformó en una roca en el mismo lugar donde estaba parada. Hasta hoy en día, se observa la roca, y la ubicación de la casa de Hwang que se convirtió en el pozo Hwangji, además el travesaño de la casa hundida todavía es visible. Esta leyenda se ha transmitido en todas las partes del país, en asociación con numerosos pozos incluyendo Hwangji del monte de Taebaeksan de la provincia de Gangwon-do; el embalse Uirimji de Jechon de la provincia de Chungcheongbukdo; y el lago Gyeongpoho de Gangneung de la provincia de Gangwon-do. En la versión respecto al embalse Uirimji, la nuera que sigue al monje está embarazada y sobrevive al final. En el caso de la historia del lago Gyeongpoho, el donante de buen corazón no es la nuera de un hombre adinerado sino su siervo. En otras versiones, como se describe en las versiones de Gwirae-ri o Jeonggok-myeon de Uiryeong, la nuera transformada en una roca ha llegado a ser un objeto de adoración como una deidad guardiana de la aldea o como la roca donde se elevan plegarias para pedir por la concepción que se llama Gijaseok. En algunas versiones, cuando la casa del rico se está hundiendo, el adinerado se transforma en una serpiente y empieza a vivir en el pozo, mientras en otras versiones, la parte acerca de la nuera ha sido omitida. También hay una variación que aprovecha la geomancia tradicional como un medio de castigo, en la que el monje o siervos acosados por el hombre rico miserable engañan a ese rico para hacerle aún más rico y convencerle de bloquear un lugar auspicioso que es la fuente de sus fortunas que se encuentra en la casa del rico, lo cual le conduce a perder todo. La manera de castigar al hombre rico como inundar su casa indica que el monje mayor es una deidad o un ser muy cercano a una deidad, mientras el hombre rico y su nuera son del mundo humano representando lo malo y lo bueno. Existen diferentes y numerosas interpretaciones sobre el trágico final de la nuera pese a su buena voluntad. Con esta fosilización de la nuera perece que este cuento va más allá del tema simple de “recompensar al bueno y castigar al malo”. La ruptura del tabú por parte de la nuera es el simple acto de inclinar la cabeza hacia atrás, un acto muy natural y humano, lo cual se puede interpretar como moralidad, como límite de la vida humana a pesar de la busca de trascendencia, o como escepticismo humano o resistencia contra el destino humano como lo decidido por el dios. Otra interpretación es que el tabú impuesto por el monje mayor es una revelación divina que abre el camino por donde los humanos cruzan este mundo al otro, o de la vida anterior a la vida futura, lo que quiere decir que la ruptura del tabú de la nuera y su fosilización pueden verse como la consecuencia de su fracaso basado en ser atrapada por su vida anterior. Esta narrativa confirma la universalidad de la tradición popular de Corea, y a través de muchas variaciones del cuento, se puede observar el reconocimiento sobre el orden transcendental y los problemas fundamentales de la existencia humana, experimentados por la gente común y corriente.