juego de la quema de ratones

Palabra clave

쥐불놀이 ( Jwibul Nori )

Ubicación de la enciclopedia

costumbres estacionales de Corea > Enero > Enero > Vacaciones estacionales

Autor JangJungryong(張正龍)
Fecha de la renovación 2018-11-08

Esta costumbre de quemar la maleza del campo se realiza como juego. Consiste en salir al campo con antorchas y poner fuego a la maleza y al pasto que crece en los campos de arroz y en los terrenos de cultivo, lo que permite reducir los daños que causan los insectos nocivos a las futuras cosechas. Se le llama también seohwahee y hunseohwa, que significan “fiesta de prender fuego a los ratones”.
La señal para llevar a cabo el jwibul nori es el fuego al daljip (lit. casa de la luna) el día de la Gran Luna Llena (15 del primer mes lunar). El jwibul nori se suele llevar a cabo al anochecer de este día o el día anterior, y a veces también el primer día del ratón del año lunar en las casas de los labradores.
Al incendiar la maleza, también mueren o escapan las ratas y los saltamontes, y se queman las larvas de insectos dañinos que han desovado entre los arbustos, lo cual redunda en beneficio de los cultivos.
Además, las cenizas sirven como fertilizantes para el suelo. La práctica hace que el pasto crezca vigoroso y eso evita que se desmoronen los caballones levantados sobre el terreno de cultivo. Sobre todo, lo importante es que el fuego mata o hace huir a las ratas, que eran las transmisoras de enfermedades contagiosas.
En el juego del jwibul nori, los lugareños se dividen en dos grupos y cada grupo trata de hacer que su fuego sea el más grande y el más intenso. El juego es una manera indirecta de predecir la suerte de ese año: los que logran provocar el fuego más grande se verán libres de desgracias y disfrutarán de una cosecha abundante. Además de los beneficios prácticos que proporciona el fuego a la agricultura, como forma de evitar a los ratones u otros animales salvajes como el jabalí y prevenir las enfermedades provocadas por otros insectos dañinos, la costumbre simboliza los deseos de obtener abundante cosecha y acrecentar la riqueza que la comunidad abriga al comenzar el año.

Audio

juego de la quema de ratones

juego de la quema de ratones
Ubicación de la enciclopedia

costumbres estacionales de Corea > Enero > Enero > Vacaciones estacionales

Autor JangJungryong(張正龍)
Fecha de la renovación 2018-11-08

Esta costumbre de quemar la maleza del campo se realiza como juego. Consiste en salir al campo con antorchas y poner fuego a la maleza y al pasto que crece en los campos de arroz y en los terrenos de cultivo, lo que permite reducir los daños que causan los insectos nocivos a las futuras cosechas. Se le llama también seohwahee y hunseohwa, que significan “fiesta de prender fuego a los ratones”.La señal para llevar a cabo el jwibul nori es el fuego al daljip (lit. casa de la luna) el día de la Gran Luna Llena (15 del primer mes lunar). El jwibul nori se suele llevar a cabo al anochecer de este día o el día anterior, y a veces también el primer día del ratón del año lunar en las casas de los labradores.Al incendiar la maleza, también mueren o escapan las ratas y los saltamontes, y se queman las larvas de insectos dañinos que han desovado entre los arbustos, lo cual redunda en beneficio de los cultivos.Además, las cenizas sirven como fertilizantes para el suelo. La práctica hace que el pasto crezca vigoroso y eso evita que se desmoronen los caballones levantados sobre el terreno de cultivo. Sobre todo, lo importante es que el fuego mata o hace huir a las ratas, que eran las transmisoras de enfermedades contagiosas.En el juego del jwibul nori, los lugareños se dividen en dos grupos y cada grupo trata de hacer que su fuego sea el más grande y el más intenso. El juego es una manera indirecta de predecir la suerte de ese año: los que logran provocar el fuego más grande se verán libres de desgracias y disfrutarán de una cosecha abundante. Además de los beneficios prácticos que proporciona el fuego a la agricultura, como forma de evitar a los ratones u otros animales salvajes como el jabalí y prevenir las enfermedades provocadas por otros insectos dañinos, la costumbre simboliza los deseos de obtener abundante cosecha y acrecentar la riqueza que la comunidad abriga al comenzar el año.