Imposible Matar

Palabra clave

불가사리 ( Bulgasari )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Jeonseol

Autor ChoJaehyun(趙在顯)
Fecha de la renovación 2018-12-26

La leyenda “Bulgasari” cuenta la historia sobre un monstruo espantoso que seguía creciendo comiendo todos los objetos metálicos a su alrededor, a finales del reino Goryeo. Bulgasari es un monstruo imaginario, a veces se encuentra pintado en las pantallas plegables o chimeneas debido a la creencia popular de que la puntura de Bulgasari proporciona la protección de desastres e incendios. El libro 《Songnamjapji147》 de la dinastía Joseon describe: “En los últimos años de la capital de Goryeo, Songdo, vivía un monstruo que comía todo tipo de chatarra de metal, y la gente intentaba matarlo, pero no podía tener éxito, entonces le dieron al monstruo el nombre de Bulgasari, que significaba “Imposible matar”. Incluso cuando se produjo un incendio, Bulgasari voló hacia la aldea cuyo cuerpo estaba en llamas y quemó todas las casas”.
Un día, el gobierno emitió la orden de detener a todos los monjes budistas, por lo que los monjes que estaban en sus templos huyeron. Uno de los monjes fue a la casa de su hermana y le pidió ayuda. Su hermana lo escondió en el armario de la pared, pero sugirió a su marido denunciar a su hermano a cambio de las riquezas materiales. Enfurecido por la mala intención de ella, el marido mató a su esposa y puso en libertad al monje. Mientras estaba encerrado en el armario, el monje hizo un objeto en forma de bestia grotesca con el arroz cocido y le alimentó con agujas. De forma sorprendente, el monstruo seguía comiendo las agujas y creciendo, y cuando no quedó nada de comer en la casa, él salió afuera a comer cualquier tipo de chatarra y creciendo cada vez más. En un intento de capturar a este monstruo, el gobierno reunió a los hombres para matarlo con flechas y espadas, sin embargo, todos ellos fracasaron. Finalmente, ellos intentaron fundirlo con el fuego, pero el monstruo recorrió por la aldea y encendió todo porque su cuerpo estaba en llamas. En algunas variaciones, el monstruo se mata por un monje eminente. El nombre de Bulgasari también se interpreta como “imposible de matar”, al mismo tiempo, en un diferente conjunto de caracteres chinos, o en la forma de variante del nombre de Hwagasari, significa “matado por el fuego”. Algunas versiones citan como la razón de detener a los monjes budistas en la narrativa, los actos promiscuos del monje budista, Sindon que se encargó de todos los asuntos estatales a finales de Goryeo, y se reveló que él aprovechó su posición para violar a muchas mujeres, como resultado, se produjeron muchos niños huérfanos de padre. En las variaciones de la leyenda en las que el monstruo se elimina por el fuego y la detención de monjes budistas suceden debido a una política para reprimir el budismo y fomentar el confucianismo, y el monstruo es creado por un monje divino en un intento de criticar al gobierno por encerrar a los monjes inocentes. Algunas versiones describen a Bulgasari como un monstruo creado por el monje fugitivo para expresar su gratitud a su cuñado por haber salvado la vida de su hermana codiciosa. El método de erradicar al monstruo es similar en la mayoría de las variaciones: tras atraer al monstruo con un una chatarra metálica, se hace el fuego golpeando dos piedras en la cola del monstruo, por lo que se convierte el monstruo en un gran grano de arroz carbonizado haciendo un tremendo ruido. La leyenda de Bulgasari advierte contra la codicia a través del personaje de hermana que trata de traicionar a su hermano por riqueza material. La relación entre hermanos maximiza el conflicto dramático de la historia, tanto como el fortalecimiento de los valores éticos como un relato admonitorio. La narrativa se puede leer también como una predicción de la caída de una dinastía y la fundación de una nueva. Esta es un cuento raro en la tradición oral coreana, donde aparece un monstruo, y se relaciona con una gama de discursos políticos, históricos y religiosos.

