pisar al dios de la tierrar(地神-)

Palabra clave

지신밟기 ( 地神- , Jisinbapgi )

Ubicación de la enciclopedia

costumbres estacionales de Corea > Enero > Enero > Vacaciones estacionales

Autor ParkJeonyeol(朴銓烈)

Es una costumbre estacional de Jeongwol Daeborum (día de la Gran Luna Llena, 15 del primer mes lunar), que consiste en realizar gosa (ceremonias de sacrificio) y tocar instrumentos de música folclórica rezando por la bendición de Jisin (dios de la tierra), que según creencias antiguas protege el terreno de la casa. El Jisin babgi conoce por diferentes nombres, tales como geollip (mendigar granos o dinero), geolgung (pedir limosna), gosaban (mesa de limosna), gosapuri (canciones chamánicas), madang bapgi (pisar el patio), jusalmaeki (protegerse de desgracias), maegu (enterrar a los espíritus malignos), maegwi (enterrar a los espíritus), etc., dependiendo de los aspectos que se quiera resaltar. Según las creencias que respaldan esta costumbre, cada parte de la casa -la puerta principal, el patio, el lugar donde están las tinajas de condimentos fermentados, el baño, la cocina, el vestíbulo entarimado y la habitación principal, entre otros- tiene su propio dios. La ceremonia se compone de dos fases: un rito en el que se pisotea la tierra con cantos y palabras que ahuyentan a los espíritus malignos y atraen la buena suerte; y el pungmulnori o función de música y danza populares destinada a consolar al dios de la tierra.

El jisin bapgi se lleva a cabo principalmente alrededor del día Jeongwol Daeboreum, ya que coincide con una época relativamente ociosa para los campesinos y se siente aún el ambiente festivo de Seol; además de que la primera luna llena del año nuevo acrecienta en el corazón de los campesinos el deseo de tener buena suerte y una abundante cosecha para el año.

Las detalladas formas y los contenidos de las plegarias de jisin bapgi varían dependiendo de la región, pero el orden de la ceremonia es igual en todas partes. El rito en pro del bienestar del poblado siempre precede al jisin bapgi. Para llevar a cabo dicho rito, lo primero que se hace es ofrendar licor y diversos en la montaña principal de la aldea (jusan) o en la montaña donde reside el dios guardián del pueblo (dangsan), luego se quema incienso, se hacen dos reverencias y, acto seguido, viene la recitación de plegarias ante el dios de la tierra. Luego de realizar este rito en beneficio del pueblo entero, un grupo de aldeanos emprende la visita a cada casa. Se puede dividir en dos grandes partes el orden de este jisin bapgi que se realiza en estas visitas. En la primera parte, el líder de la banda folclórica y los músicos rezan para bendecir los diferentes espacios de la casa, tales como el lugar donde se encuentran las tinajas de condimentos fermentados, el granero, el establo, la cocina, el vestíbulo entarimado y la habitación principal, entre otros. En la segunda parte, la banda folclórica muestra su talento musical con una actuación en el patio de la misma casa, donde también se dan cita algunos cómicos para divertir y hacer reír a los presentes. No obstante, esta segunda parte puede ser omitida dependiendo de la región y dimensión de la ceremonia. En Iksan, provincia de Jeolla del Norte, la banda folclórica de jisin bapgi entra por la puerta principal y pasa por el patio, la cocina y el lugar donde están las tinajas de condimentos fermentados, recitando oraciones. Luego, vuelven de nuevo al patio y organizan una función con el fin de divertir. Después de este espectáculo colectivo, donde participan todos los miembros de la banda formando un círculo, vienen las interpretaciones individuales del seoljanggo (el solo de janggu, tambor tradicional en forma de reloj de arena) y del beopgochum (danza de tambor de dharma). A continuación, una vez acabado todo, la banda se despide del dueño de la casa y se traslada a otra.

Hay veces en que las bandas folclóricas no se limitan a visitar las casas de su poblado sino que también van a poblados vecinos o ciudades cercanas para realizar la ceremonia. En el caso de que una banda folclórica se dedique a hacer el jisin bapgi en otro poblado que no sea el suyo y en época de poco trabajo para los campesinos, se considera que es un tipo de pumasi (ayuda mutua en el trabajo agrícola) entre las dos aldeas. Es decir, si la banda folclórica de un poblado visita otro pueblo para realizar el jisin bapgi, aquel debe también recibir la de este. Existen casos de bandas folclóricas de campesinos que amplían su actuación a pueblos cercanos, dedicando cada vez más tiempo a esta actividad y, al final, se convierten en geollippae o grupos profesionales de jisin bapgi.

Las bandas folclóricas de jisin bapgi cumplen un rol importante, ya que salvaguardan y transmiten la tradición musical y festiva de la comunidad al hacer ritos y espectáculos que repiten cada año. Asimismo, el hecho de realizar el mismo rito y espectáculo en cada una de las casas que componen un poblado consolida la identidad comunicatoria y la intimidad entre sus miembros.

