Tradición Que Considera Al Feto Como Una Persona Que Hay Que Cuidar(胎敎)

Palabra clave

태교 ( 胎敎 )

Ubicación de la enciclopedia

Ritos de Paso de Corea > 일생의례 > Chulsaenguirye

Autor BaeDosik(裵桃植)

Tradición que considera al feto como una persona que hay que cuidar. Entonces, el taegyo incluye todas las creencias o prácticas ejercidas por las mujeres durante el embarazo para influenciar positivamente en el desarrollo prenatal.

Las mujeres coreanas se esfuerzan tanto para portarse bien como para ver y escuchar solamente buenas cosas durante el embarazo con la finalidad de proporcionar el mejor entorno posible para el desarrollo fetal. Estos esfuerzos son conocidos como “taegyo”. Hay dos tipos del taegyo: cosas que deben hacer y cosas que deben evitar.

Primero, las embarazadas no deben ir a los lugares desagradables, tales como los lugares donde las personas se pelean entre sí, lugares que huelen muy mal y lugares donde confluye gente de todas partes. En estos lugares, las embarazadas mismas no se sienten bien, y no hay nada bueno para los fetos. Como se cree que las impurezas del funeral pueden afectar a la diada madre-bebé, ya que el funeral se realiza por la muerte de una persona en el que mucha gente se suelta en llanto, el funeral también se incluye a los lugares a donde las embarazadas no deben ir.

Segundo, las embarazadas deben portarse bien. Ellas no deben hablar mucho, enojarse, emocionarse, sorprenderse, gritar y llorar. Estas emociones de la futura madre se transmiten a su feto. Además, las mujeres no deben insultar a alguien o escuchar a alguien que insulte a otros durante el embarazo. Asimismo, hay que evitar cualquier tipo de peleas, ni acercarse a los lugares del conflicto. Dado que se cree que si la embarazada ve o hace las malas acciones, su feto las aprende en el vientre para repetirlas cuando viene al mundo.

Tercero, las futuras madres intentan evitar los lugares y acciones peligrosas. Hay que quedarse en casa sin salir cuando ya se está siendo tarde, o cuando llueve y hace viento fuerte. Sobre todo, las mujeres deben tener especial cuidado durante el último mes de embarazo. Por ejemplo, ellas no tienen que lavar ropa, porque se cree que si la mujer lava la ropa durante el último mes de embarazo, su bebé tendrá una piel seca y áspera.

Cuarto, las mujeres embarazadas tienen que alejarse de la pereza, practicando ejercicio, lo que beneficia tanto a la futura mamá como al feto. Dormir y tumbarse por largo tiempo podrían ser negativos para la salud de la díada madre-bebé.

Existen varios alimentos prohibidos para las embarazadas, entre los cuales las bebidas alcohólicas y vinagres son consideradas como los alimentos más peligrosos para las futuras madre. Tampoco se consumen las frutas feas o picadas. La razón de la prohibición de dichos alimentos es que anteriormente, se creía que la carne de pato haría al bebé tener las manos y pies con forma de pata de pato; carne de conejo causaría la fisura palatina o los ojos rojos en el bebé; y la embarazada que come el calamar tendría un bebé que nacería sin huesos. Aparte de ellos, los alimentos utilizados en el funeral no son para las embarazadas.

Así, el taegyo se practica con el deseo de que el bebé aprenda lo bueno en la vientre de su madre antes de venir al mundo.

Tradición Que Considera Al Feto Como Una Persona Que Hay Que Cuidar

Tradición Que Considera Al Feto Como Una Persona Que Hay Que Cuidar
Ubicación de la enciclopedia

Ritos de Paso de Corea > 일생의례 > Chulsaenguirye

Autor BaeDosik(裵桃植)

Tradición que considera al feto como una persona que hay que cuidar. Entonces, el taegyo incluye todas las creencias o prácticas ejercidas por las mujeres durante el embarazo para influenciar positivamente en el desarrollo prenatal. Las mujeres coreanas se esfuerzan tanto para portarse bien como para ver y escuchar solamente buenas cosas durante el embarazo con la finalidad de proporcionar el mejor entorno posible para el desarrollo fetal. Estos esfuerzos son conocidos como “taegyo”. Hay dos tipos del taegyo: cosas que deben hacer y cosas que deben evitar. Primero, las embarazadas no deben ir a los lugares desagradables, tales como los lugares donde las personas se pelean entre sí, lugares que huelen muy mal y lugares donde confluye gente de todas partes. En estos lugares, las embarazadas mismas no se sienten bien, y no hay nada bueno para los fetos. Como se cree que las impurezas del funeral pueden afectar a la diada madre-bebé, ya que el funeral se realiza por la muerte de una persona en el que mucha gente se suelta en llanto, el funeral también se incluye a los lugares a donde las embarazadas no deben ir. Segundo, las embarazadas deben portarse bien. Ellas no deben hablar mucho, enojarse, emocionarse, sorprenderse, gritar y llorar. Estas emociones de la futura madre se transmiten a su feto. Además, las mujeres no deben insultar a alguien o escuchar a alguien que insulte a otros durante el embarazo. Asimismo, hay que evitar cualquier tipo de peleas, ni acercarse a los lugares del conflicto. Dado que se cree que si la embarazada ve o hace las malas acciones, su feto las aprende en el vientre para repetirlas cuando viene al mundo. Tercero, las futuras madres intentan evitar los lugares y acciones peligrosas. Hay que quedarse en casa sin salir cuando ya se está siendo tarde, o cuando llueve y hace viento fuerte. Sobre todo, las mujeres deben tener especial cuidado durante el último mes de embarazo. Por ejemplo, ellas no tienen que lavar ropa, porque se cree que si la mujer lava la ropa durante el último mes de embarazo, su bebé tendrá una piel seca y áspera. Cuarto, las mujeres embarazadas tienen que alejarse de la pereza, practicando ejercicio, lo que beneficia tanto a la futura mamá como al feto. Dormir y tumbarse por largo tiempo podrían ser negativos para la salud de la díada madre-bebé. Existen varios alimentos prohibidos para las embarazadas, entre los cuales las bebidas alcohólicas y vinagres son consideradas como los alimentos más peligrosos para las futuras madre. Tampoco se consumen las frutas feas o picadas. La razón de la prohibición de dichos alimentos es que anteriormente, se creía que la carne de pato haría al bebé tener las manos y pies con forma de pata de pato; carne de conejo causaría la fisura palatina o los ojos rojos en el bebé; y la embarazada que come el calamar tendría un bebé que nacería sin huesos. Aparte de ellos, los alimentos utilizados en el funeral no son para las embarazadas. Así, el taegyo se practica con el deseo de que el bebé aprenda lo bueno en la vientre de su madre antes de venir al mundo.