Pino De Segundo Rango Superior Del Monte De Songnisan De Boeun

Palabra clave

보은속리정이품송 ( Second Senior Rank Pine of Mt. Songni in Boeun )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Jeonseol

Autor LeeSanghee(李尙姬)
Fecha de la renovación 2019-06-10

La leyenda “Jeongipumsong” narra la historia sobre el pino que se encuentra en la entrada del templo de Beopjusa del monte de Songnisan y el Rey Sejo de Joseon. La historia se basa en la visita del rey a la aldea Hoein-myeon y el monte de Songnisan de Boeun de la provincia de Chungcheongnamdo, del 26 al 29 de febrero de 1464, el décimo año del reinado del Rey Sejo. Sin embargo, la anécdota sobre el pino no se encuentra en los registros históricos, por tanto se cree que la historia del pino se ha transmitido con base en la imaginación y perspectiva histórica de los residentes locales.
Sufriendo varios síntomas de enfermedades relacionadas con la piel y ojos, el Rey Sejo intentaba curarse en lugares escénicos de todas las partes del país. Él se dirigió al templo de Beopjusa del monte de Songnisan, y a su llegada a la aldea Sangpan-ri por el paso de montaña, Maltijae, ellos encontraron un gran pino ubicado junto a la senda, en forma de paraguas. Al verlo, el rey dijo: “Esto me impide el palanquín”. En este momento, las ramas del pino situados a baja altura se levantaron hacia el cielo, abriendo el camino para el rey. En agradecimiento al pino, Sejo otorgó al pino un puesto de segundo rango superior de su gobierno. En algunas versiones, el pino levanta sus ramas para que el rey evite un aguacero en camino a su villa real. Otro cuento de la forma del pino se ha transmitido en una diferente región. La leyenda de árbol con ramas caídas del monte de Dongsan de Cheongdo, cuenta la historia en que cuando un ministro pasa por el camino, las ramas de un árbol caen como si hicieran una profunda reverencia al ministro y nunca vuelven a levantarse desde entonces. Esta leyenda de Jeongipumsong enfatiza el pino como un símbolo de la fidelidad, tendiendo como telón de fondo la enfermedad del Rey Sejo y la inestabilidad de su reinado. Las versiones que cuentan la historia de que el rey evita un aguacero bajo las ramas de un pino reflejan la perspectiva histórica de los residentes locales de aquel tiempo.

Pino De Segundo Rango Superior Del Monte De Songnisan De Boeun

Pino De Segundo Rango Superior Del Monte De Songnisan De Boeun
Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Jeonseol

Autor LeeSanghee(李尙姬)
Fecha de la renovación 2019-06-10

La leyenda “Jeongipumsong” narra la historia sobre el pino que se encuentra en la entrada del templo de Beopjusa del monte de Songnisan y el Rey Sejo de Joseon. La historia se basa en la visita del rey a la aldea Hoein-myeon y el monte de Songnisan de Boeun de la provincia de Chungcheongnamdo, del 26 al 29 de febrero de 1464, el décimo año del reinado del Rey Sejo. Sin embargo, la anécdota sobre el pino no se encuentra en los registros históricos, por tanto se cree que la historia del pino se ha transmitido con base en la imaginación y perspectiva histórica de los residentes locales.Sufriendo varios síntomas de enfermedades relacionadas con la piel y ojos, el Rey Sejo intentaba curarse en lugares escénicos de todas las partes del país. Él se dirigió al templo de Beopjusa del monte de Songnisan, y a su llegada a la aldea Sangpan-ri por el paso de montaña, Maltijae, ellos encontraron un gran pino ubicado junto a la senda, en forma de paraguas. Al verlo, el rey dijo: “Esto me impide el palanquín”. En este momento, las ramas del pino situados a baja altura se levantaron hacia el cielo, abriendo el camino para el rey. En agradecimiento al pino, Sejo otorgó al pino un puesto de segundo rango superior de su gobierno. En algunas versiones, el pino levanta sus ramas para que el rey evite un aguacero en camino a su villa real. Otro cuento de la forma del pino se ha transmitido en una diferente región. La leyenda de árbol con ramas caídas del monte de Dongsan de Cheongdo, cuenta la historia en que cuando un ministro pasa por el camino, las ramas de un árbol caen como si hicieran una profunda reverencia al ministro y nunca vuelven a levantarse desde entonces. Esta leyenda de Jeongipumsong enfatiza el pino como un símbolo de la fidelidad, tendiendo como telón de fondo la enfermedad del Rey Sejo y la inestabilidad de su reinado. Las versiones que cuentan la historia de que el rey evita un aguacero bajo las ramas de un pino reflejan la perspectiva histórica de los residentes locales de aquel tiempo.