Audio

more

pisar al dios de la tierrar

pisar al dios de la tierrar
Ubicación de la enciclopedia

costumbres estacionales de Corea > Enero > Enero > Vacaciones estacionales

Autor ParkJeonyeol(朴銓烈)

Es una costumbre estacional de Jeongwol Daeborum (día de la Gran Luna Llena, 15 del primer mes lunar), que consiste en realizar gosa (ceremonias de sacrificio) y tocar instrumentos de música folclórica rezando por la bendición de Jisin (dios de la tierra), que según creencias antiguas protege el terreno de la casa. El Jisin babgi conoce por diferentes nombres, tales como geollip (mendigar granos o dinero), geolgung (pedir limosna), gosaban (mesa de limosna), gosapuri (canciones chamánicas), madang bapgi (pisar el patio), jusalmaeki (protegerse de desgracias), maegu (enterrar a los espíritus malignos), maegwi (enterrar a los espíritus), etc., dependiendo de los aspectos que se quiera resaltar. Según las creencias que respaldan esta costumbre, cada parte de la casa -la puerta principal, el patio, el lugar donde están las tinajas de condimentos fermentados, el baño, la cocina, el vestíbulo entarimado y la habitación principal, entre otros- tiene su propio dios. La ceremonia se compone de dos fases: un rito en el que se pisotea la tierra con cantos y palabras que ahuyentan a los espíritus malignos y atraen la buena suerte; y el pungmulnori o función de música y danza populares destinada a consolar al dios de la tierra. El jisin bapgi se lleva a cabo principalmente alrededor del día Jeongwol Daeboreum, ya que coincide con una época relativamente ociosa para los campesinos y se siente aún el ambiente festivo de Seol; además de que la primera luna llena del año nuevo acrecienta en el corazón de los campesinos el deseo de tener buena suerte y una abundante cosecha para el año. Las detalladas formas y los contenidos de las plegarias de jisin bapgi varían dependiendo de la región, pero el orden de la ceremonia es igual en todas partes. El rito en pro del bienestar del poblado siempre precede al jisin bapgi. Para llevar a cabo dicho rito, lo primero que se hace es ofrendar licor y diversos en la montaña principal de la aldea (jusan) o en la montaña donde reside el dios guardián del pueblo (dangsan), luego se quema incienso, se hacen dos reverencias y, acto seguido, viene la recitación de plegarias ante el dios de la tierra. Luego de realizar este rito en beneficio del pueblo entero, un grupo de aldeanos emprende la visita a cada casa. Se puede dividir en dos grandes partes el orden de este jisin bapgi que se realiza en estas visitas. En la primera parte, el líder de la banda folclórica y los músicos rezan para bendecir los diferentes espacios de la casa, tales como el lugar donde se encuentran las tinajas de condimentos fermentados, el granero, el establo, la cocina, el vestíbulo entarimado y la habitación principal, entre otros. En la segunda parte, la banda folclórica muestra su talento musical con una actuación en el patio de la misma casa, donde también se dan cita algunos cómicos para divertir y hacer reír a los presentes. No obstante, esta segunda parte puede ser omitida dependiendo de la región y dimensión de la ceremonia. En Iksan, provincia de Jeolla del Norte, la banda folclórica de jisin bapgi entra por la puerta principal y pasa por el patio, la cocina y el lugar donde están las tinajas de condimentos fermentados, recitando oraciones. Luego, vuelven de nuevo al patio y organizan una función con el fin de divertir. Después de este espectáculo colectivo, donde participan todos los miembros de la banda formando un círculo, vienen las interpretaciones individuales del seoljanggo (el solo de janggu, tambor tradicional en forma de reloj de arena) y del beopgochum (danza de tambor de dharma). A continuación, una vez acabado todo, la banda se despide del dueño de la casa y se traslada a otra. Hay veces en que las bandas folclóricas no se limitan a visitar las casas de su poblado sino que también van a poblados vecinos o ciudades cercanas para realizar la ceremonia. En el caso de que una banda folclórica se dedique a hacer el jisin bapgi en otro poblado que no sea el suyo y en época de poco trabajo para los campesinos, se considera que es un tipo de pumasi (ayuda mutua en el trabajo agrícola) entre las dos aldeas. Es decir, si la banda folclórica de un poblado visita otro pueblo para realizar el jisin bapgi, aquel debe también recibir la de este. Existen casos de bandas folclóricas de campesinos que amplían su actuación a pueblos cercanos, dedicando cada vez más tiempo a esta actividad y, al final, se convierten en geollippae o grupos profesionales de jisin bapgi. Las bandas folclóricas de jisin bapgi cumplen un rol importante, ya que salvaguardan y transmiten la tradición musical y festiva de la comunidad al hacer ritos y espectáculos que repiten cada año. Asimismo, el hecho de realizar el mismo rito y espectáculo en cada una de las casas que componen un poblado consolida la identidad comunicatoria y la intimidad entre sus miembros.