Mito De Kim Alji(金阏智神话)

Palabra clave

김알지신화 ( 金阏智神话 , Kimaljisinhwa )

Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Sinhwa

Autor CheonHyesook(千惠淑)

El mito “Kimaljisinhwa” cuenta la historia de Kim Alji, el progenitor de la familia real de Kim del reino Silla y el clan de Gyeongju Kim. Kim Alji servía como un gran ministro llamado Daebo bajo el Rey Talhae y fue nombrado como un príncipe heredero pero no pudo llegar a ser entronizado. El cuento ha sido transmitido como un mito de progenitor o como parte de la historia de clan a través de algunos libros genealógicos o escritos familiares del clan de Gyeongju Kim.

Un noche en la época del reinado del Rey Talhae del reino Silla, el gran ministro Hogong vio la luz que salía del bosque Sirim, mientras él estaba caminando por la aldea oeste llamado Seori de la capital Wolseong. Las nubes púrpuras estaban extendidas por el cielo, y una caja de oro estaba colgada en las ramas de un árbol despidiendo rayos de luz. Bajo el árbol, un gallo blanco estaba cantando. Al oír lo que estaba pasando, el rey fue al bosque y abrió la caja, en cuyo interior estaba agachado un niño, que se levantó cuando él fue encontrado. El rey llevó al niño a su palacio con el acompañamiento de bestias y aves que estaban bailando y saltando de alegría. El rey le puso el nombre Alji, que significaba “niño pequeño” y el apellido Kim que significaba “oro” ya que el niño había venido en una caja de oro. El Rey Talhae seleccionó una fecha auspiciosa y nombró Kim Alji como príncipe heredero, pero al final, accedió al trono el Rey Pasa. Michu, nieto en séptima generación de Kim Alji fue entronizado más tarde como rey formando la familia real Kim del reino Silla.

Como un mito, tanto de la familia real como del clan, el mito de Kim Alji comparte algunas similitudes con muchos mitos fundadores coreanos que se caracterizan por el descenso del cielo, nacimiento de un huevo y aparición de animales divinos salvo algunas diferencias importantes: el descenso en el cuento de Kim Alji es representado de modo indirecto; una caja es el medio de nacimiento del protagonista en vez de un huevo; y el gallo blanco tiene lugar de un animal divino.

La historia de Kim Alji difiere también de otros relatos sobre progenitores de clanes en la que los protagonistas aparecen en lugares tales como tierra, mar, pozo o roca, porque el descenso del cielo es un mitema generalmente reservado para los reyes o progenitores nacionales en la mitología coreana. En el cuento, Kim Alji no crea un reino ni se convierte en rey, pero se representa como un ser que viene del cielo por muchos de sus descendientes entronizados incluyendo su nieto que pertenece a la séptima generación, Michu que subió al trono de Silla. A pesar de ello, el mito de Kim Alji nunca se ha transmitido como parte de rituales estatales o narrativas políticas, ya que él mismo no pudo llegar a ser rey.

Mito De Kim Alji

Mito De Kim Alji
Ubicación de la enciclopedia

Literatura Popular de Corea > Cuento > Sinhwa

Autor CheonHyesook(千惠淑)

El mito “Kimaljisinhwa” cuenta la historia de Kim Alji, el progenitor de la familia real de Kim del reino Silla y el clan de Gyeongju Kim. Kim Alji servía como un gran ministro llamado Daebo bajo el Rey Talhae y fue nombrado como un príncipe heredero pero no pudo llegar a ser entronizado. El cuento ha sido transmitido como un mito de progenitor o como parte de la historia de clan a través de algunos libros genealógicos o escritos familiares del clan de Gyeongju Kim. Un noche en la época del reinado del Rey Talhae del reino Silla, el gran ministro Hogong vio la luz que salía del bosque Sirim, mientras él estaba caminando por la aldea oeste llamado Seori de la capital Wolseong. Las nubes púrpuras estaban extendidas por el cielo, y una caja de oro estaba colgada en las ramas de un árbol despidiendo rayos de luz. Bajo el árbol, un gallo blanco estaba cantando. Al oír lo que estaba pasando, el rey fue al bosque y abrió la caja, en cuyo interior estaba agachado un niño, que se levantó cuando él fue encontrado. El rey llevó al niño a su palacio con el acompañamiento de bestias y aves que estaban bailando y saltando de alegría. El rey le puso el nombre Alji, que significaba “niño pequeño” y el apellido Kim que significaba “oro” ya que el niño había venido en una caja de oro. El Rey Talhae seleccionó una fecha auspiciosa y nombró Kim Alji como príncipe heredero, pero al final, accedió al trono el Rey Pasa. Michu, nieto en séptima generación de Kim Alji fue entronizado más tarde como rey formando la familia real Kim del reino Silla. Como un mito, tanto de la familia real como del clan, el mito de Kim Alji comparte algunas similitudes con muchos mitos fundadores coreanos que se caracterizan por el descenso del cielo, nacimiento de un huevo y aparición de animales divinos salvo algunas diferencias importantes: el descenso en el cuento de Kim Alji es representado de modo indirecto; una caja es el medio de nacimiento del protagonista en vez de un huevo; y el gallo blanco tiene lugar de un animal divino. La historia de Kim Alji difiere también de otros relatos sobre progenitores de clanes en la que los protagonistas aparecen en lugares tales como tierra, mar, pozo o roca, porque el descenso del cielo es un mitema generalmente reservado para los reyes o progenitores nacionales en la mitología coreana. En el cuento, Kim Alji no crea un reino ni se convierte en rey, pero se representa como un ser que viene del cielo por muchos de sus descendientes entronizados incluyendo su nieto que pertenece a la séptima generación, Michu que subió al trono de Silla. A pesar de ello, el mito de Kim Alji nunca se ha transmitido como parte de rituales estatales o narrativas políticas, ya que él mismo no pudo llegar a ser rey.