Imposible Matar

Imposible Matar
Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Jeonseol

Autor ChoJaehyun(趙在顯)
Fecha de la renovación 2018-12-26

La leyenda “Bulgasari” cuenta la historia sobre un monstruo espantoso que seguía creciendo comiendo todos los objetos metálicos a su alrededor, a finales del reino Goryeo. Bulgasari es un monstruo imaginario, a veces se encuentra pintado en las pantallas plegables o chimeneas debido a la creencia popular de que la puntura de Bulgasari proporciona la protección de desastres e incendios. El libro 《Songnamjapji147》 de la dinastía Joseon describe: “En los últimos años de la capital de Goryeo, Songdo, vivía un monstruo que comía todo tipo de chatarra de metal, y la gente intentaba matarlo, pero no podía tener éxito, entonces le dieron al monstruo el nombre de Bulgasari, que significaba “Imposible matar”. Incluso cuando se produjo un incendio, Bulgasari voló hacia la aldea cuyo cuerpo estaba en llamas y quemó todas las casas”.Un día, el gobierno emitió la orden de detener a todos los monjes budistas, por lo que los monjes que estaban en sus templos huyeron. Uno de los monjes fue a la casa de su hermana y le pidió ayuda. Su hermana lo escondió en el armario de la pared, pero sugirió a su marido denunciar a su hermano a cambio de las riquezas materiales. Enfurecido por la mala intención de ella, el marido mató a su esposa y puso en libertad al monje. Mientras estaba encerrado en el armario, el monje hizo un objeto en forma de bestia grotesca con el arroz cocido y le alimentó con agujas. De forma sorprendente, el monstruo seguía comiendo las agujas y creciendo, y cuando no quedó nada de comer en la casa, él salió afuera a comer cualquier tipo de chatarra y creciendo cada vez más. En un intento de capturar a este monstruo, el gobierno reunió a los hombres para matarlo con flechas y espadas, sin embargo, todos ellos fracasaron. Finalmente, ellos intentaron fundirlo con el fuego, pero el monstruo recorrió por la aldea y encendió todo porque su cuerpo estaba en llamas. En algunas variaciones, el monstruo se mata por un monje eminente. El nombre de Bulgasari también se interpreta como “imposible de matar”, al mismo tiempo, en un diferente conjunto de caracteres chinos, o en la forma de variante del nombre de Hwagasari, significa “matado por el fuego”. Algunas versiones citan como la razón de detener a los monjes budistas en la narrativa, los actos promiscuos del monje budista, Sindon que se encargó de todos los asuntos estatales a finales de Goryeo, y se reveló que él aprovechó su posición para violar a muchas mujeres, como resultado, se produjeron muchos niños huérfanos de padre. En las variaciones de la leyenda en las que el monstruo se elimina por el fuego y la detención de monjes budistas suceden debido a una política para reprimir el budismo y fomentar el confucianismo, y el monstruo es creado por un monje divino en un intento de criticar al gobierno por encerrar a los monjes inocentes. Algunas versiones describen a Bulgasari como un monstruo creado por el monje fugitivo para expresar su gratitud a su cuñado por haber salvado la vida de su hermana codiciosa. El método de erradicar al monstruo es similar en la mayoría de las variaciones: tras atraer al monstruo con un una chatarra metálica, se hace el fuego golpeando dos piedras en la cola del monstruo, por lo que se convierte el monstruo en un gran grano de arroz carbonizado haciendo un tremendo ruido. La leyenda de Bulgasari advierte contra la codicia a través del personaje de hermana que trata de traicionar a su hermano por riqueza material. La relación entre hermanos maximiza el conflicto dramático de la historia, tanto como el fortalecimiento de los valores éticos como un relato admonitorio. La narrativa se puede leer también como una predicción de la caída de una dinastía y la fundación de una nueva. Esta es un cuento raro en la tradición oral coreana, donde aparece un monstruo, y se relaciona con una gama de discursos políticos, históricos y religiosos.